Se disparan las solicitudes de asilo por la crisis en Venezuela, El Salvador y Honduras

0
93

Bogotá – México y Costa Rica fueron los países de Latinoamérica que más solicitudes de asilo recibieron en 2018, con 57.600 casos, y el mayor número de peticiones provino de ciudadanos de Venezuela, El Salvador y Honduras, siendo el éxodo de los venezolanos una de las crisis migratorias más complejas en la región.

En América, a los ciudadanos que se desplazan de un país a otro o dentro de su propio territorio se les define como migrantes que, según la Acnur, son aquellos que «eligen trasladarse no a causa de una amenaza directa de persecución o muerte, sino principalmente para mejorar sus vidas», en cambio los refugiados son «quienes no pueden volver a su nación de forma segura».

Según cifras de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), más de siete millones de personas están en condición de desplazamiento y las solicitudes de asilo, en especial de venezolanos y centroamericanos, han aumentado significativamente.

A continuación se desglosan algunos puntos importantes de la migración en Latinoamérica a propósito de que este jueves se conmemora el Día Mundial de los Refugiados.

SOLICITUDES DE ASILO

Según la Acnur, tres de los diez países de los que proceden más solicitantes de asilo en todo el mundo son latinoamericanos: Venezuela, El Salvador y Honduras.

En 2018, México con 29.600 peticiones y Costa Rica con 28.000 fueron los países de Latinoamérica que más solicitudes de asilo recibieron.

Entre las principales nacionalidades de Latinoamérica que solicitaron asilo en Estados Unidos en 2018 están El Salvador (33.400), Guatemala (33.100), Honduras (24.400) y México (20.000).

Las peticiones de Centroamérica y México sumaron la mitad de las solicitudes totales (54 %).

VENEZUELA

Venezuela, uno de los países con más reservas de petróleo, atraviesa desde 2014 una crisis económica y social que ha provocado el éxodo de unos 4 millones de ciudadanos que se dirigen principalmente a países como Colombia, Ecuador, Perú y Brasil.

En 2018, el mayor número de nuevas solicitudes de asilo en el mundo correspondió a venezolanos (341.800).

ESTADOS UNIDOS

Desde 1980, cuando se creó el programa federal de reasentamiento de refugiados, EE.UU. ha acogido a unos 3 millones de refugiados, una cifra que supera a la de cualquier otro país.

La cifra de refugiados acogidos en el año fiscal 2018 (entre septiembre de 2017 y octubre de 2018) fue de 22.491, con la República Democrática del Congo en primer lugar como origen de refugiados, con 7.878, seguida por Birmania (3.555), Ucrania (2.635), Bután (2.228) y Eritrea (1.268).

El país latinoamericano con más refugiados admitidos en Estados Unidos el pasado año fiscal fue El Salvador, con 725.

Bajo el Gobierno de Donald Trump se han endurecido las medidas migratorias, con decisiones como la cancelación del Estatus de Protección Temporal (TPS), que beneficiaba a inmigrantes de El Salvador, Honduras y Nicaragua, las deportaciones masivas y la salida del Pacto Mundial de la ONU para la Migración.

Trump achaca al problema migratorio la violencia en su país y la falta de oportunidades para los estadounidenses, y por eso también ha tomado otras decisiones como levantar un muro en la frontera con México y la aplicación de la política de «tolerancia cero», por la que se ha separado a más de 2.000 menores de padres indocumentados.

Trump ha llegado incluso a amenazar con sanciones y la suspensión de ayudas a México y a Centroamérica si no toman medidas para controlar los flujos migratorios hacia su país.

CENTROAMÉRICA

Centroamérica, donde se genera el mayor flujo migratorio hacia el norte, atraviesa una nueva crisis humanitaria con varias caravanas migrantes, integradas por personas de Honduras, El Salvador y Guatemala, que en su mayoría huyen de la violencia provocada por las pandillas.

