Gráficas retratan que Guardia Nacional cumple su labor, de separar familias migrantes

0
205

Tegucigalpa – Una serie de gráficas que se han vuelto virales en las redes sociales retratan como la reciente creada Guardia Nacional de México cumple su labor de separar familias migrantes que buscan cumplir el denominado sueño americano.

-México acordó con Washington demostrar antes de fines de julio que puede contener un aumento de migrantes que se dirigen a Estados Unidos.

En las imágenes de agencias internacionales y medios mexicanos, se muestra a efectivos desplegados en la frontera que separan a una familia de inmigrantes, al impedir el cruce de algunos de sus miembros.

Esta realidad la enfrentan miles de migrantes, principalmente hondureños, que buscan cruzar la frontera entre Guatemala y México.

En otro video se puede observar como hombres y los niños lograron cruzar, a diferencia de las mujeres, lo que dejó separadas a estas familias, por ahora, ya que quienes lograron cruzar a Estados Unidos deberán ser procesados por la Patrulla Fronteriza, en caso de detenerlos, mientras que las personas en el lado mexicano enfrentarán la norma de ese país, que podría derivar en la deportación.

México endurece control

México endureció desde la semana pasada el control migratorio en su frontera sur con operativos de la Guardia Nacional para intentar frenar a los migrantes que se adentran en su territorio para dirigirse a Estados Unidos.

Desde el pasado fin de semana, más de 400 miembros de la Guardia Nacional comenzaron su despliegue en la región fronteriza entre los dos países, que tiene unos 650 kilómetros de largo.

Aunque se mantiene un perfil bajo, cada vez es más visible la presencia de miembros de la Guardia Nacional en retenes y controles con un despliegue que ya se refleja en controles más duros contra los migrantes, la mayoría procedentes de Centroamérica.

Las autoridades ordenaron el despliegue de 426 miembros de la Guardia Nacional a lo largo de la ribera del río Usumacinta, por donde regularmente se dan los mayores puntos de cruce de los migrantes. 

Asimismo, se incrementaron los controles de vigilancia y de seguridad en los albergues donde en el pasado reciente ocurrieron motines, como el albergue del siglo XXI, donde el mes pasado, más de un millar de migrantes, muchos hondureños, rompieron las puertas para salir.

¿Qué es la Guardia Nacional?

La Guardia Nacional, un nuevo cuerpo de seguridad impulsado por el Ejecutivo mexicano compuesto por militares, marinos y policías federales, empezó a operar en los últimos días en la frontera sur de México.

En total, serán unos seis mil miembros que, paulatinamente, se desplegarán por el país -dos mil 400 de ellos en Chiapas- para extremar la vigilancia por distintos puntos fronterizos y así frenar el flujo migratorio que circula por México para llegar a Estados Unidos.

La Guardia Nacional ha sido criticada por organismos nacionales e internacionales que consideran que militariza la seguridad en el país y perpetúa la llamada guerra contra el narcotráfico del exmandatario Felipe Calderón (2006-2012).

Serán un total de 82 mil 747 uniformados los que compondrán la Guardia durante 2019. De ellos, 53 mil 671 son veteranos, unos 21 mil 170 se incorporarán como nuevos efectivos y 7 mil 906 serán voluntarios.

De estos, la mayor parte son militares de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena), 51 mil 915 uniformados.

Por parte de la Secretaría de Marina (Semar) son 12 mil 837 efectivos, mientras que la Policía Federal aportará 17 mil 955 personas.

Migrantes apresuraran pasos

Tanto los migrantes hondureños como centroamericanos que constituyen los principales flujos migratorios en la región apresuran su paso para eludir la Guardia Nacional que ya inició operaciones en la frontera sur de México.

En ese sentido, una familia de migrantes hondureños, que usó una balsa para flotar sobre un estrecho cruce del río Suchiate desde Guatemala, se les observó caminando y con dificultad en suelo mexicano, en el estado de Chiapas.

“Nos decían que iba a llegar la guardia nacional”, comentó Melvin Ochoa, de 28 años, con su hija de 20 meses. Junto a él estaba su esposa embarazada. “Nos dio prisa. Estoy presionando para continuar más rápido para que no nos atrapen”, narró.

Tanto este hondureño como miles de centroamericano evitan toparse con la Guardia Nacional y con ello la separación de su familia, algo que ya está cumpliendo el organismo armado creado por México para retener los flujos migratorios desde Centroamérica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here