Banner

 
(0 votos, media 0 de 5)

13838166w

Montevideo.- En la época en que 48 comparsas llenan de color y candombe las calles de Montevideo, La Peregrina brilla en su papel de estrechar distancias y unir culturas al ser la primera formada por gente venida desde todos los rincones del planeta en participar del carnavalesco desfile de las Llamadas.

Formada en Suecia en la década de 1980 y compuesta por cerca de 30 integrantes fijos, la comparsa consiguió reunir para el desfile de este sábado a 101 locos del candombe de 25 nacionalidades, entre ellos australianos, noruegos, suecos, holandeses, españoles o alemanes, además de uruguayos que viven en el extranjero, que realizarán el sueño de participar en el carnaval de Montevideo.

"Lo que tiene de particular nuestra comparsa es que somos abiertos a todos los individuos que quieran acercarse. Se les presta un tambor por una temporada para que aprendan, y si les gusta, se quedan en la comparsa y les traemos un tambor desde Uruguay", explicó a Efe el fundador de La Peregrina, Martín Muro.

Hace casi cuarenta años, Muro se vio obligado, cuando tenía apenas 10 años de edad, a migrar a Vaxjo (Suecia) con su familia, huyendo de la dictadura cívico-militar que controló el país entre 1973 y 1985.

Lejos de su patria, sintió la necesidad de mostrar a Suecia y al mundo la cultura de su país de origen y de llevar adelante la atracción que sentía por el sonido del candombe, una devoción que tenía desde que su padre le compró un tambor de cartón cuando era muy pequeño.

"Aunque mi padre y mi hermano volvieron (a Uruguay), yo me quedé en Suecia. Y la formación de la comparsa fue una necesidad, ya que en aquellos años del 86, había un festival cultural en la ciudad en que vivo donde diferentes países mostraban sus culturas. Los uruguayos no tenían nada para enseñar", subrayó.

Diseminar ese ritmo uruguayo de origen africano que los esclavos adoptaron en el periodo colonial como señal de rebeldía, fue para Muro también un modo de aliviar la necesidad de sentirse "más uruguayo" de lo que "realmente" es y de desempeñar una función social y educativa al sumar los más distintos integrantes.

Ese impulso tan personal y divertido de reivindicar su identidad nacional se formalizó entonces en el marco del festival en Vaxjo en 1986, cuando Muro y otros colegas decidieron salir por las calles percutiendo un bombo de batería y unas congas de roble que les colgaban de la cintura.

Aunque todo aquello sonaba "horriblemente mal" porque nadie dominaba el ritmo de la percusión, la iniciativa remite a lo que hicieron las distintas tribus africanas que cuando llegaron a Uruguay en la época colonial tuvieron que reinventar los tambores para traducir y reivindicar, en cierto modo, sus orígenes.

El paso del tiempo y las carencias de materiales que enfrentaron los esclavos en Uruguay, según detalló Muro, provocaron que muchos instrumentos originales africanos desaparecieran y solo llegaran hasta hoy los tres clásicos (repique, chico y piano), difíciles de conseguir o poder reproducir en Suecia.

Sorteando las barreras de a poco, Muro y sus compañeros lograron llamar la atención de jóvenes universitarios extranjeros y nativos que buscaban compañía o de curiosos que les preguntaban por aquellos enormes tambores, y finalmente muchos se animaron a tocar con ellos: "ahí empezó a rodar la idea de formar La Peregrina", especificó.

A Muro le entusiasma que la comparsa salga adelante gracias a la devoción por la música, y se alegra de poder compartir su pasión y la realización de este sueño con los demás, que siguen los ensayos hasta por Skype y no dudan en viajar largos trayectos para tocar los tambores.

Este es el caso del músico sueco Ruben Crow, experto en percusión, que conoció el candombe a través de Muro hace seis años y se enamoró del ritmo uruguayo y de su historia.

"He tocado los tambores normales y los africanos antes, pero el candombe es muy especial. La presentación en las Llamadas es el oro, la tan esperada línea de llegada. Probablemente es lo más grande que haré en mi vida, nunca había imaginado el candombe movilizando a tanta gente, ya que somos pocos en Suecia", contó a Efe.

Esta noche en el desfile, la comparsa que participa como invitada, mostrará cuánto el candombe ha logrado transcender Uruguay y llevará al Barrio Sur de Montevideo vikingos, mamas viejas (la mujer sabía que guía a la nación), y gramilleros "anciano y curandero que trata de cortejar a las jóvenes bailarinas", en un verdadero crisol cultural para festejar el carnaval más largo del mundo.

"Nosotros venimos a gozar la vista, a disfrutar. Lo tenemos todo", garantizó Muro en nombre de los 101 "peregrinos" del candombe que prometen un verdadero espectáculo. 

Banner

musica_E


raya
siguenos fb tt
raya

Clima

No data available
Los Ángeles
--- °C
Weather details

centro-de-ayuda