Migrantes cruzan frontera México-EEUU y se entregan a autoridades en EEUU

0
61
Una familia cruza el río Bravo este, martes 16 de abril de 2019, en la fronteriza Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua (México). EFE

Ciudad Juárez (México) – Familias migrantes centroamericanas tomaron la decisión de cruzar la línea fronteriza de Ciudad Juárez para entregarse a las autoridades migratorias estadounidenses en El Paso, Texas, ya que existe una larga lista de espera para que su petición de asilo se atendida por el Gobierno de Estados Unidos.

“La gente no quiere estar en Ciudad Juárez cumpliendo un lar tiempo de espera. Lo que dicen es que el 80 % de esta lista son personas de Cuba, pero en cambio las detenciones de la Patrulla Fronteriza en El Paso, son de personas de Centroamérica, inclusive de Brasil”, dijo a Efe Blanca Navarrete García, directora de la asociación Derechos Humanos Integrales en Acción (DHIA).

La directora de la asociación de acompañamiento legal a la población migrante en esta frontera comentó que la lista de migrantes en espera de su cita para pedir asilo en Estados Unidos registra a más de 3.500 personas.

Explicó que las familias no registradas en la lista, optan por atravesar el cauce del río que divide a ambos países y se dejan aprender por la Patrulla Fronteriza, aunque esto no les asegura que lleven a cabo su proceso de petición de asilo del lado estadounidense.

De acuerdo con Navarrete García, no se había registrado la llegada de migrantes brasileños, puesto que ellos no aparecen en la lista a cargo del Consejo Estatal de Población.

Sin embargo, indicó que ya se han contado a alrededor de 400 personas provenientes de Brasil. Por su parte, el coordinador del Programa de Atención a Migrantes del Consejo Estatal de Población, Dirvin García Gutiérrez, dijo a Efe que han detectado que los migrantes toman esta decisión para poder tener contacto directo con los agentes migratorios de Estados Unidos y por desesperación al enterarse del largo tiempo de espera.

“Con la lista se ha calculado que deben esperar alrededor de dos meses para ser llamados a su cita, aunque los tiempos podrían variar. No todos los días llaman a personas, por ejemplo el fin de semana pasado no le hablaron a ninguno y este lunes llamaron a 15”, apuntó.

El pasado 8 de abril, se informó que el juez federal Richard Seeborg, del distrito norte de California, había cancelado la política migratoria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con la que se devolvía a los solicitantes de asilo centroamericanos a México mientas esperaban la resolución de su estado migratorio.

Después de que entrara en vigor la suspensión del programa “Quédate en México”, Navarrete García explicó que el Gobierno de Estados Unidos impugnó la cancelación del juez federal.

“Les concedieron la impugnación, era como una suspensión provisional, como una figura de amparo, pero la demanda sigue. Hasta que no tengamos una resolución definitiva de los tribunales de Estados Unidos, pues la gente va a seguir regresando”, agregó.

El nuevo Gobierno mexicano, liderado por el presidente Andrés Manuel López Obrador desde el 1 de diciembre, creó una visa especial por razones humanitarias que autoriza a los migrantes centroamericanos entrar y trabajar en México, pero solo aplicó un plan especial hasta enero.

Por lo que varios grupos de migrantes han accedido al país sin cumplir el trámite de esperar en la frontera con Guatemala para que las autoridades mexicanas les entreguen esta tarjeta.

En octubre de 2018, miles de centroamericanos -en su mayoría hondureños y salvadoreños- abandonaron sus países en distintas caravanas y atravesaron México con el afán de llegar a Estados Unidos y solicitar asilo, en un éxodo que causó choques diplomáticos entre ambos países.

La madrugada de este lunes alrededor de 3.000 migrantes comenzaron a avanzar en un contingente integrado por ciudadanos de El Salvador, Guatemala y Honduras rumbo al municipio de Huixtla, suroriental estado mexicano de Chiapas, con la intención de llegar a Estados Unidos.

Se calcula que alrededor de 10.000 migrantes se encuentran actualmente en el sur de Chiapas, incluyendo a unos 2.000 que se ubican en el Puente Internacional entre Guatemala y México y en los próximos días podrían partir en una nueva caravana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here