Honduras entre los cinco países de Latinoamérica más peligroso para periodistas

0
131

Ginebra – Honduras se encuentra en el cuarto lugar de los países latinoamericanos para el ejercicio de la profesión de periodista en el primer semestre de 2019 según informe de la ONG Campaña Emblema de Prensa (PEC).

En el presente año, solo un periodista ha sido asesinado en Honduras siendo Gabriel Hernández en el barrio La Ceiba en el municipio de Nacaome, zona sur del país.

Solo es superado por México que se encuentra en primer lugar de Latinoamérica y segundo a nivel mundial con seis periodistas muertos, Brasil y Colombia con dos cada uno.

Latinoamérica fue la zona con más asesinatos de reporteros con un total de 15.

A nivel mundial, Afganistán lidera la lista como el lugar más peligroso para el ejercicio de la profesión con nueve muertes de periodistas en lo que va del 2019.

Entre Afganistán y México se concentró un tercio de los 38 periodistas asesinados en el mundo en la primera mitad de este año, cifra que en todo caso supone un marcado descenso del 42 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, de acuerdo con PEC.

Las principales razones que hacen que estos dos países sigan siendo los más peligrosos para ejercer la profesión tienen que ver «con los grupos terroristas en Afganistán y las bandas criminales en México», según la organización.

Pakistán, con cuatro víctimas mortales, ocupó el tercer lugar en asesinatos a periodistas.

Respecto a Oriente Medio, PEC comentó que esta zona ha experimentado cierta mejora en la seguridad de los trabajadores de medios debido «entre otras razones, a la disminución del conflicto en Siria y en Irak».

«La comunidad internacional debe establecer un mecanismo independiente que pueda combatir la impunidad cuando las instituciones nacionales no sean eficientes, ni suficientes, para llenar los vacíos en la prevención, protección y enjuiciamiento», señaló el secretario general de PEC, Blaise Lempen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here