Defensores de 20 países abordarán crisis de migrantes en caravana hacia EEUU

0
86
La línea fronteriza de México y Estados Unidos está a pocos metros del deportivo Benito Juárez de Tijuana, donde miles de migrantes centroamericanos esperan la llegada de sus compañeros de caravana para solicitar asilo. EFE/ARCHIVO

Tegucigalpa – La Asamblea de la Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO) que reúne a 75 defensores de los pueblos de 20 países iberoamericanos abordará la crisis de migrantes centroamericanos en caravana hacia el norte de América, el próximo 22 de noviembre, en Andorra, informó este lunes el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Roberto Herrera Cáceres.

El ombudsman hondureño expresó que las diligencias y acciones realizadas por las instituciones nacionales de protección y promoción de los derechos humanos de Honduras, Guatemala, El Salvador y México, para proteger los derechos de las personas que integran la caravana de migrantes centroamericanos, ya fueron notificadas al Consejo Rector de la FIO y su presidenta, Iris Myriam Ruiz.

Añadió que, las mismas ya fueron hechas también del conocimiento de la Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos GANHRI, una entidad integrada a nivel universal por los defensores del Pueblo de países miembros de las Naciones Unidas.

El Defensor del Pueblo de Honduras manifestó que las personas migrantes forzadas tienen igualmente derechos humanos fundamentales inderogables y deberes cuyo cumplimiento por los migrantes, hacen más notorios e ineludibles las obligaciones de los Estados de proteger y respetar sus derechos.

Señaló, para el caso que los migrantes tienen el deber de actuar pacíficamente y de respetar las políticas y leyes migratorias de los países de tránsito y destino.

Así mismo, añadió cinco fundamentos internacionales de relevancia en materia de protección de los derechos humanos de los migrantes como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, la Carta de la Organización de las Naciones Unidas, la Carta de la Organización de los Estados Americanos y de la Convención Internacional sobre el Estatuto de los Refugiados.

Entre las acciones realizadas en las últimas horas está la solicitud hecha a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos CIDH, por el titular del Conadeh, Roberto Herrera Cáceres, en nombre de instituciones nacionales de Guatemala, El Salvador y México, para velar por la protección de los derechos humanos de las personas migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos.

Las cuatro instituciones hicieron un llamado a la CIDH para que asegure el cumplimiento de sus recomendaciones, a México y Estados Unidos de América, encaminada a adoptar medidas de protección a los migrantes centroamericanos que se encuentran actualmente en la frontera entre México y Estados Unidos.

Herrera Cáceres, dijo que junto a la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala, la Procuraduría de Derechos Humanos de El Salvador y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México, pidieron el impulso de ocho aspectos fundamentales vinculados con las recomendaciones de la CIDH.

Entre esos aspectos, solicitaron el respaldo a las medidas cautelares emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México que reafirman la asistencia humanitaria, la supervisión, vigilancia, y la protección de los derechos humanos de las personas migrantes.

También hicieron un llamado para que vele escrupulosamente por el cumplimiento de las medidas recomendadas por la propia CIDH, el pasado 23 de octubre, en lo aplicable a México y, en especial, a los Estados Unidos de América.

En dichas medidas emitidas por la CIDH se afirma que “se deben implementar mecanismos que permitan identificar a personas que tengan necesidades específicas de protección, en particular mujeres, niños y niñas, personas mayores, personas con discapacidad y personas LGBTI”.

Además, que se debe “proteger y brindar asistencia humanitaria a las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiados que se encuentren en el ámbito de su jurisdicción, en coordinación con organismos internacionales como el ACNUR, así como las instituciones nacionales de derechos humanos y las organizaciones de la sociedad civil”.

El titular del Conadeh indicó que las cuatro instituciones nacionales de derechos humanos de Centroamérica y México recordaron también a la CIDH su recomendación sobre el deber de los Estados de garantizar el derecho a solicitar y recibir asilo de las personas que requieran protección internacional.

A lo anterior se suma el deber que tiene los Estados de satisfacer sus necesidades humanitarias urgentes, así como respetar y garantizar los principios de unidad familiar y del interés superior del niño.

Desde el pasado 12 de octubre del 2018 se produjo, por primera vez en la región de América, un fenómeno inusual de personas centroamericanas, en su mayoría de sectores vulnerables, decididas a migrar forzadamente y con la voluntad de hacerlo en grupo, por medio de caminatas o caravanas hacia el norte de América.

El fenómeno migratorio masivo, mixto y complejo que inició en San Pedro Sula, norte de Honduras, integrado por grupos de nacionalidad hondureña, se amplió posteriormente y devino un grupo centroamericano de migrantes forzados de Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here