Un estudio apoya dar pases de conducir a indocumentados de Nueva York y Nueva Jersey

0
287
De aprobarse las medidas, Nueva York tendría ingresos anuales por 57 millones de dólares por el registro de los automóviles, venta de gasolina o impuestos, mientras que para Nueva Jersey podría significar al menos 90 millones al año. EFE/Archivo

Nueva York – Las propuestas de ley en los estados de Nueva York y Nueva Jersey para otorgar carné de conducir a indocumentados beneficiaría a medio millón de inmigrantes durante los primeros tres años de vigencia de ley, las carreteras serían más seguras y mejoraría la economía, según un informe.

De adoptarse dichas propuestas, mantendría además a las familias unidas al evitar la deportación de personas por violaciones de tráfico y proveería oportunidades económicas para la clase trabajadora, afirma este estudio jurídico realizado por el Center for Popular Democracy y el National Immigration Law Center, dos instituciones de apoyo a los inmigrantes.

Indica además que de aprobarse las medidas, Nueva York tendría ingresos anuales por 57 millones de dólares por el registro de los coches, venta de gasolina o impuestos, mientras que para Nueva Jersey podría significar al menos 90 millones al año.

El estudio destaca que otorgar un carné de conducir a indocumentados les haría menos vulnerables a ser detenidos y deportados por violaciones de tránsito, señala un comunicado de la organización comunitaria Se Hace Camino Nueva York.

Recuerda que actualmente, inmigrantes sin ese permiso, que conducen para ir a trabajar o llevar a sus hijos a la escuela, viven con miedo de que sus familias sean separadas si son deportados.

«Este miedo no es infundado pues en estos últimos años los inmigrantes con violaciones de tráfico han enfrentado deportaciones de forma creciente», advierte el informe.

Los parlamentos estatales de Nueva York y Nueva Jersey tienen ante su consideración sendos proyectos de ley que autorizarían a indocumentados a obtener un carné para conducir como ya han hecho otros doce estados, además de Puerto Rico y el Distrito de Columbia.

Destaca en concreto que al entrar en vigencia la ley haría elegibles para solicitar el carné a unos 752.000 inmigrantes en Nueva York mayores de 16 años y a unos 444.000 en Nueva Jersey.

De acuerdo con ese estudio, se estima que 265.000 indocumentados en Nueva York y 222.000 en Nueva Jersey tomarían ventaja de los beneficios de la nueva ley durante los primeros tres años de su vigencia.

David Vergara, padre soltero residente de Staten Island, asegura que su mayor preocupación es el bienestar de su hija y que si se enferma o tiene una emergencia, necesita poder llegar a su lado rápidamente y que el transporte público allí no se lo permite.

Recordó que en una ocasión que conducía el coche de un vecino para llevar a su hija a un hospital u fue detenido por la policía.

«Me dijo que me hubiese arrestado de no haber sido porque mi hija estaba ahí, lo que me hubiera puesto en deportación», indicó en el comunicado de Se Hace Camino Nueva York.

Abril y Alfonso Hernández, indocumentados y dueños de «Ay Chihuahua», un pequeño negocio en la ciudad de Passaic, en Nueva Jersey, urgieron a los legisladores a aprobar el proyecto de ley que les permitiría tener el carné de conducir.

«Trabajamos duro para construir un negocio que proveyera servicios a nuestra comunidad y buenos empleos. Urgimos a los legisladores a apoyar a los pequeños negocios y tomar pasos para ampliar el poder adquisitivo de nuestra comunidad inmigrante», indicaron.

«Expandiendo el acceso a los carnés de conducir a los residentes de Nueva Jersey, sin importar su estatus legal, más inmigrantes podrán participar en nuestra economía y apoyar a sus familias», afirmaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here