Domínguez dice que la Conmebol estaba quebrada moralmente y hoy festeja récords

0
57
El presidente de la FIFA, Gianni Infantino (i), fue registrado este miércoles al saludar al presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez, durante el 70° Congreso Ordinario de la Conmebol, en Río de Janeiro (Brasil). EFE

Río de Janeiro – El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez, afirmó este miércoles que asumió en 2016 el comando de una entidad que estaba quebrada financiera y moralmente y que hoy, en cambio, festeja récords en ingresos y premios repartidos a los clubes.

“Nos encontramos con una organización que había tenido el dinero como objetivo y estaba quebrada financiera y moralmente. Y, desde esas cenizas, trabajando con cuentas claras, estamos generando más valor para el fútbol y transformamos al fútbol sudamericano”, aseguró Domínguez en el discurso que pronunció en la apertura del septuagésimo Congreso Ordinario de la Conmebol.

En su pronunciamiento en la reunión celebrada en la ciudad brasileña de Río de Janeiro, el dirigente hizo varias alusiones a la crítica situación a la que llegó la Conmebol en las anteriores administraciones, manchadas por acusaciones de corrupción y algunos de cuyos miembros terminaron en la cárcel.

“Sabíamos que encontraríamos muchos intereses creados. Tuvimos que enfrentarnos a muchas mafias que seguían gobernando el fútbol y que no querían perder su espacio. Y lo único que podíamos ofrecer era integridad y honestidad”, afirmó.

Aseguró que, pese a esa situación y gracias a la transparencia y las cuentas claras, Conmebol puede conmemorar este año ingresos récords que le permiten triplicar los premios en sus competiciones (Copa América, Copa Libertadores y Copa Sudamericana).

Según Domínguez, mientras que los ingresos de la Conmebol sumaron 70 millones de dólares en 2015, los previstos para este año llegan al récord de 500 millones de dólares, principalmente por los nuevos contratos por la Libertadores y la Sudamericana y por las ganancias que se esperan de la Copa América Brasil 2019.

“Me enorgullece decir que, de esos 500 millones, vamos a reinvertir 470 millones de dólares en el fútbol. Ese 94 % de inversión en el fútbol representa otro récord. No somos la confederación que más genera dinero pero sí la que porcentualmente redestina más plata por país a la actividad”, dijo.

Según el dirigente, con el aumento de las entradas, la Conmebol decidió triplicar los premios que reparte en sus competiciones, por lo que este año distribuirá 161,9 millones de dólares entre los competidores de la Copa Libertadores, 67,5 millones de dólares en la Copa América y 47,2 millones de dólares en la Sudamericana.

“Trabajar para y por el fútbol fue la misión que nos impusimos en 2016 cuando asumimos la gestión. Y con orgullo puedo decir que estoy muy contento por haber realizado el sueño de transformar el fútbol sudamericano y volver a ponerlo en el sendero del triunfo y de las conquistas”, afirmó.

“En poco tiempo podemos decir que hemos cambiado la historia. Donde teníamos una organización cerrada, hoy tenemos transparencia. Donde había un feudo personal hoy puedo decir que hay institucionalidad. Donde había improvisación hoy hay profesionalismo. Donde había normas hechas a la medida hoy hay reglas claras para todos. Donde se extraía valor con fines personales hoy generamos valor para todos”, agregó.

Según el dirigente, entre las inversiones previstas para este año destacan 15 millones de dólares en la promoción del deporte infantil, juvenil y femenino, con lo que se llegará a 60 millones de dólares en 4 años.

“En tres años hemos reinvertido en el desarrollo y la evolución del fútbol 40 millones de dólares, para hacer competir a más de 100.000 niños y niñas en torneos”, dijo.

Luego de que los miembros del Congreso Ordinario de la Conmebol aprobaran por unanimidad las cuentas de 2018 y el presupuesto para 2019, Domínguez afirmó que ahora “la casa está en orden y sabe hacia dónde se dirige”.

La Conmebol “recuperó su identidad, trabaja por y para el fútbol”, dijo. “Nuestro compromiso es desarrollar el fútbol en Sudamérica. Somos conscientes de que lo hecho es lo mínimo que necesita nuestro fútbol”, afirmó.

“Pero llegó el tiempo de volver a conquistar todos los trofeos que hicieron al fútbol sudamericano el más grande del mundo. Llegó el momento de reconquistar los trofeos y las copas que hicieron de la Conmebol la confederación más gloriosa del mundo”, apuntó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here