Denuncian la «vigilancia» a los inmigrantes con las matrículas de coches

0
261
La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) realiza una manifestación para denunciar "vigilancia" a los inmigrantes. EFE/Archivo

San Francisco – El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por su sigla en inglés) «vigila» a los inmigrantes usando un sistema de seguimiento de las matrículas de sus vehículos, denunció hoy la Unión de Libertades Civiles (ACLU).

Los archivos gubernamentales a los que tuvo acceso ACLU muestran que unos 9.000 agentes del cuerpo tienen acceso a una base de datos masiva gestionada por la compañía Vigilant Solutions en la que se vuelca información sobre los movimientos de vehículos mediante la identificación de sus matrículas.

Estos datos (compilados, por ejemplo, en zonas de estacionamiento) permiten al ICE hacer un seguimiento de las actividades diarias de los inmigrantes, y la agencia gubernamental pagó 6,1 millones de dólares a Vigilant Solutions para poder acceder a ellos.

A esta información se le deben añadir los aproximadamente 1.500 millones de datos sobre ubicación de vehículos que las autoridades locales de más de 80 jurisdicciones distintas del país han aceptado compartir con el ICE, algo que, según ACLU, en algunos casos va «en contra de la normativa local de esas poblaciones».

ACLU publicó miles de documentos que muestran tanto el contrato con Vigilant Solutions como los acuerdos con las policías locales, y que fueron obtenidos mediante una demanda en base a la Ley de Libertad de Información (FOIA) presentada en mayo de 2018.

Según la organización de defensa de los derechos civiles, el seguimiento de ICE va dirigido específicamente a personas inmigrantes, de quienes la agencia obtiene información detallada sobre su día a día a través de las matrículas, algo que critican por ser excesivamente «invasivo».

«Resulta espantoso que el ICE haya añadido esta base de datos de vigilancia masiva a su arsenal, y que sean autoridades locales y empresas privadas las que estén ayudando a la agencia en sus prácticas de seguimiento», indicó en un comunicado la abogada de ACLU en el Norte de California Vasudha Talla.

«Estos poderes llevan inevitablemente a abusos y acciones discriminatorias, particularmente contra personas de color, manifestantes, minorías religiosas e inmigrantes. Y dados los precedentes del ICE aterrorizando comunidades de inmigrantes, aún tenemos más razones para estar alarmados», añadió.

Además de las cámaras en zonas de estacionamientos, el ICE también recibe la localización de vehículos mediante los datos captados por lectores automáticos de matrículas ubicados en los coches policiales, puentes y señales de tráfico, así como información sacada de las compañías de seguros para el automóvil.

Desde su llegada a la Presidencia hace dos años, Donald Trump ha hecho del ICE una piedra angular de su lucha contra la inmigración ilegal, lo que ha llevado a numerosas organizaciones por los derechos civiles y líderes políticos demócratas a iniciar una campaña para pedir la desaparición de la agencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here