Banner

 

Refugiados rohinyás rozan los 150.000 y Bangladesh exige solución a Birmania

(0 votos, media 0 de 5)

minora-musulmana 

Chittagong (Bangladesh) - El Gobierno de Bangladesh exigió hoy a Birmania (Myanmar) que reduzca la violencia en el noroeste del país para acabar con el éxodo masivo de rohinyás y permita el regreso de los casi 150.000 miembros de esta comunidad musulmana que han llegado a territorio bangladeshí.

Alrededor de 146.000 rohinyás han llegado desde el pasado 25 de agosto a Bangladesh huyendo de la violencia en el noroeste de Birmania, informó hoy a Efe el coordinador residente de la ONU en Bangladesh, Robert Watkins.

La cifra supone un incremento en más de 20.000 al registro manejado ayer por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Miles de personas siguen llegando al sureste de Bangladesh por tierra, mar y río huyendo de la violencia en el noroccidental estado birmano de Rakhine, donde el Ejército lleva a cabo una campaña militar tras un ataque insurgente el 25 de agosto.

De acuerdo con cifras oficiales, el número de muertos allí es de algo más de 400, pero testigos y organizaciones de derechos humanos hablan de tiroteos indiscriminados contra la población y el incendio de pueblos enteros, así como violaciones de los derechos humanos.

En la frontera con Bangladesh, siguen aumentando las muertes al hundirse embarcaciones y ya superan el medio centenar.

"Hemos oído que algunos botes han volcado, no sabemos el número", indicó a Efe el comandante de Guardacostas en la zona, Ariful Islam, quien confirmó que se han recuperado seis cadáveres.

Tras varios días de silencio, Bangladesh convocó hoy al representante de Birmania en Dacca para presentar un protesta y exigir al Gobierno del vecino país que reduzca la violencia en Rakhine y tome medidas para que los rohinyás regresen.

El gabinete de Sheikh Hasina expresó "gran preocupación" por la entrada "sin precedentes" de decenas de miles de rohinyás y sobre informaciones de minas antipersonales cerca de la frontera.

El pasado lunes, un menor de 15 años llegó a Bangladesh tras perder una pierna en lo que, según las autoridades bangladeshíes, podía haber sido una explosión asociada a una mina.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores de Bangladesh explicó que ha exigido medidas inmediatas de Myanmar para reducir la actual violencia en el estado de Rakhine, así como decisiones "efectivas para detener el flujo de nacionales de Myanmar hacia Bangladesh".

Además, pidió al vecino país que solucione "las causas reales de este éxodo sin precedentes".

Lamentó que "no se hayan asegurado medidas apropiadas de protección de la población civil durante la operación militar que ha forzado a un gran número de personas desesperadas a buscar refugio en Bangladesh" y subrayó la necesidad de proteger a los "civiles desarmados de todas las comunidades en el estado de Rakhine, sin distinción de grupo étnico o religión".

El Gobierno de Dacca urgió a Birmania a permitir el regreso de sus "nacionales", pues representan una "carga adicional insoportable" para Bangladesh, que ya alberga, resaltó, a alrededor de 400.000 rohinyás que han ido llegado a su territorio en diferentes episodios de violencia contra esta comunidad.

La declaración se produjo después de que la líder de facto del Gobierno birmano y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, acusara a los rebeldes rohinyás, a los que tildó de "terroristas", de difundir un "iceberg de desinformación".

Mientras tanto, Naciones Unidas ha lanzado una petición internacional de fondos para conseguir 18 millones de dólares con los que dar respuesta humanitaria a la emergencia en Bangladesh.

La oficina del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Bangladesh ha precisado que alrededor del 80 % de los refugiados que están llegando al país está constituido por niños y mujeres.

Ha advertido que en Birmania no está accediendo a los alrededor de 28.000 niños a los que llegaba a través de programas de nutrición y apoyo psicosocial en Buthidaung y Maungdaw, en Rakhine, y ha señalado que el programa de agua limpia y saneamiento han sido suspendidos.

Se calcula que alrededor de un millón de rohinyás viven en el estado de Rakhine en una situación de discriminación creciente, dado que Birmania no los considera ciudadanos suyos.

Entre 300.000 y 500.000 rohinyás viven en Bangladesh, país que solo reconoce como refugiados a 32.000 de ellos, que viven en los campos del distrito suroriental de Cox's Bazar. EFE

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Banner

GIF_LAVOZDELMIGRANTE


musica_E


raya
siguenos fb tt
raya

Clima

No data available
Los Ángeles
--- °C
Weather details

centro-de-ayuda