España reconoce legado de exiliados republicanos del Colegio de México

0
169
Vista del Colegio de México este lunes, 28 de enero de 2019, en Ciudad de México (México). Durante la Guerra Civil española (1936-1939), el Gobierno mexicano abrió las puertas a los intelectuales republicanos para que desempeñaran sus disciplinas en lo que actualmente es El Colegio de México. EFE

México – Durante la Guerra Civil española (1936-1939), el Gobierno mexicano abrió las puertas a los intelectuales republicanos para que desempeñaran sus disciplinas en lo que actualmente es El Colegio de México.

Ahora, ocho décadas después, esta institución académica se prepara para recibir al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, quien este miércoles agradecerá a México la acogida a los españoles que huyeron del franquismo.

“Este es un año muy representativo porque se cumplen 80 años del primer desembarco a México de exiliados republicanos”, contó a Efe la presidenta de El Colegio de México, Silvia Giorguli, quien definió como “muy simbólica” la presencia de un presidente del Gobierno español en este centro.

Precisamente, tras reunirse el miércoles con el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, Pedro Sánchez se desplazará hasta la sede de El Colegio de México donde impartirá la conferencia magistral “México, tierra de acogida: 80 años del exilio republicano español”.

Para la presidenta de este centro de estudios, la charla de Sánchez no solo pondrá en valor el papel de México acogiendo a los republicanos sino también será un “mensaje en el contexto actual de crisis migratoria”, con la llegada al país de miles de centroamericanos que se dirigen a Estados Unidos.

Fue el presidente izquierdista Lázaro Cárdenas (1934-1940), que apoyó a la Segunda República Española en la contienda, quien en 1938 decidió dar asilo en México a los intelectuales republicanos con la creación de lo que entonces se llamó la Casa de España.

“España era un mundo intelectual muy rico y Cárdenas vio una ocasión positiva para capitalizar todo este exilio hacia México”, contó a Efe Clara Eugenia Lida, profesora investigadora del Centro de Estudios Históricos del Colegio de México.

Gracias a esta iniciativa, llegaron a este país intelectuales y artistas de muchas disciplinas, como el poeta León Felipe, el filósofo José Gaos, el médico Isaac Costero, el neurólogo Gonzalo Rodríguez Lafora, los antropólogos Pedro Carrasco y Ángel Palerm, y el político José Giral, quien fuera presidente del Gobierno de la República en el exilio.

Apenas una cuarentena de intelectuales republicanos integraron la Casa de España en sus inicios, una cifra pequeña comparada con los miles de españoles que se exiliaron en México, pero la huella que dejaron fue muy importante.

“No fue un impacto inmediato, porque la inserción del exilio no es rápida”, explicó la doctora Lidia, pero la llegada de los intelectuales españoles “influyó desarrollando con éxito la profesionalización del mundo universitario y científico”.

Además, estaban “muy bien formados” y “traían conocimientos muy específicos en sus disciplinas” que expandieron a centros más allá de la Casa de España, como la prestigiosa Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) o el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Pero la acogida de los republicanos no tuvo el apoyo de todos los sectores de México, pues algunos “no lo veían con simpatía”, explicó la historiadora.

Políticos, periodistas y artistas conservadores, nacionalistas o simpatizantes de la dictadura de Francisco Franco criticaron el “gasto” que suponía la Casa de España, aunque Lidia explicó que su presupuesto era muy bajo, que los intelectuales “cobraban un sueldo” por sus tareas y que el centro “no era una residencia”.

Al finalizar la Presidencia de Cárdenas en 1940, el organismo, que había nacido con un carácter temporal, optó por convertirse en una “institución permanente mexicanizada” bajo el actual nombre de El Colegio de México para despejar la incertidumbre sobre su futuro.

Actualmente, este organismo público es un referente mexicano y latinoamericano en cuanto al estudio de humanidades y ciencias sociales, “sigue teniendo una relación muy cercana y muy vigente con sus orígenes españoles y el exilio es un tema central para el Colegio”, contó su presidenta.

En 2001, su labor fue reconocida con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales por fortalecer los lazos entre México y España, y ahora es el Gobierno español el que quiere honrar su historia y su legado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here