Marcelo, becario hondureño en Taiwán, que sueña con crecer para servir a su país

0
462

Taipéi, Taiwán – El programa de becas que la Embajada de Taiwán ofrece a jóvenes hondureños se vuelve cada año más atractivo. Muchos han sido los beneficiados bajo esta modalidad que envía al continente asiático a estudiantes destacados con ganas de superación.

Tal es el caso de Marcelo André Galindo Martínez, oriundo de la capital hondureña y quien con 20 años se abre camino en la isla de apenas 36 mil kilómetros cuadrados.

Marcelo Galindo8

Marcelo compartió su vida en Taiwán.

Taiwán cuenta con un Programa de Becas para beneficiar a los estudiantes y profesionales hondureños. En la actualidad hay más de 300 hondureños estudiando en Taiwán en las diferentes modalidades de becas pregrado, maestría, doctorado y becas militares. El programa inició en 2015 y hasta el momento ha beneficiado a más de 500 hondureños.

El hondureño Marcelo André le narró a Proceso Digital que la idea de irse a estudiar al otro lado del mundo fue gracias a sus esfuerzos en el colegio Salesiano San Miguel. “Yo me apliqué, saqué buenas notas arriba del 90 por ciento y me gané la oportunidad de venir a Taiwán”, adicionó.

El catracho lleva nueve meses en Taipéi, bajo la modalidad de una beca que incluye 1 año para estudiar el idioma mandarín y cuatro años para carrera superior, esto último el programa es complemente en inglés. Llegó al país asiático junto a 23 hondureños.

Marcelo Galindo5

Aprovecha cada momento para conocer el país asiático.

Tengo contacto con varios hondureños, pero hay otros que deciden hacerse de otro tipo de amistades. Eso es normal porque yo mismo tengo afinidad con compañeros de otras nacionalidades.

“El mandarín es para conocer la vida aquí, que nos acostumbremos a su cultura y nos integremos en actividades del Centro de Idiomas, y así tener mejores oportunidades”, compartió Galindo Martínez.

Taiwán ofrece a hondureños becas de pregrado (5 años, incluido 1 de mandarín), maestría (2 años), doctorado (4 años), las que son ofrecidas en el idioma inglés.

Marcelo Galindo1

Los fines de semana sale a conocer los sitios turísticos.

En el caso de la beca de Marcelo, ésta incluye dos horas diarias -lunes a viernes- de clases en el Centro de Idiomas, donde les proporcionan libros y demás insumos didácticos.

Los becarios reciben un aporte de 800 dólares (19 mil 600 lempiras) mensuales para el pago de la renta, alimentación y gastos de transporte. “Tenemos que usar el dinero en el Centro de Idiomas, nuestra renta y las expensas de vida, o sea que yo digo que al final el dinero es justo lo que debemos gastar”, dice Marcelo, que agrega que para hacerlo rendir renta un piso junto a tres estudiantes (dos panameños y un alemán).

Interpretó que el dinero que se recibe por la beca debe ser administrado de la mejor forma posible. “Aquí también es fácil perderse, se puede salir a bares, a tomar y otras situaciones que te pueden inducir las amistades equivocadas”.

El primer año reciben 814 dólares y 977 dólares a partir del segundo año.

Vivencias de Marcelo

Dijo extrañar sus amigos, la familia y la comida hondureña, sin embargo cree que el sacrificio vale la pena y en su momento tendrá recompensas.

Marcelo Galindo3

Suele andar solo conociendo la cultura taiwanesa.

El oriundo de la capital hondureña relató que sigue aprendiendo mandarín y lo calificó de complejo. “Siempre digo que hablar mandarín es como hablar al revés el español”, apostilló.

El joven capitalino se mantiene activo en varias actividades como es Dragon Both, que combina con sus clases de mandarín y otras diligencias del Centro de Idiomas.

Marcelo Galindo2

También aprovecha para hacer sesiones de meditación.

Luego de terminar el estudio del mandarín, Marcelo tiene programado sacar la carrera universitaria Ingeniería en Sistemas y así seguir creciendo como persona.

Aunque no tenía en sus planes conseguir novia, en Taipéi conoció una linda paraguaya -que por ahora- le ha robado el corazón. “Luego de tener un mes viviendo aquí conocí a una paraguaya que me gustó porque irradiaba inteligencia y decidimos comenzar un relación de noviazgo. Es un gran apoyo para mí en estos momentos”, contó.

Calificó la vida en Taiwán “como súper conveniente y segura”.

Marcelo Galindo4

Tiene participación en el equipo de Dragon Both.

“Aquí puedo dejar las cosas en cualquier lado y sé que no habrá problemas, jamás he escuchado un incidente de una muerte (violenta). Aquí hay un sistema de renta de bicicletas, yo he dejado mi cartera y mi teléfono para ir a una tienda de conveniencia y no pasa nada”, compartió.

Los fines de semana los emplea para conocer sitios turísticos de Taiwán. “Trato de conocer un poco más el país aunque sé que mi tiempo es limitado, entonces cada oportunidad que tengo la quiero aprovechar”.

Consejo a jóvenes hondureños

Marcelo Galindo envió un mensaje a los jóvenes soñadores que andan buscando oportunidades para salir a estudiar fuera de Honduras.

Marcelo Galindo6

Su plato favorito.

“Sigan soñando, tengan ideas claras, expectativas altas siempre y nunca se rindan. Mantengan siempre un promedio académico alto y nunca se cierren, busquen todo tipo de oportunidades, la vida es de los soñadores y de los que quieren llegar más lejos”, externó.

Dijo que luego de concluir sus estudios superiores tiene pensado aplicar a una maestría, ya sea en Taiwán u otro país. “Me siento muy seguro de eso, quiero conocer más gente y conquistar el mundo.

Consultado sobre si regresará a Honduras en un futuro, contestó: “Es posible que regrese a dar mi apoyo, mis conocimientos adquiridos. Quiero llevar lo mejor que aprendí para mejorar Honduras”.

El entrevistado animó que “los jóvenes que quieren aplicar a estas becas deben tener un índice arriba del 90 por ciento y dominar el idioma inglés”.

“A todos les digo que se esfuercen y mantengan las expectativas altas. A mis amigos y mi familia les digo que los tengo en mi mente y en mi corazón”, se despidió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here