México intenta persuadir al país para que financie el plan para Centroamérica

0
149
El canciller de México, Marcelo Ebrard, habla en rueda de prensa. EFE/Archivo

Washington – El canciller de México, Marcelo Ebrard, intentó persuadir hoy a la Casa Blanca para que financie el llamado «Plan Marshall» para el Triángulo Norte de Centroamérica porque, a su juicio, atacar las causas de la migración es la forma más «eficaz» de frenar ese fenómeno.

Ebrard ofreció detalles en una rueda de prensa de la conversación que mantuvo hoy en la Casa Blanca con Jared Kushner, el yerno del presidente, Donald Trump; así como con el secretario en funciones del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, encargado de la política migratoria.

El canciller se mostró convencido de que Washington valorará el «tema de la eficacia» del Plan de Desarrollo Integral de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

«No estoy hablando de la bondad del plan que estamos presentando, sino qué es más eficaz. Cada mes vienen más personas, de acuerdo a los números oficiales de EE.UU. Entonces pensamos que esto va a ser más eficaz y hoy nos recibieron en la Casa Blanca para escuchar ese planteamiento», explicó Ebrard.

El programa, hecho público este lunes en México, busca atacar las causas que obligan a miles de ciudadanos del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, El Salvador y Guatemala) a emigrar al país.

La idea, detalló el canciller, es que esos tres países puedan «incorporarse a la cuenca de desarrollo» de Norteamérica para agilizar sus intercambios comerciales e incrementar su crecimiento.

El llamado «Plan Marshall» propone, entre otras cosas, mejorar la seguridad de las escuelas con la ayuda de Unifec; así como la construcción de infraestructuras, sobre todo del sector energético para lograr una sustancial reducción de los costos de la energía e incrementar la producción y el consumo.

Para todo eso, Ebrard admitió que se necesitan fondos internacionales y también de los países implicados: México, EE.UU., Honduras, El Salvador y Guatemala.

Detalló que las naciones centroamericanas están ahora decidiendo sus presupuestos; mientras que México se ha comprometido a invertir 25.000 millones de dólares en los siguientes cinco años en el desarrollo económico y social del sur de su país y del Triángulo Norte.

Ebrard no detalló cuánto aportará México específicamente al plan de la Cepal, cuya implementación tendría un coste de 7.000 millones de dólares, según indicó hoy.

En diciembre, México anunció que Washington dedicaría 5.800 millones de dólares al plan para Centroamérica, pero posteriormente el Departamento de Estado precisó que solo habrá 2.000 millones de nuevos fondos, pues el resto provienen de partidas que no se han gastado y que fueron aprobadas entre 2015 y 2018.

El canciller aseveró que en «los próximos días o semanas» espera saber si Washington finalmente invertirá o no en el plan de desarrollo de la Cepal, aunque dijo que «no han puesto fecha».

La gira de Ebrard para presentar el proyecto continuará la semana próxima en Berlín, donde tiene previsto reunirse con su homólogo alemán, Heiko Maas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here