Pelotera puertorriqueña, ente de motivación para las niñas al jugar ante hombres

0
122
La beisbolista Diamilette Quiles posa ayer viernes, 24 de mayo de 2019, en Utuado (Puerto Rico). EFE

Utuado (Puerto Rico) – Tras convertirse el domingo pasado en la primera mujer en competir en la Liga de Béisbol Superior Doble A de Puerto Rico, la pelotera Diamilette Quiles dijo a Efe que se ha convertido en motivación para que otras jóvenes puedan medirse contra hombres en otros deportes.

«Mi meta es que se de a conocer que la mujer tiene talento, y motivar a niños y niñas, para que los sueños que ellos tengan puedan cumplirse», sostuvo Quiles.

La inicialista hizo historia hace casi una semana, cuando vistió el uniforme de los Montañeses de Utuado y entró a defender la primera base para ser la primera mujer en competir en los 80 años de esta liga semiprofesional.

«Lo que quiero demostrar es que las mujeres sí tienen el poder de jugar cualquier tipo de deporte contra los hombres», enfatizó Quiles, una de doce jugadores de Utuado que componen la edición 2019 de los Montañeses.

Quiles, natural de Utuado -municipio en el norte centro de la isla- contó, que tras su gran gesta, un sinnúmero de madres han etiquetado a sus hijas en las redes sociales implorando a que sean igual de exitosas como ella.

«Esto ha sido realmente un logro», afirmó Quiles el viernes, previo al primer partido de la semifinal de la Sección Norte Serie B, en el que los Montañeses vencieron a los Arenosos de Camuy, 3-0, en el Estadio Ramón Cabañas de Utuado.

Por su parte, el apoderado de los Montañeses, Rafael Juarbe, añadió que después del histórico día, «ya he visto a más jovencitas practicando que jovencitos».

«La inspiración que ha significado para el béisbol femenino, ha sido aún mayor de lo que existía antes de que ella compitiera. De cada diez comentarios que recibe, ocho o nueve son muy positivos», afirmó Juarbe.

Asimismo, el dirigente de los Montañeses Miguel Rodríguez agregó que la gesta de Quiles, amiga de crianza, denota que «no hay barreras para nadie».

«Lo que uno se proponga para lo que se prepare en la vida, lo va a lograr. Simplemente es motivación y deseo de ponerle fe a las cosas», afirmó.

Su presencia no es indiferente para nadie al llegar al estadio, pues Quiles luce cabellera larga rubia, uñas pintadas color azul claro y aretes del mismo color de la famosa marca española Tous.

Su inclusión al equipo también ha provocado cambios en la novena, ya que cada vez que sus compañeros tienen que entrar a los vestuarios para vestirse, Quiles debe esperar fuera.

Igual ocurre cuando ésta quiere uniformarse: los hombres tienen que aguardar a que su nueva compañera se vista.

Quiles afirmó que sus compañeros le han mostrado «mucho respeto» pese a ser del sexo opuesto.

Desde pequeña, Quiles, según contaron Juarbe y Rodríguez, siempre se destacó jugando voleibol, baloncesto y béisbol de manera recreativa sobre las niñas de su edad, por lo que prefería jugar ante los varones.

Fue así que adquirió mayor fuerza y habilidad deportiva.

A sus 13 años jugaba solamente sóftbol, pero decidió dedicarse completamente a jugar béisbol hace diez años, destacándose en el equipo de las Lobas de Arecibo de la Liga de Béisbol Femenino, que organiza la Federación de Béisbol de Puerto Rico, y con la selección adulta.

Fue entonces que en la preparación para los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, el exapoderado y exinicialista de los Montañeses, Pedro ‘Rocky’ Soto, vio el nivel deportivo de Quiles.

Allí, Soto reconoció y aseguró que Quiles contaba con el nivel para competir contra peloteros del sexo opuesto.

«Ha sido la mejor manera de plasmar en la historia este legado. Nunca quitarse, luchar por eso y seguir día a día», abundó Soto, quien mostró las estadísticas de Quiles en la liga femenina a Juarbe para que analizara la oportunidad de incluirla en su equipo.

Juarbe, a su vez, organizó una sesión de entrenamiento para Quiles para ver si tenía el calibre para jugar béisbol contra los hombres.

Y quedó impresionado con sus habilidades deportivas por lo que decidió comunicarse con el presidente de la Federación de Béisbol de Puerto Rico, José Quiles, para comenzar los trámites de inclusión de la pelotera en los Montañeses.

El organismo deportivo aceptó la propuesta hace un par de meses, pero debido a que la pelotera había sufrido una lesión, su debut con los Montañeses se atrasó hasta el pasado domingo.

«El béisbol es mi pasión. Para esto yo nací. Toda la experiencia la he tomado como un reto y en beneficio de mi carrera deportiva», aseguró.

«Cuando salgo a la calle, la gente me pregunta si soy la que juega pelota y eso me hace sentir bien», agregó Quiles, quien afirmó que existen otras peloteras puertorriqueñas que también tienen el nivel de jugar en la Doble A, como Luz Feliciano y Noelia De Jesús.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here