MSF ve inseguro el estado mexicano de Tamaulipas para acoger a los migrantes

0
282
Un grupo de migrantes hondureños toman un descanso en la ciudad de Matamoros, en el estado de Tamaulipas (México). EFE/Abraham Pineda-Jacome/Archivo

México – La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) criticó este miércoles la inseguridad del estado mexicano de Tamaulipas y afirmó que no es lugar para acoger a los migrantes en espera de resolver su solicitud de asilo en Estados Unidos.

En un comunicado, la organización se posicionó en contra del anuncio de las autoridades de México y Washington de expandir el protocolo «Quédate en México» (Remain-in-México) a la ciudad de Nuevo Laredo, en Tamaulipas.

«Médicos Sin Fronteras condena enérgicamente esta decisión y alerta de los peligros que enfrentarían los solicitantes de asilo en Estados Unidos al ser devueltos a esta ciudad fronteriza mientras sus solicitudes son procesadas», aseguró la ONG en el boletín.

Asimismo, María Hernández, del equipo de coordinación de Médicos Sin Fronteras, consideró que «devolver a las personas que buscan asilo y obligarlos a permanecer en Nuevo Laredo es una política inhumana».

«Es ponerlos en manos del crimen organizado, donde ser migrante es sinónimo de ser una mercancía», advirtió. Los migrantes se encuentran constantemente expuestos a robos, violaciones, extorsiones, secuestros e incluso, homicidios.

Según la organización, un 45 % de los pacientes atendidos de enero a mayo 2019 en Nuevo Laredo sufrieron un evento de violencia en esta ciudad mientras esperaban para cruzar hacia el país vecino.

Hernández aseguró que la mayoría de los pacientes que atiende MSF no salen a las calles debido a que el riesgo de secuestro es inminente.

«El 12 % de los pacientes asistidos en nuestro programa de salud mental en 2019 fueron víctimas de secuestro, 58 % de ellos, en los siete días anteriores a la consulta», precisó.

Los solicitantes de asilo atendidos en Nuevo Laredo, según el comunicado, constituyen un flujo mixto, siendo provenientes de países como Cuba, República Democrática del Congo, Angola o Camerún, también México, entre otros.

«Pero sin duda son los centroamericanos los más vulnerables al secuestro y es precisamente esta población es la que será devuelta en mayor número, bajo el protocolo ‘Quédate en México'», señaló Hernández.

Según datos del Gobierno de México, el tráfico ilegal de indocumentados que buscan llegar de México a Estados Unidos deja anualmente 6.000 millones de dólares en dinero negro.

Desde el mes de octubre, miles de migrantes provenientes de Centroamérica atraviesan México con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

Huyen de la pobreza, la violencia, y la falta de empleo a raíz de la crisis económica, política y también climática, que se ha enseñado especialmente con la región del Corredor Seco de Centroamérica.

En junio pasado, México y Estados Unidos alcanzaron un acuerdo en el que el país latinoamericano se comprometió a frenar el flujo migratorio, y así evitar la imposición de aranceles.

Miles de efectivos de las fuerzas mexicanas, entre estos de la nueva Guardia Nacional, se han desplegado por las fronteras sur y norte y nuevos agentes migratorios han extremado la vigilancia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here