Líderes empresariales de Florida cargan contra leyes antiinmigrantes

0
180
Más de un centenar de líderes del sector empresarial de Florida expresaron este martes su oposición a dos proyectos de ley que entrañan una "amenaza" para la "reputación, seguridad pública y economía" del estado por su carácter "antiinmigrante". EFE/Archivo

Miami – Más de un centenar de líderes del sector empresarial de Florida expresaron este martes su oposición a dos proyectos de ley que entrañan una «amenaza» para la «reputación, seguridad pública y economía» del estado por su carácter «antiinmigrante».

En una carta abierta dirigida al gobernador de Florida, Ron DeSantis, y al presidente del Senado, Bill Galvano, los líderes empresariales denuncian que las iniciativas SB-168 y HB-527 «criminalizan y apuntan a la comunidad inmigrante» y «destrozan nuestra economía».

Los empresarios piden que sean rechazadas estas medidas, una de las cuales, la HB-527 tiene prevista votación este martes en el comité judicial del Congreso de Florida, por considerar que generarán «deportaciones masivas» de inmigrantes sin papeles y «amenazan» la seguridad de los floridanos.

En concreto, la medida SB-168, presentada por el senador republicano Joe Gruters, «expulsará», de ser aprobada, «a la fuerza laboral de la agricultura y dejará a los agricultores de Florida sin opciones», indicó Paul DiMaire, empresario de la industria agrícola.

«La industria agrícola quedará devastada», aseguró DiMaire, en sectores clave como el cítrico, que supone el 56 % de la producción del país, además de «erosionar» la confianza entre la Policía y los inmigrantes, dado que los indocumentados vivirán con el temor de denunciar cualquier crimen del que hayan sido víctimas o testigos.

«Les pedimos a nuestro líderes electos en Tallahassee (capital del estado), que pongan fin a esta legislación equivocada y se centren en ofrecer soluciones a problemas reales en nuestro estado», destacó la carta.

Según un estudio divulgado por la organización New American Economy (NAE), el 85,8 % de los trabajadores indocumentados en Florida, con edades comprendidas entre los 16 y los 64 años, pagan cada año en impuestos cerca de 1.700 millones de dólares.

Y advierte que la aplicación de la SB-168 puede representar el «éxodo» de un 10 % de inmigrantes en el estado, con un coste anual de pérdidas de algo más de 121 millones de dólares en impuestos y cerca de 3.500 millones en el producto interior bruto.

Tanto este proyecto de ley como el HB-527, sometido este segundo recientemente en la Cámara baja estatal por el republicano Cord Byrdque, apuntan a los «más vulnerables» en un estado donde uno de cada cinco residentes es inmigrantes y el 20 % de ellos son indocumentados.

Se trata, resaltó la carta, de un «intento de deportación masiva» que «castiga a aquellos que huyen de la violencia y la pobreza» en sus países de origen para encontrar un lugar seguro donde trabajar y vivir.

Además, prosigue, estos dos proyectos de ley, «arruinan la reputación» de Florida como estado «inclusivo» que «da la bienvenida» al que llega.

Entre los cerca de 120 empresario firmantes de la carta figuran Mike Fernández, presidente de MBF Healthcare Partners; John Rowe, presidente de Exelon; Bob Dickinson, exgerente general de la empresa de cruceros Carnival, o Sheldon Anderson, de la consultora Sheldon T. Anderson Consulting.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here