Más de 600 mil hectáreas de bosque deja el programa CliFor bajo la forestería comunitaria

0
84

Tegucigalpa – El bosque hondureño es un recurso valioso para Honduras, su gente y con importancia para el clima global. Unidos por el bosque – impulsando el desarrollo comunitario ha sido el lema del Programa Adaptación al Cambio Climático en el Sector Forestal (CliFor) durante sus casi seis años de ejecución, mismo que dejó 618 mil hectáreas de bosque bajo la foresteria comunitaria.

Más de 63 mil personas beneficiadas con la generación de fuentes de ingreso y trabajo en zonas remotas. 

Con un monto de 29.1 millones de euros, la Unión Europea, el Gobierno de Alemania y de Honduras, el Programa CliFor ha realizado acciones en sus áreas de intervención de Francisco Morazán, El Paraíso, Yoro, Olancho, Biosfera del Río Plátano y La Mosquitia, que abarcan casi la mitad del país. La ejecución del Programa estaba a cargo del Instituto de Conservación Forestal (ICF) y la Cooperación Alemana (GIZ).

Más de 600,000 mil hectáreas de bosques nacionales, ejidales y en propiedad intercomunitaria indígena, muchas veces en las áreas más remotas del país, han sido asignadas por sus autoridades a 55 organizaciones agroforestales bajo el esquema de la forestería comunitaria.

“Se han beneficiado más de 63 mil personas en las seis regiones del Programa CliFor, generando fuentes de ingresos y trabajo para hombres, mujeres, jóvenes y comunidades indígenas que generalmente son marginados del mercado laboral. De esta forma se ha reducido la peligrosa migración hacia los países del norte. Además, con la mejora de la gobernanza comunal en áreas boscosas remotas, no solo se logró bajar la incidencia de tala ilegal de madera al 1% y los incendios forestales en las áreas de forestería comunitaria a menos del 3%”, comentó el director del ICF, Mario Martínez.

A través de medidas de adaptación al cambio climático el Programa ha apoyado también a las comunidades para que ellas aumenten su resiliencia frente a la variación del clima. Honduras figura entre las naciones más afectadas por el cambio climático. Con esta asesoría técnica se ha garantizado la seguridad alimentaria en las comunidades y se han mejorado los ingresos para sus pobladore.

“Para nosotros el Programa Clifor ha sido un programa de aprendizaje, enseñanza y de desarrollo para nuestra comunidad. Y sobre todo ha cambiado el pensamiento de nuestra gente. Hoy en día la gente es más dinámica, más activa y más despierta. Hoy se piensa diferente en relación al bosque, al uso de material orgánico. Todo eso por el trabajo técnico del personal del Programa CliFor”, relató el presidente de la Cooperativa Agroforestal Silisgualagua, Duglas Figueroa, de la misma comunidad, ubicada en el Municipio de Güinope, El Paraíso.    

Hay varios ejemplos positivos en las áreas de intervención del Programa CliFor, donde la situación de la población local en los aspectos sociales, económicos y ambientales, ante los desafíos del cambio climático se han mejorado a través de la implementación de la forestería comunitaria. 55 organizaciones agroforestales han sido organizadas y capacitadas y el cambio de actitud, y un accionar proactivo es el resultado resaltante de los casi seis años de ejecución del Programa CliFor.

“Aún hay mucho camino por recorrer. Con una actualización y reforma integral del Sistema Social Forestal de Honduras y una simplificación de las normativas e instrumentos existentes del ICF se dará un paso grande para la sostenibilidad de la Forestería Comunitaria en el mediano y largo plazo. Así mismo una mejor regulación del manejo y aprovechamiento forestal legal coloca a las organizaciones agroforestales en una mejor posición frente a la tala ilegal de madera. Además, una reducida carga impositiva a las organizaciones agroforestales, acompañado por incentivos financieros, aumente la rentabilidad de la forestería comunitaria y por ende su contribución económica y social hacía las comunidades rurales”, expresó el Director Internacional del Programa, Gunter Simon.

Sin embargo, Honduras ahora cuenta con las bases para futuros programas de economía verde, en el contexto de los arreglos internacionales para la adaptación y mitigación al cambio climático. La Unión Europea, el Gobierno de Alemania y la Cooperación Internacional estarán al lado de Honduras para que el bosque hondureño se convierta en una herramienta vital para el bienestar y el desarrollo sostenible del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here