Londres descarta un acuerdo bilateral con Dublín sobre la frontera irlandesa

0
275
La primera ministra británica, Theresa May, recibe a su homóloga neozelandesa, Jacinda Ardern (no aparece en imagen), este lunes, a las afueras del número 10 de Downing Street, Londres, Reino Unido. Ardem se encuentra de visita oficial en Reino Unido para reforzar los lazos y la buena relación con el territorio británico en medio del "brexit". EFE

Londres – La primera ministra británica, Theresa May, «no contempla» negociar un pacto bilateral con el Gobierno de Dublín sobre la salvaguarda para evitar una frontera en la isla de Irlanda tras el «brexit», aseguró hoy su portavoz.

La fuente negó también que la jefa del Ejecutivo se plantee revisar el acuerdo de paz de Viernes Santo de 1998, que acabó con años de conflicto en Irlanda del Norte, para facilitar la aprobación de su tratado para la salida de la Unión Europea.

«La primera ministra ha sido clara en múltiples ocasiones de que estamos comprometidos a respetar el acuerdo de paz de Viernes Santo en su integridad y a ofrecer una solución que evite una frontera física entre Irlanda del Norte y (la República de) Irlanda», declaró.

También el Gobierno irlandés y la Comisión Europea han indicado que es inviable llegar a tal acuerdo bilateral, puesto que la UE negocia en bloque, lo que desmentiría informaciones aparecidas en la prensa británica el fin de semana.

May comparece a las 15.30 GMT en la Cámara de los Comunes para exponer un plan alternativo después de que su pacto de «brexit» fuera rechazado por los diputados el pasado 15 de enero.

Según su portavoz, la primera ministra trata de encontrar una solución al asunto de la salvaguarda para evitar una frontera física entre Irlanda del Norte e Irlanda -lo que se considera que socavaría el proceso de paz de 1998-, el punto más conflictivo de su acuerdo para la salida de la UE.

Esta salvaguarda establece que el Reino Unido permanezca en una unión aduanera con los Veintisiete, con un estatus especial para la provincia británica de Irlanda del Norte, si Londres y Bruselas no han llegado a un pacto comercial bilateral al fin del periodo de transición tras el «brexit», en 2020 o 2021.

Muchos conservadores y sus socios parlamentarios del Partido Unionista (DUP) norirlandés temen que esta cláusula mantenga al Reino Unido atado a la UE indefinidamente y ven amenazada la integridad territorial del país.

Mientras May se empeña en salvar su acuerdo, se espera que diputados de varios partidos presenten hoy enmiendas a la moción gubernamental, con las que esperan determinar los siguientes pasos en el proceso del «brexit», que debe ejecutarse el próximo 29 de marzo. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here