Incautan el barco Mare Jonio y multa de 300.000 euros por entrar en aguas Italia

0
102
Decenas de inmigrantes a bordo del buque humanitario italiano Mare Jonio, frente a las costas de Lampedusa (Italia). EFE/Stringer/Archivo

Roma – El barco Mare Jonio de la ONG italiana Mediterranea Saving Humans ha sido incautado y multado con 300.000 euros por entrar en aguas territoriales de Italia, a pesar de que fueron las autoridades del país quienes autorizaron la entrada en el puerto para que pudiera desembarcar a los 31 migrantes a bordo.

El Mare Jonio atracó en la isla italiana de Lampedusa después de cinco días tras recibir la autorización de la la Guardia Costera por motivos sanitarios.

Sin embargo, la ONG comunicó que poco después del desembarco se les comunicó la incautación y la multa.

El barco humanitario había enviado varias peticiones a las autoridades italianas para poder desembarcar ante una emergencia higiénico-sanitaria por falta de agua.

Antes, las autoridades italianas autorizaron la llegada al puerto de Lampedusa de tres personas con problemas de salud y anteriormente a otras 64 personas, entre ellas 22 niños, y sus familias, las mujeres embarazadas y los enfermos.

«Quien haya intentado este último acto de venganza que se resigne. Para nosotros y para el resto del país este era el ‘barco de niños’ que llegó justo a tiempo, y que ha salvado a 98 personas de guerra y de la muerte en el mar. Lo que cuenta para nosotros es su fuerza, su sonrisa, su futuro», escribió en una nota la ONG.

«Volveremos», añadieron, «allí donde necesitamos estar, como siempre lo hemos hecho».

La ONG pidió que asuman la responsabilidad «todos aquellos que han decidido detener el Mar Jónico nuevamente y tenerle alejado, durante días o semanas de la posibilidad de salvar a aquellos que en este momento todavía están en peligro de ahogarse».

Este lunes, también la Guardia de Finanza (policía de finanzas y fronteras) italiana ordenó la incautación del barco Eleonore de la ONG alemana Mission Lifeline con 104 migrantes rescatados y que había decidido entrar en aguas territoriales a pesar de al prohibición.

Mientras que el barco Alan Kurdi de la ONG alemana Sea Eye con 13 migrantes, entre ellos ocho menores, rescatados el 31 de agosto cuando iban a bordo de una patera, se encuentra ahora en aguas internacionales frente a Malta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here