Entregarse en la frontera, una realidad lejos de lo que esperan los hondureños

0
87
Fotografía de archivo donde aparece el portavoz de la Patrulla Fronteriza, mientras habla con una inmigrante hondureña tras entregarse junto a sus tres hijos de 2, 9 y 14 años en un punto del área conocido como Quitobaquito, en la frontera de Arizona con México (EE.UU.). EFE/Archivo

Tegucigalpa – Para miles de hondureños que emprenden la ruta migratoria, su objetivo es llegar a la frontera de Estados Unidos con México y entregarse a las autoridades migratorias para iniciar un proceso de solicitud de asilo, no obstante, la realidad está lejos de los que esperan los inmigrantes.

– 133 mil 258 hondureños han sido detenidos por la Patrulla Fronteriza en los últimos siete meses, según datos oficiales.

Al menos así lo es para Alex, un padre de familia hondureño, que emigró junto a  uno de sus hijos desde el norteño departamento de Yoro. Tardó dos meses para llegar a la frontera donde su plan siempre fue entregarse a las autoridades para iniciar un proceso de asilo y poder trabajar y luego poder llevar consigo a su esposa e hijos.

Al llegar a la frontera en grupo vieron patrulleros en sus vehículos y hasta allá caminaron para entregarse, pero lo que sucedió después no se parecía en nada a lo que esperaba.

Relató a periodistas que los patrulleros no los aceptaron como personas que huían por salvar sus vidas, sino que los arrestaron y maltrataron verbalmente, con desprecio, los detuvieron sin asistencia y al final les dieron documentos para que se presentaran ante una corte de migración en San Diego a mediados de agosto.

Cabe señalar que en total son cerca de cien días de espera, desde que las autoridades proporcionan los documentos con fechas de citas, hasta que los migrantes efectivamente se presentan.

“Yo quisiera regresarme para ayudar a mi esposa y mis hijos, porque fíjese que con dos meses de camino y luego esperar tres meses, y a la mejor de todos modos nos van a deportar y para eso es tiempo que uno no puede trabajar”, comentó el inmigrante hondureño.

Esta dilatoria en el proceso orilla a cientos de migrantes a solicitar su deportación voluntaria ya que sus familias aguardan este tiempo sin contar con los ingresos del proveedor.

“Mi familia me dice que mejor me regrese, mientras no esté yo allá la pasan muy mal, porque no tienen ingresos”, relató.

 A lo anterior hay que sumar que para emprender el viaje la mayoría de hondureños deben endeudarse, carga que pesa en la economía de las familias que quedan a la espera.

Según estadísticas del Departamento de Seguridad Interior de los Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés), en los últimos siete meses un total de 133 mil 258 hondureños han sido detenidos por la Patrulla Fronteriza.

La información oficial revela que en total 460 mil 294 migrantes han sido detenidos en los últimos siete meses, de las cuales 133 mil 258 son hondureños.

El informe fue proporcionado por la jefa de la Patrulla Fronteriza, Carla Provost, quien detalló que los menores no acompañados suman 44 mil 779, las unidades familiares 248 mil 197 y los adultos que viajan solos 167 mil 318.

Los 460 mil 294 detenidos en su mayoría son personas provenientes de El Salvador, Guatemala, Honduras y México, con un total de 431 mil 887 ciudadanos que fueron aprehendidos en diferentes puntos de la frontera sur estadounidense, presentándose el mayor porcentaje en El Paso, Texas. Los demás son de otras nacionalidades.

El mayor número de detenidos es de guatemaltecos, un total de 165 mil 799 personas; le siguen hondureños con 133 mil 258; mexicanos, 90 mil 943, y salvadoreños, 41 mil 887.

De los 133 mil 258 hondureños aprehendidos, 11 mil 569 son menores no acompañados; 95 mil 875 personas viajaron en unidades familiares y 25 mil 814 son adultos que viajaron solos, indican las cifras de la Patrulla Fronteriza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here