Los eslabones que vulneran la seguridad en los estadios

0
167

Tegucigalpa – El reloj marcaba las seis y minutos del sábado por la noche. El bus de Motagua llegaba al Estadio Nacional para disputar el partido más esperado de la jornada, contra el Olimpia, el equipo más popular y más campeón de Honduras, en un ambiente majestuoso como suelen ser este tipo de espectáculos deportivos.

– Se vuelve necesario que la Policía cuente con un cuerpo especializado en seguridad de espectáculos deportivos, con personal seleccionado para tal efecto, coinciden analistas.

La unidad que conducía la plantilla motagüense fue atacada con piedras, botellas y palos por parte de supuestos barristas del equipo contrario a pocos metros del Estadio Nacional de Tegucigalpa, en una arteria vial que los Azules no acostumbraban a transitar en el protocolo que los conduce al coloso capitalino.

jugadores

La turba de inadaptados sociales provocó lesiones al menos a tres jugadores de la plantilla motagüense, quienes no tuvieron más remedio que retornar al hotel de concentración y llevar a los heridos a una clínica cercana.

La noticia llegó rápido al Estadio Nacional, donde la gente ingresaba normalmente para degustar de un gran clásico. La suspensión del juego era inminente. Por un lado, Motagua afirmaba que no se presentaría al encuentro, y por otro lado, Olimpia salía a la cancha a realizar sus ejercicios de calentamiento de cara al cotejo programado para las 7:00 de la noche.

Casi una hora pasó entre el lapso del ataque al bus y cuando se generaron los primeros enfrentamientos en las afueras de la instalación deportiva. La noche se fue tornando tensa y fue acompañada de una llovizna que mojó a los asistentes al clásico.

dolor

 Luto volvió al Estadio Nacional donde 4 personas fallecieron en enfrentamiento

Al final de la jornada el fútbol hondureño se volvió a enlutar: cuatro muertos, siete heridos y miles de personas volvieron a ser parte de un triste espectáculo que ya suele ser reiterativo.

Policía dice actuó diligente

La Policía alega que antes del espectáculo tuvieron el control absoluto del mismo y que los enfrentamientos se generaron por parte de aficionados enardecidos ante la suspensión del juego.

raul martinez policia

          Comisionado Raúl MartínezEl comisionado Raúl Martínez justificó que luego de los enfrentamientos entre barras en las afueras del Estadio Nacional, el portón uno fue abierto por la Policía para bajar a la afición a la cancha y así procurar un desalojo controlado.

La determinación se tomó porque se lanzaron gases lacrimógenos que provocaron la estampida de aficionados. En el caso de no tomarse la decisión de abrir el portón para evacuar la gente la desgracia pudo ser de mayores proporciones, justifica la Policía.

“El protocolo de actuación se activa al momento en que se suspende el encuentro deportivo, la vida de las personas es nuestra prioridad”, dijo el oficial Martínez.

Iglesia pide retirar apoyo a barras

El padre Juan Ángel López pidió a los directivos de equipos de fútbol que retiren su apoyo a “las barras criminales”, luego de los acontecimientos ocurridos en el Estadio Nacional en Tegucigalpa y que culminara con cuatro muertos y decenas de heridos.

padre Juan Angel LOPEZ

           Padre Juan Angel LópezEnfatizó que no se puede seguir permitiendo actitudes violentas en ningún espacio de la vida nacional del hondureño.

“Ante lo dantesco de ayer en el Estadio, por el bien del deporte y por el bien de Honduras, debo pedirles a los directivos que quiten todo apoyo a esas barras de criminales. No podemos permitir que siga esta actitud en ningún espacio de la vida nacional”, escribió el padre en su cuenta de Twitter.

Los directivos de los equipos de fútbol suelen apoyar con recursos económicos a las barras organizadas para que monten sus espectáculos en las instalaciones deportivas.

