ICE inicia el año con “mega operativo” en Nueva york y captura a varios hondureños

0
251

Tegucigalpa – Agentes de Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE), capturaron a 118 inmigrantes durante una mega operación en la ciudad de Nueva York, Long Island y Hudson Valley, entre ellos varios ciudadanos de nacionalidad hondureña, informan medios locales.

– Las capturas se llevaron a cabo durante cinco días, del 14 al 18 de enero, no obstante la información trascendió hasta este día.

-Desde 2017 todos los migrantes son objetivos de las autoridades migratorias estadounidenses, aunque son una prioridad quienes cuentan con antecedentes criminales.

De los arrestados, más de 107 eran delincuentes condenados o tenían cargos penales pendientes, más de 55 habían recibido una orden final de expulsión y no habían salido de los Estados Unidos, o habían sido retirados previamente de los Estados Unidos y devueltos ilegalmente, informó ICE en un comunicado.

Entre los detenidos también se contabilizan ciudadanos de Colombia, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Estonia, Granada, Guatemala, Honduras, Israel, Italia, Jamaica, México, Panamá, Perú, Polonia, Portugal, Rusia, Senegal, España, Trinidad y Venezuela.

Por su parte,  oficiales de la Oficina de Detención y Deportación (ERO, por sus siglas en inglés) realizaron arrestos en la ciudad de Nueva York, el valle de Hudson y Long Island, específicamente en el Bronx, Brooklyn, Queens, Manhattan, Staten Island, el condado de Suffolk, el condado de Nassau, el condado de Suffolk, el condado de Dutchess, el condado de Putnam, el condado de Rockland, Condado de Ulster, Condado de Westchester y el Condado de Bergen en Nueva Jersey.

Aunque en la información vertida en medios de comunicación no se especifica cuantos hondureños se encuentran en la mega redada, si se confirma que varios de los detenidos son de nacionalidad hondureña.

Cabe señalar que varios de los inmigrantes capturados tenían condenas por delitos graves anteriores por delitos graves o violentos, como delitos sexuales contra niños, cargos de armas y asalto, o tenían condenas anteriores por delitos menores significativos o múltiples.

Las redadas que se realizan contra los hondureños tanto en México como en Estados Unidos cada vez acortan más el espacio donde se desenvuelven los migrantes “catrachos”.

Desde ir a la gasolinera, el supermercado o sus lugares de trabajo los «catrachos» enfrentan la posibilidad de ser arrestados por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) o de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

Estas redadas ahora se extienden a los propios hogares donde de acuerdo con la ley sin una orden judicial las personas no pueden ser requeridas, no obstante, prima la normativa ejecutiva de detener y deportar a todos los migrantes que cuentan con un expediente criminal.

En ese sentido, los hondureños cada vez cuentan con menos espacios de desarrollo ya que ni en sus hogares pueden estar seguros con la tranquilidad que no serán capturados y deportados.

No obstante, es oportuno mencionar que todos los migrantes son objetivos de las autoridades migratorias estadounidenses, aunque son una prioridad quienes cuentan con antecedentes criminales.

Así lo establece un memorando publicado en 2017 en el que Matthew Albence, jefe de ERO, dependencia del ICE, ordenó a sus agentes que actúen contra todos los inmigrantes indocumentados con los que se crucen.

El mismo memorando de Albence reconoce tener como objetivo a todos los indocumentados tiene problemas en su aplicación y advierte que no hay suficiente espacio en los centros de detención para albergar a tantos inmigrantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here