Olimpia por su copa 31 y el Motagua por la 17 en final del Clausura hondureño

0
127

Tegucigalpa – El Olimpia y el Motagua comenzarán mañana, en el juego de ida, la final del torneo hondureño Clausura, en la que el primer equipo buscará su copa número 31, mientras que el segundo la 17, además del bicampeonato.

Ambos equipos han hecho mejor sus deberes en las dos vueltas regulares del torneo, en las que el Olimpia cerró en primer lugar, lo que por reglamento le dio el pase automático a la semifinal.

Su rival en la semifinal fue el Universidad Pedagógica, al que se impuso en los dos juegos.

En tanto que el Motagua, llegó a la final después de superar al Platense en una repesca y al Marathón en la semifinal.

Olimpia y Motagua, ambos de Tegucigalpa, tienen en común, además, ser los de mayor afición y los que más triunfos han alcanzado desde que se jugó el primer campeonato de la Liga, en 1965.

El juego de ida de la final se disputará en el Estadio Nacional de la capital hondureña, igual que el de vuelta, bajo rigurosas medidas de seguridad para evitar que se produzcan hechos violentos como los registrados en los partidos de la semifinal entre Motagua y Marathón, lo mismo que en el Olimpia-Universidad Pedagógica.

Para evitar enfrentamientos entre hinchas del Olimpia y el Motagua, los directivos de ambos clubes han venido haciendo llamamientos a la cordura, porque se trata de dos partidos de final entre dos «adversarios, no enemigos».

También ha habido moderación por parte del entrenador del Olimpia, el uruguayo Manuel Keosseián, y el del Motagua, el argentino-hondureño Diego Vázquez.

En lo futbolístico, los dos equipos llegan parejos, con un Olimpia cuya dirección la asumió Keosseián a finales de 2018, mientras que el Motagua lleva cinco años con Diego Vázquez en el banquillo.

El Olimpia, el de mayor afición en el país, va en busca de su copa 31, después de tres años consecutivos de no ganar nada.

El Motagua, el segundo más popular, por su parte, jugará su sexta final consecutiva al frente de Diego Vázquez, con quien ha ganado cuatro campeonatos, el último en diciembre de 2018.

En la víspera, el timonel del Motagua dijo que si su equipo fuera el primero en pegar, podría alcanzar «el éxito final» de levantar su copa 17.

«Lo hemos hecho en las finales anteriores», expresó Diego Vázquez, quien además le recordó al Olimpia que «somos los actuales campeones» y abogó por «un juego limpio».

Manuel Keosseián ha dicho que en el clásico Olimpia-Motagua, máxime en una final, «no hay favorito».

No obstante, considera que esta vez, para la final, el Olimpia está mejor que la última en que se enfrentó al Motagua.

Keosseián no se ahorró elogios para el Motagua, al definirlo como un rival que «tiene grandes méritos», entre ellos el ser protagonista de «las últimas finales».

La apuesta de Keosseián con el Olimpia es por ganarle los dos partidos al Motagua, su eterno rival y vecino, ante el cual ha caído en varias finales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here