Hace cinco años Guatemala, Honduras y El Salvador impulsaron la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, con el auspicio de EE.UU., para mejorar las condiciones sociales en la región y así desalentar la migración.

MÉXICO

El caso de México es más complejo por ser un país receptor y emisor de migrantes, problema que es aprovechado por los carteles de la droga y traficantes de personas que agrava aún más la situación y complica su relación con EE.UU.

El presidente Andrés Manuel López Obrador firmó con los países del Triángulo Norte (Honduras, El Salvador y Guatemala) un Plan de Desarrollo Integral para dar «una perspectiva regional integral y contemplar la atención prioritaria a todo el ciclo de la migración».

Según cifras oficiales, muchos de los migrantes que buscan llegar a EE.UU. han optado por buscar el reconocimiento en México, con un total de 24.424 solicitantes de asilo en los primeros cinco meses de 2019, en comparación con los 29.647 de 2018.

Por nacionalidades, 13.023 hondureños pidieron asilo, seguido de 3.685 salvadoreños, 3.048 venezolanos, 1.666 cubanos, 1.285 guatemaltecos, 962 nicaragüenses y 755 de otros países.

COLOMBIA

Colombia, que comparte con Venezuela una frontera terrestre de 2.219 kilómetros, es la principal puerta de salida al exterior de millones de ciudadanos de ese país que buscan escapar de la crisis.

El número de inmigrantes venezolanos en Colombia alcanzó al cierre de mayo de este año 1.296.552 personas, lo que representa la segunda migración más grande del mundo después de la de Siria.

PAÍSES RECEPTORES O DE TRÁNSITO

Ecuador es el país de Latinoamérica con el mayor número de refugiados reconocidos: 67.581 personas de más de 70 países.

Los ciudadanos colombianos, que suman el 97,49 %, son el principal colectivo extranjero.

En 2018, 11.339 venezolanos solicitaron la condición de refugiado y hasta el 31 de mayo de este año, fueron recibidas 5.264 peticiones.

Miles de venezolanos no pudieron ingresar a Perú antes de que entrara en vigor el 15 de junio la exigencia de visa humanitaria y desde esa fecha se han presentado 4.475 peticiones de asilo.

En Brasil hay 10.145 ciudadanos de más de 80 nacionalidades debidamente reconocidos como refugiados. La mayoría procede de Siria (39 %), seguido del Congo (13 %) Colombia y Palestina (4 %), Pakistán (3 %), Mali (2 %), e Irak, Angola y Afganistán y Camerún, entre otros que apenas representan un 1 % cada uno.

En los últimos dos años han llegado a Brasil decenas de miles de venezolanos, a quienes se les ha concedido visados de residencia temporal, y también en una situación especial viven unos 80.000 haitianos, que en su mayoría llegaron después del terremoto de 2010.

Argentina cuenta con un plan especial para refugiados sirios, pero en los últimos años el país estuvo además marcado por una notoria llegada de venezolanos, unos 130.000 desde 2012.

Costa Rica ha recibido desde abril de 2018, cuando comenzó la crisis de Nicaragua, cerca de 25.000 solicitudes de refugio.

Entre 2014 y mayo de 2019, Panamá ha atendido 22.550 solicitudes de refugio.

Un total de 283 ciudadanos de 17 nacionalidades residen actualmente en Paraguay en calidad de refugiados, de los cuales el 30 % proviene de Cuba, que encabeza el número de asilados con 87 personas, le sigue Siria con 68 refugiados, Venezuela (39) y Colombia (35).

En Chile, 2.033 personas cuentan con el estatus de refugiado otorgado y en la actualidad hay 285.122 venezolanos.

En Canadá de enero a mayo de este año, 21.980 personas han sido procesadas como refugiados, prácticamente la misma cifra que en todo 2016 y más del doble de las personas que se refugiaron en 2013.

Los territorios caribeños de Trinidad y Tobago, Guyana y las holandesas de Curazao y Aruba son las islas que más refugiados venezolanos reciben.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here