Mujeres utilizadas para vulnerar seguridad en las cárceles

0
337

Tegucigalpa –Más de una veintena de mujeres han sido detenidas durante este año por intentar introducir droga o teléfonos celulares a los diferentes centros penales del país, en muchos de los casos han utilizado sus partes íntimas para intentar lograr el objetivo, sin embargo, la tecnología impuesta por las autoridades penitenciarias han evitado que los estupefacientes y los dispositivos móviles lleguen a los privados de libertad.

-Suman 29 las personas detenidas por intentar introducir drogas a centro penales, de las cuales 23 son mujeres en el presente año.

– La tecnología instalada en los recintos carcelarios como el body scan ha ayudado a evitar este tipo de  ilícitos.

German McNeil

El subdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP), German McNeil, explicó a Proceso Digital que existe preocupación por la insistencia que tienen las féminas, quienes están siendo utilizadas para ingresar drogas y objetos prohibidos a las diferentes cárceles del país.

Señaló que de los 23 casos que involucra a mujeres, dos son madres que intentaron introducir teléfonos celulares para uso de sus hijos.

Indicó que las personas detenidas por pretender ingresar drogas y aparatos a prisiones, la mayoría se encuentran guardando prisión, y “esto sirve de ejemplo para otros, para que lo piensen antes de intentar cometer el ilícito”.

Aseguró que la detención de las féminas por intentar introducir drogas o celulares permite hacer un balance positivo que los mecanismos de seguridad están siendo efectivos.

madre de visita

“Hemos redoblado los esfuerzos, no vamos a permitir que se siga introduciendo droga o teléfonos celulares a los centros penales, hemos avanzado mucho con la seguridad impuesta y seguiremos hacia adelante”, argumentó

Reiteró que no se permitirá que personas busquen por cualquier medio introducir droga al interior de los centros penales del país.

“En las diferentes cárceles se ha intentado, pero han fracasado gracias a la implementación de escáner, que ha logrado evitar que esa droga sea introducida a los módulos de los presidiarios”, puntualizó.

Las cárceles de máxima seguridad del país cuentan ahora con body scan (escáner corporal), similar al que se utiliza en los aeropuertos para detectar la presencia de drogas dentro del organismo.

Mezcla sentimental

Migdonia Ayestas

De su lado, la coordinadora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH), Migdonia Ayestas, reveló a Proceso Digital que uno de los principales problemas es que las mujeres están siendo utilizadas sentimentalmente para cometer el delito.

“Estas mujeres van a las cárceles a visitar a su novio o esposo que están recluidos y desde ahí éstos se aprovechan del sentimiento que tiene la mujer hacia su persona para pedirles que introduzcan ilícitamente lo que necesitan sin importarles que ellas estarían cometiendo un delito y en riesgo de quedar presas”, detalló.

A criterio de la funcionaria universitaria, las mujeres no están viendo ni analizando el riesgo que corren por cometer ese delito.

Mujer ingresa drogas

La detención de las féminas por intentar introducir drogas o celulares permite hacer un balance positivo que los mecanismos de seguridad están siendo efectivos

Campañas permanentes

En ese sentido, recomendó que se necesita que se realicen campañas de parte de las autoridades competentes, tanto dentro como fuera de las cárceles, para que las mujeres tomen conciencia que si introducen algo ilícito quedarán también recluidas.

“Solo con campañas se puede detener este problema generando conciencia entre las mujeres que son las que más son detenidas por intentar introducir droga, ingeniándosela de diferentes formas y hasta utilizando sus partes íntimas para alcanzar el cometido”, arguyó.

Agregó que igualmente se tienen que concientizar de forma permanente a los reclusos que no utilicen a sus parejas para introducir drogas, armas o celulares porque corren el riesgo de que queden recluidas también.

escaners en las carceles

Eficacia de los escáneres

Sostuvo que los escáneres que están instalados en las cárceles de máxima seguridad deben extenderse a otros reclusorios.

“Gracias a estos escáneres se ha logrado detectar a mujeres queriendo introducir droga en sus partes íntimas”, aseveró.

Refirió que también se puede hacer una observación con este tipo de maquinaria, y es la confianza que se deposita en la persona encargada del mismo.

Investigación es importante

Merly Eguigure

Proceso Digital conversó con la coordinadora del Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla, Merly Eguigure, quien pidió a las autoridades una investigación en cada uno de los casos, ya que muchas mujeres pueden estar amenazadas y temen por sus vidas.

“Se debe de hacer una investigación porque es probable que las mujeres estén siendo amenazadas por sus parejas o como una exigencia de estos al momento que ellas los visitan”, señaló, la dirigente feminista.

Otro caso puede ser que estas mujeres están recibiendo dinero o un pago por introducir droga o teléfonos móviles o cualquier objeto que necesiten dentro del centro penal, indicó Eguigure.

En ese sentido, insistió que es importante hacer una investigación que determine cuales son las causas para que estas mujeres estén haciendo este tipo de delitos.

“No podemos tratar igual a alguien que esté siendo presionada u obligada y que puede ser que este en riesgo su vida, a alguien que realiza la actividad por voluntad propia”, apuntó.

sopas instantaneas con drogas

El 24 de marzo, una mujer que intentó introducir marihuana en envases de sopas instantáneas al centro penal de Choluteca.

Antecedentes

Mujeres detenidas en cárceles en 2019

El 11 de mayo, la Fuerza Nacional de Control de Centros Penitenciarios (FNCCP), detuvo a una mujer por pretender introducir un cigarrillo de marihuana en la cárcel de máxima seguridad “El Pozo”, en el municipio de Ilama, Santa Bárbara, occidente de Honduras.

El 4 de mayo, una mujer fue detenida tras intentar ingresar droga oculta en su vagina a la cárcel de máxima seguridad localizada en Ilama, Santa Bárbara, más conocida como El Pozo.

El 15 de abril, el Instituto Nacional Penitenciario (INP), informó la detención de una mujer por intentar introducir dos teléfonos celulares en el centro penal de Danlí, El Paraíso, oriente de Honduras.

El 24 de marzo, una mujer que intentó introducir marihuana en envases de sopas instantáneas al centro penal de Choluteca, zona sur del país, fue capturada por las autoridades.

El 2 de marzo, el Instituto Nacional Penitenciario (INP), informó de la detención de dos mujeres por intentar introducir marihuana a la cárcel de máxima seguridad de Morocelí, El Paraíso, oriente de Honduras, conocida como “La Tolva”.

El 6 de enero, una mujer fue detenida cuando pretendía ingresar droga camuflada en tortillas al centro penal de Santa Rosa de Copán, occidente de Honduras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here