Al menos trece muertos, incluido un policía, en tiroteo en bar de California

0
74
Miembros de la policía aseguran la carretera del lugar del tiroteo, que ha causado al menos 11 heridos, en el Borderline Bar and Grill en la localidad de Thousand Oaks, California, Estados Unidos, hoy 8 de noviembre de 2018. EFE

Los Ángeles – Al menos trece personas, incluido un policía, murieron hoy en un tiroteo en un bar de la localidad californiana de Thousand Oaks donde se celebraba una fiesta juvenil, informaron las autoridades.

El autor del tiroteo, cuyos motivos se desconocen, también murió en el incidente, registrado en la sala de baile del bar Borderline, a unos 55 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, que dejó también una docena de heridos.

Geoff Dean, el sheriff del condado de Ventura, donde se encuentra el local, informó de que su “número dos” es uno de los fallecidos en el tiroteo, que se produjo a última hora del miércoles.

El ayudante del sheriff muerto fue identificado como Ron Helus, que falleció en el hospital al que había sido trasladado tras recibir varias heridas de bala al ingresar al lugar del suceso.

Entre los muertos al parecer también se encuentra el propio autor del suceso, sin que aún se sepa si le dispararon o si se quitó la vida tras ocasionar la matanza.

“No tenemos idea si hay una vinculación terrorista o no”, aseguró el sheriff, quien indicó a los periodistas que en la mayor parte de las personas que se encontraban en el local en ese momento eran jóvenes de entre 19 y 26 años.

Según la cadena NBC, que citó fuentes policiales, el supuesto autor del tiroteo fue identificado como Ian Long, un hombre blanco de 29 años con numerosos tatuajes en el cuerpo y que llegó al bar Borderline en un coche propiedad de su madre.

Según esas fuentes, el presunto autor no pronunció palabra alguna mientras perpetraba el ataque.

Las informaciones sobre un tiroteo en el Thousand Oaks Bar and Grill, que se ubica en una zona considerada muy segura y en el que había centenares de personas en el momento del incidente, surgieron hacia las 23.20 horas (7.20 GMT).

Según los testigos, se escucharon varios disparos en el interior del local, lo que provocó el pánico y que muchos de los clientes se abalanzaran a la salida mientras otros buscaban refugio.

“La gente trataba de salir por las ventanas”, relató un testigo.

Inmediatamente se despacharon equipos tácticos de la policía y del FBI, ambulancias y vehículos de los servicios de emergencia, además de coches patrulla de la Oficina del Sheriff, para atender a los heridos, al tiempo que se acordonaba la zona por cuestiones de seguridad.

“Por favor, aléjense del área. Incidente de seguridad en activo. Se informa de múltiples heridos. Los detalles aún se desconocen”, indicaron los bomberos en Twitter tras el incidente.

Algunas televisiones locales mostraron imágenes de parroquianos del bar sacando heridos para que fueran atendidos por los equipos de emergencia afuera del local.

Según algunos testigos del incidente, el autor de los disparos fue un hombre armado con un arma semiautomáticas, vestido todo de negro, que entró en el local disparando al portero del establecimiento y a la cajera, dos personas jóvenes.

Según algunas personas, el individuo también llevaba barba y sombrero.

Al parecer el atacante lanzó también granadas de humo mientras disparaba decenas de tiros, y cuando la policía pudo entrar al lugar ya se encontraba muerto.

En un mensaje de Twitter, el presidente estadounidense, Donald Trump, destacó la rapidez de reacción y la “gran valentía” mostrada por la policía al enfrentarse al autor del tiroteo.

“Gran valentía mostrada por la policía. La Patrulla de Carretera de California estaba en la escena de los hechos en tres minutos, y el primer agente en entrar disparó en numerosas ocasiones. Ese ayudante del sheriff murió en el hospital. Dios bendiga a todas las víctimas y familiares de las víctimas”, dijo Trump en el mensaje.

El mandatario aseguró que había sido “totalmente informado” sobre lo ocurrido, y señaló que el autor también se encontraba entre los muertos.

En el local, el más grande de música en vivo de la zona y especializado en música “country”, aunque enm él también se llevan a cabo espectáculos con comediantes, y en el momento del tiroteo se celebraba una fiesta para universitarios.

Madeline Carr, editora del periódico estudiantil Pepperdine Graphic, explicó a la cadena CNN que el bar es “un lugar divertido para bailar”.

Las autoridades trabajan ahora para determinar la identidad del atacante y sus motivos.

Thousand Oaks, unos 55 kilómetros al nordeste del centro de Los Ángeles, es un barrio situado en un área considerada segura y que se ubica no muy lejos los barrios acomodados de Calabasas y Malibú.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here