Robusto envío de remesas a Honduras crece en 10 por ciento

0
234

Tegucigalpa – Lejos de debilitarse a causa de las constantes deportaciones, el envío de remesas a Honduras se ha fortalecido al punto de alcanzar un crecimiento interanual del 10 por ciento, según estadísticas oficiales.

-La tendencia al alza en el envío de remesas familiares, contrasta con el aumento en las deportaciones de hondureños en el presente año.

En ese sentido, el último resumen ejecutivo semanal de indicadores del sistema financiero del Banco Central de Honduras (BCH) subraya que la diáspora hondureña en el exterior han envido hasta la última semana de mayo un total de dos mil 38 millones de dólares en concepto de remesas familiares.

Los anterior, según el informe del ente rector de la política monetaria y cambiaria de Honduras, significa un crecimiento interanual del 9.9 por ciento por este concepto.

El envío de remesas familiares se ha fortalecido en los últimos años revela el informe oficial, que precisa, que en el mismo periodo de tiempo de 2017, sumaron mil 711 millones de dólares y en el siguiente año la cifra ascendió a mil 854 millones de dólares.

En el presente año, dos mil 38.1 millones de dólares acentúa el resumen ejecutivo semanal de indicadores del sistema financiero.

De acuerdo con las proyecciones del BCH, este año el ingreso de divisas crecerá hasta un 10 por ciento y se prevé que se superen los cuatro mil millones de dólares en remesas familiares.

Lo anterior resulta positivo si se toma en cuenta que las remesas familiares representan para la economía hondureña más del 18 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Las remesas, que proceden principalmente de los emigrantes hondureños que viven en Estados Unidos, representan la primera fuente de divisas del país centroamericano aún por encima de las exportaciones de café.

Primordialmente las remesas provienen de hondureños asentados en Estados Unidos donde las autoridades calculan viven más de un millón de catrachos entre documentados e indocumentados.

España y México seguido de los países de Centroamérica son también otros lugares donde mayormente se concentran los hondureños y consiguientemente de donde más se envían este tipo de divisas.

Contrastantemente al aumento en las deportaciones las remesas, no solo para Honduras sino para la región, han ido en crecimiento en los últimos años.

En ese sentido, las remesas de los migrantes latinoamericanos a sus familias en 2018 aumentaron un 10 por ciento, hasta los 84 mil 200 millones de dólares, una de las subidas anuales más altas de la última década, impulsada por la migración venezolana, guatemalteca y haitiana, según un estudio de Diálogo Interamericano.

En 2016, el ritmo de crecimiento de las remesas había sido del 7.9 por ciento, y en 2017 se elevó al 8.2 por ciento.

Centroamérica continúo siendo en 2018 otro de los motores en la recepción de remesas, con cuatro países con una tasa de crecimiento de dos dígitos o próxima a ello, como Honduras (10.4 %), Guatemala (13.4 %), El Salvador (8.5 %), y Nicaragua (7.9 %).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here