Infraestructura deportiva

saul buezo mazariegos

   Comisario Saúl Buezo MazariegosEl experto en seguridad y comisario de partidos de la Liga Nacional, mayor Saúl Bueso Mazariegos, comenzó su análisis diciendo que el país vive un contexto general de violencia que se ramifica en otras actividades, a las que no se escapa el fútbol.

Detalló que hay que tomar en cuenta la infraestructura de los estadios, que en su mayoría son anacrónicas y obsoletos que no cuentan con las facilidades técnicas, administrativas y de logística necesarias para albergar una buena cantidad de público bajo los estándares de seguridad que se requieren.

El mayor Bueso Mazariegos desglosó que los equipos de la Liga Nacional no cuentan con el método de silla numerada para respetar que quien compra una entrada verá el partido de forma cómoda.

Asimismo, es urgente la implementación de un censo de los integrantes de las barras de los equipos que permita saber cuántos son y cómo tratarlos de acuerdo a sus comportamientos individuales en los estadios de fútbol.

Sugirió el uso de tecnología como ser cámaras con ‘zoom’ de alta capacidad que ayuden a seguir de cerca el comportamiento de los barristas.

invasion cancha

Proponen cámaras con zoom que vigile comporamiento con las barras

“Se necesita un mejor sistema de control de accesos que ayude a que tengamos conciencia de cuántas personas están ocupando una determinada tribuna, a qué ritmo se llena una platea, hacer monitoreos más eficientes”, explicó.

Reglamentar Ley de Convivencia

El comisario Bueso Mazariegos citó que pese a que existe la Ley de Convivencia en los Estadios, está aún no ha sido reglamentada y tiene muchos articulados que no obedecen a la realidad específica del país. “Esa norma ni siquiera se ha reglamentado porque prácticamente resultó ser una mala copia de otras leyes que no necesariamente proyectan la realidad que vivimos en Honduras”.

Pidió a los diputados del Congreso que revisen la ley y que hagan los ajustes pertinentes. “Esperamos que salga una ley con dientes con una posibilidad cierta de aplicación y con una reglamentación adecuada. También hay que crear unidades especializadas en el tema dentro de la Policía Nacional para que sepamos qué hacer en determinadas situaciones”.

policia cancha

La seguridad dentro de los estadios ha fallado en partidos anteriores

Reflexionó que la educación de la afición y los jugadores es fundamental para que la violencia no asome a las instalaciones deportivas o que no se generen conflictos en zonas apartadas de los estadios.

Dijo que la solución no es vetar el ingreso de las barras a los estadios, tampoco llevar los partidos a otras localidades, “no podemos matar el deporte, debemos buscar soluciones funcionales que den mejores resultados, es necesario trabajar a nivel de Liga Nacional y la Policía para hacer jornadas preventivas”.

Observadores en temas de seguridad han advertido que las barras de los equipos están infiltradas por criminales que aprovechan las organizaciones deportivas para generar caos y daños sociales.

barra

Subrayó que “el censo de los barristas es importantes porque al estar identificados sabemos si ellos se dedican a la actividad de animar a su equipo o a la actividad de cometer ilícitos, en cuyo caso se les tratará en base a lo que hacen”.

Descomposición por fanatismo

A criterio del sociólogo Pablo Carías, lo ocurrido en el Estadio Nacional refleja que no es un fenómeno exclusivo en el país.

Pablo Carías

                     Pablo Carías

Lamentó que la violencia en los estadios se está generalizando y sea vista como normal.

“Siendo el deporte una actividad que debería llamar a la confraternidad, establecimiento de redes de amistad y solidaridad, esto se está echando a perder”, manifestó.

Señaló que la sociedad está empezando a descomponerse porque fácilmente las personas pierden los valores y generalmente son más apasionados y fanatizados.

“Estamos viviendo una sociedad en descomposición y una sociedad como la nuestra hace que se pierdan los valores, se han fanatizado y apasionado que el autocontrol se vuelve más difícil cuando estas actividades son de tipo grupal”, aseveró.

No permitir ingreso de personas ebrias

En tanto, el criminólogo Nery Ordóñez tachó que se debe prohibir el ingreso a los estadios de personas bajo los efectos del alcohol o cualquier otra sustancia sicotrópica.

