La UE acelerará su trabajo diplomático en Venezuela sin descartar las sanciones

0
70
El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, a su llegada este lunes a la reunión del Consejo de Exteriores de la UE en Luxemburgo. EFE

Luxemburgo – La Unión Europea (UE) acelerará su labor diplomática en favor de una solución a la crisis política en Venezuela, que lleva a cabo a través del grupo de trabajo internacional que ha puesto en marcha, sin descartar ampliar las sanciones a autoridades venezolanas responsables de violencia.

“Vamos a intensificar el trabajo sobre la vía política, preparando el terreno para que se celebren elecciones de forma libre y transparente lo antes posible”, indicó la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, en una rueda de prensa al término de un Consejo de ministros comunitarios.

Los responsables europeos abordaron los progresos del grupo de contacto, que ya ha celebrado dos reuniones ministeriales y ha enviado varias misiones técnicas a Caracas para hablar con todas las partes involucradas en el conflicto en el país.

Mogherini reconoció que ese objetivo de unas elecciones presidenciales adelantadas “todavía está lejano”, dada la resistencia del mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

En lo que respecta al acceso “vital” de la ayuda humanitaria al país, otro de los puntos en los que trabaja el grupo de contacto, Mogherini consideró “positivo” que agencias de la ONU y la Cruz Roja estén operando sobre el terreno.

La jefa de la diplomacia comunitaria indicó sobre el mandato de noventa días dados por la UE al grupo de contacto que “no tiene fecha de caducidad” y que, a solo un mes de que concluya ese plazo, está previsto que “a mediados de mayo se revisen los resultados”.

“Decidiremos la vía que seguiremos, pero no es una experiencia limitada en el tiempo y tampoco es una cuenta atrás”, comentó.

Mogherini se refirió igualmente a la posibilidad de ampliar las sanciones a personalidades del régimen de Maduro, una opción que la UE mantiene sobre la mesa.

Recordó que las que tiene la UE en vigor con medidas restrictivas dirigidas contra personas concretas “no afectan al pueblo venezolano”.

Comentó que se pueden “actualizar en las próximas semanas” en caso, por ejemplo, de un uso de la fuerza contra la población o de que se limite o dañe el uso de las instituciones democráticas.

“Nuestra preocupación primordial es la humanitaria y garantizar el bienestar de la población y recordar que hay un millón entre ellos de ciudadanos europeos”, comentó.

Por su parte, el titular español de Exteriores y Cooperación, Josep Borrell, se mostró convencido de que los Estados miembros de la UE tienen que “graduar las sanciones en función de los acontecimientos”.

“Está en el ánimo actuar con fuerza disuasoria en las sanciones, pero no estamos sancionando a los venezolanos, sino a sus responsables políticos”, recalcó, en el sentido de que no se trata de “ahogar a Venezuela hasta que se rindan como un castillo medieval asediado”.

El ministro español confirmó que se estudian “posibles nuevas sanciones”: “Puede que haya más sanciones, se está estudiando la lista de posible personas afectadas”, manifestó.

Borrell aseguró que, a instancias de países como España y Portugal, la UE “intentará acelerar los trabajos” de su grupo de contacto.

“La Unión Europea tiene unos tiempos de trabajo bastante asincrónicos sobre la situación que hay en Venezuela”, comentó Borrel, quien agregó que “la petición de avanzar más rápido ha sido bien acogida”.

Según indicó, en la última reunión ministerial del grupo de contacto -en el que además de España hay otros siete países de la UE y cuatro latinoamericanos-, celebrada en Quito no había un “sentimiento de urgencia” entre los europeos “sobre lo que está viviendo” Venezuela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here