Madre hondureña regaló a su hijo para que migrante le diera una “mejor vida”

0
204

Tegucigalpa – La hondureña Mercedes Waldina Mejía Córdova salió al paso hoy ante la detención de un migrante que utilizó a un menor de seis meses como escudo para ingresar a territorio estadounidense y confirmó que ella es la madre del infante y que lo regaló porque quería una “mejor vida” para él.

-Los migrantes suelen creer que al ingresar a suelo estadounidense con un menor apresurarán sus trámites algo que no se aplica en la realidad.

-Aunque un juez federal ya paró la separación familiar en la frontera, activistas dan cuentan que las mismas se siguen practicando por parte de las autoridades migratorias estadounidenses.

Señaló que aunque no poseen los mismos apellidos con el detenido, también de nacionalidad hondureña, es su hermano y tío del infante pero ante los escasos recursos de ella, él se hizo cargo del infante desde su nacimiento.

“Somos hermano con él, se llama Cesar Augusto Córdova Montoya, en el apellido somos diferentes porque solo somos hermanos por mamá”, declaró a periodistas en la ciudad norteña de San Pedro Sula.

Córdova Montoya, de 47 años de edad,  originario de Choloma (Cortés), fue capturado por las autoridades estadounidenses, luego que este pretendía utilizar a un menor como escudo para ingresar a Estados Unidos.

El hondureño fue capturado por las autoridades estadounidenses luego de verificar mediante pruebas de ADN que no tiene ningún tipo de parentesco con el menor de edad.

La madre arguyó que no deben separar al niño de su tío ya que él lo llevaba para darle una “buena vida, porque aquí no se haya trabajo y tenemos hambre”.

“Yo pido que los suelten a los dos, porque él no se ha robado al niño, yo se lo regalé”, prosiguió.

Córdova Montoya será procesado en una Corte Federal por tráfico ilícito de personas y menores de edad, informó en la últimas horas la vicecanciller en Asuntos Migratorios y Consulares, Nelly Jerez.

La diplomática hondureña informó que actualmente todas las unidades familiares que ingresan a Estados Unidos son sometidas a pruebas de ADN para verificar que los menores viajan con sus padres u otros familiares y no con desconocidos.

Entre tanto, el pequeño fue  trasladado a un albergue de menores no acompañados, donde permanecerá el tiempo que establece el protocolo para cumplir con el debido proceso de reunificación con un familiar en Estados Unidos o ser retornado a Honduras, de acuerdo a la determinación del juez, explicó la funcionaria de Relaciones Exteriores.

 La desesperación de los migrantes hondureños les ha orillado a hacer uso de todo tipo artimaña para poder ingresar a suelo estadounidense donde pretenden cumplir el denominado “sueño americano”.

En los últimos meses miles de hondureños han emprendido la ruta migratoria en caravana, la última salió el pasado sábado y hoy ya se encuentra en la frontera entre Guatemala y México.

También la desesperación se ha apoderado de aquellos que ya llevan meses a la espera que su solicitud de refugio sea atendida, muchos migrantes han optado por cruzar el Río Bravo, en improvisadas piscinas que ellos mismos inflan.

Otros han vuelto a utilizar el tren de carga que recorre el territorio mexicano de sur a norte conocido como “La Bestia”, mismo que ha amputado extremidades de cientos de hondureños y en el peor de los casos les ha arrebatado la vida convirtiendo sus sueños en pesadillas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here