Nery Ordoñez

         Criminólogo, Nery Ordoñez

A renglón seguido, mencionó que “el tipo de motivación mediática que existe en algunos medios de comunicación a veces deriva en confrontaciones. La criminología mediática habla que para que puedan existir conflictos tienen que existir dos partes”.

Aseveró que en el caso del pasado sábado cuando se produjo la agresión al bus del Motagua por parte de supuestos barristas contrarios, inmediatamente se tuvieron que tomar acciones de parte de la seguridad para evitar enfrentamientos entre ambas porras.

Ordóñez exteriorizó que la acción mediática de un hecho delictivo lo que genera es la tensión colectiva, que fue lo que sucedió la noche del sábado.

Propuso manejar con mayor responsabilidad la venta de alcohol en los estadios porque en la mayoría de los sucesos violentos hay personas ingeridas de bebidas alcohólicas.

Consultado sobre qué se debe hacer con las barras deportivas, el criminólogo respondió: “las barras deben ser controladas y tener un lugar específico donde se van a ubicar, así como la ruta que seguirán para entrar y salir del estadio. Se necesita controlar estos grupos de porras lo más pronto posible, caso contrario llegaremos a extremos más lamentables”.

Puntualizó que “la conflictividad no solamente va generada por acciones de enemistades manifiestas por simpatizantes de un equipo, sino que se acentúan por el uso y abuso de las drogas y el alcohol. Una buena medida es no permitir el ingreso de estas personas y tampoco la venta de cervezas dentro de la instalación, así solucionaríamos gran parte del problema”.

Medio centenar de muertos en peleas de barras

luto

Más de 50 personas perdieron la vida en pelea de barras

Se estima que entre el 2003 y el 2019, más de una docena de futbolistas y cerca de una decena dirigentes y un utilero, perdieron la vida en diferentes hechos violentos registrados en el país, cuyas causas se desconocen por falta de investigación.

Además, cerca de medio centenar de personas han perdido la vida por enfrentamientos entre barras de los equipos, hechos que, en la mayoría de los casos, se mantienen impunes por diferentes causas, incluida la falta de investigación.

Herrera Cáceres.jpgç

 Comisionado Roberto Herrera CáceresAnte esas reveladoras estadísticas, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Roberto Herrera Cáceres, condenó los actos de violencia suscitados en el Estadio Nacional que saldó con cuatro personas muertas y casi una decena de heridos e hizo un llamado a evitar la violencia fratricida dentro y fuera de los estadios de futbol.

El Ombudsman hondureño dijo que este lamentable incidente, se suma a otros hechos violentos ocurridos en el reciente pasado, protagonizado por fanáticos de los equipos, que también ha dejado como consecuencia la muerte de personas y puesto en peligro la integridad y la vida de aficionados.

Indicó que queda de manifiesto y se vuelve necesario que la Policía cuente con un cuerpo especializado en seguridad de espectáculos deportivos, con personal seleccionado para tal efecto.

Agregó que, para tener un control, más eficiente, sobre los aficionados que ingresan a los estadios para participar del espectáculo deportivo, se vuelve necesario no permitir el ingreso de armas ni la venta de bebidas alcohólicas.

En su criterio, para hacerle frente al problema y que cese la violencia dentro y fuera de los estadios se requiere de la colaboración y el compromiso de todos los sectores involucrados entre los que mencionó a dirigentes deportivos, futbolistas, cuerpo técnico, autoridades policiales, aficionados y medios de comunicación.

Para ponerle fin a la violencia y el derramamiento de sangre en los diferentes escenarios deportivos se creó la Ley de Prevención de Violencia en los Estadios que entró en vigencia el 29 de octubre de 2015.

La ley contiene 42 artículos y es aplicable a quienes ejecuten actos de violencia o que reflejen intolerancia en el fútbol, incluida cualquier forma de racismo y xenofobia, sin embargo, como ocurre con otras leyes en el país la misma no se cumple porque no está reglamentada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here