Niños, el creciente negocio en la migración

0
190
Fotografía de archivo donde aparece el portavoz de la Patrulla Fronteriza, mientras habla con una inmigrante hondureña tras entregarse junto a sus tres hijos de 2, 9 y 14 años en un punto del área conocido como Quitobaquito, en la frontera de Arizona con México (EE.UU.). EFE/Archivo

Tegucigalpa – Los niños son el nuevo y creciente negocio en el amplio mundo de la migración ya que por un costo de 130 dólares (tres mil 177 lempiras, según la tasa de cambio en Honduras), algunos emigrantes pueden garantizar su entrada a suelo estadounidense o al menos un mejor trato para poder solicitar asilo.

-Un total de seis mil 197 menores han sido repatriados a Honduras en el primer cuatrimestre del año, según datos oficiales.

Así lo revela una investigación periodística realizada por la cadena hispana Telemundo. Y si se toma en cuenta que los arrestos de migrantes en la frontera se han incrementado también el negocio de la migración.  

¿Cuánto cuesta comprar a un niño de ocho años para hacerlo pasar por su hijo en la frontera y reclamar así asilo más fácilmente en Estados Unidos?, sólo 130 dólares en Guatemala, subraya un artículo publicado por el medio hispano.

Los menores no acompañados y las familias con hijos pequeños reciben un tratamiento diferente a los adultos, que se traduce por ejemplo en un tiempo muy reducido de encarcelamiento en centros de detención una vez pasado el primer trámite de asilo.

Un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (USBP) da de beber a un hombre esposado tras ser detenido sospechoso de haber cruzado el Río Grande para pasar ilegalmente la frontera con los Estados Unidos cerca de McAllen en Texas (Estados Unidos). EFE/Archivo

Fraude

El Departamento de Seguridad Nacional ha denunciado que hay adultos que se hacen pasar por familias, alquilando en el mejor de los casos a menores que fingen ser sus hijos, aprovechándose de las necesidades económicas de sus padres, o secuestrándolos o mediante los traficantes de personas.

Según reportes de prensa, desde abril de 2018 se han descubierto tres mil 100 casos de fraude entre las 260 mil personas que han sido interceptadas intentando entrar al país en familia.

Las autoridades de Inmigración de Estados Unidos no han detallado de qué tipo de fraude se trata, pero los reportes de prensa señalan algunos casos en los que adultos se hacían pasar por menores de edad, o intentaban demostrar ser padres de menores, usando para ello certificados de nacimiento falsificados.

En una ocasión, un par de hombres mexicanos pagaron 260 dólares por los certificados de nacimiento auténticos de un hombre guatemalteco y de un menor con su mismo apellido, y cruzaron la frontera haciéndose pasar por padre e hijo. Fueron condenados a 20 días de prisión y luego deportados.

Medidas

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos lanzará la semana que viene un programa piloto para realizar pruebas de ADN a migrantes en la frontera con México con el fin de identificar a los que se hacen pasar por miembros de una misma familia.

La prueba genética, conocida como «Rapid DNA» (ADN rápido), puede proporcionar resultados en 90 minutos tras aplicar un frotis bucal -raspar con un bastoncillo- en la mejilla, detalló la cadena de noticias CNN, que citó a un funcionario de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

La intención de la administración estadounidense sería practicar esa prueba a los migrantes adultos que pudieran estar haciéndose pasar por integrantes de una misma familia cuando cruzan a Estados Unidos desde México.

Posteriormente se emplearían los resultados de las personas que hayan mentido para investigarlas e iniciar un posible enjuiciamiento.

“Esto es parte de un proceso de investigación más amplio. No es una actividad aleatoria, es un programa piloto diseñado para evaluar la utilidad de esta tecnología en los trabajos de investigación realizados en la frontera”, explicó el director adjunto interino del ICE, Derek Benner, a la CNN.

Negocio

La compra o alquiler de menores se suma al negocio de un grupo de personas que parecen sacar partido económico de la llegada de migrantes a la frontera de Estados Unidos y México, en la que incluso hasta el gobierno de Donald Trump quiere cobrar una tasa a los solicitantes de asilo.

Una red completa de negocios privados y organizaciones obtienen ganancias millonarias de la crisis migratoria provocada por el gran flujo de migrantes centroamericanos que cruzan a diario la frontera sur del país.

Unos de los grandes beneficiados son sin duda las corporaciones que controlan los centros de detención en los que el gobierno mantiene a miles de indocumentados mientras avanza su proceso migratorio o su deportación.

A todo ello, hay que sumar que Trump ordenó recientemente impulsar nuevas normas para cobrar a los inmigrantes que quieran presentar peticiones de asilo en EEUU y también para solicitar permisos temporales de trabajo para el periodo durante el cual se resuelve el asilo.

foto de archivo

Arrestos en frontera

Si se toma en cuenta que se han incrementado los arrestos de migrantes y específicamente menores en la frontera estadounidense se podría colegir que el negocio de los menores en la migración va en ascenso.

Las autoridades migratorias estadounidense arrestaron a 98 mil 977 migrantes indocumentados en la frontera con México en abril, la mayor cifra de los últimos seis meses, según datos publicados este miércoles por la Patrulla Fronteriza (CBP, en inglés).

Con esas detenciones de abril, ascienden ya a 460 mil 294 los arrestos de migrantes en el linde fronterizo desde el inicio del presente año fiscal 2019, que comenzó en octubre pasado.

En su cuenta de Twitter, la CBP subrayó que en lo que llevamos de año fiscal 2019 se ha sobrepasado el número total de arrestos en la frontera desde 2009.

De los arrestados en abril, un total de ochoi mil 897 eran menores no acompañados y otros 58 mil 474 miembros de grupos familiares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here