Nuevas leyes en Colorado y Utah protegen a inmigrantes de la deportación

0
189
Catorce personas, cuatro madres y 10 niños deportados de Estados Unidos hacia Guatemala. EFE/Archivo

Denver (CO) – Una nueva ley ya firmada por el gobernador de Utah y otra similar aprobada en Colorado y a la espera de firma reducen en un día las sentencias de ciertos delitos menores, protegiendo así de ser deportados a inmigrantes convictos con estatus legal en el país.

En Utah, la ley HB19-244, impulsada por el senador estatal Eric Hutchings, republicano, recibió el respaldo unánime tanto de los republicanos como de los demócratas tras escuchar testimonios sobre la situación de refugiados que resultaban automáticamente elegibles para ser deportados por haber sido convictos de delitos de menor cuantía.

Los representantes de Utah aprobaron la nueva ley por 70 votos a favor y ninguno en contra. En el senado hubo 24 votos a favor y ninguno en contra. El gobernador Gary Herbert firmó la ley este último martes, y entró automáticamente en vigor.

La HB19-244 «clarifica» las sentencias máximas para delitos menores, reduciéndolas a no más de 364 días, es decir, uno menos del año completo.

De esa manera, por una diferencia de un día, ya no se debe reportar ante autoridades federales a los inmigrantes convictos por esos delitos.

Mientras tanto, la legislatura de Colorado aprobó de manera definitiva este mes un proyecto de ley similar, el HB19-1148, que también reduce en un día las sentencias de ciertos delitos, como infracciones al código municipal.

En el caso de Colorado, los demócratas impusieron su mayoría en ambas cámaras, con los republicanos votando en bloque en contra de la ley.

El HB19-1148 fue aprobado por 41 a 21 votos entre los representantes, y por 24 a 11 entre los senadores.

«Debido a las extrañas leyes inmigratorias, inmigrantes con visas podían ser deportados incluso por delitos excepcionalmente menores», dijo tras la aprobación de la iniciativa la Senadora Estatal de Colorado Julie Gonzales, demócrata e impulsora de la nueva ley.

«Esta ley ayuda a que los residentes permanentes y quienes tengan visas y vivan en Colorado resuelvan rápidamente sus problemas legales con los condados o municipalidades», agregó.

La oficina del gobernador de Colorado, Jarid Polis, ya ha recibido la ley aprobada, aunque aún no se ha indicado cuándo la firmará.

Según el Buró del Censo, en Utah residen unos 250.000 extranjeros y otros 560.000 viven en Colorado.

A nivel nacional, la organización Instituto CATO estima que unos 118.000 indocumentados y unos 41.000 inmigrantes legales están presos en cárceles de Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here