A latinos les preocupa más quedarse sin empleo por la COVID que la enfermedad

0
213
Un empleado utiliza una máscara mientra atiende a varios clientes en "Pink's Hot Dog" en California. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT/Archivo

Los Ángeles – A un buen número de latinos les preocupa más quedarse sin empleo por la covid-19 que la enfermedad en sí misma, según un estudio que destaca que las autoridades son clave para que latinos superen el grave impacto de la pandemia en todos sus frentes.

El reporte, dado a conocer este jueves, apunta que las autoridades sanitarias son vitales para combatir la falta de información sobre la covid-19 entre los latinos, sus temores y sus dificultades para acceder a los servicios de salud y ayudar a crear políticas que ofrezcan protección laboral y corrijan las desventajas económicas de esta población.

La desventajas económicas que los latinos de bajos recursos enfrentan fueron uno de los factores principales que el estudio destacó como esencial en el combate, y no sólo de esta pandemia sino en general de las condiciones de salud de la comunidad latina.

«Un hallazgo clave a lo largo de muchos aspectos era la ansiedad económica. El miedo de perder salarios o quedar desempleado a causa del COVID-19, acompañado con la pobreza y el riesgo de ser desalojados de sus viviendas impulsó a muchos individuos a trabajar aun cuando tenían síntomas lo que contribuyó a la difusión viral», indicó el informe.

La investigación realizada con pacientes latinos contagiados de la covid-19 en California y Colorado encontró además una gran falta de información, así como la idea de que contagiarse forma parte de la «desventaja social» de estas comunidades.

«Los participantes estaban aterrados de quedarse desempleados ya sea por el cierre del negocio o por un diagnóstico de la covid-19», especificó el informe publicado en JAMA Network.

«Luego de enfermarme, mi mayor preocupación todavía era que me despidieran (del empleo)», aseguró uno de los participantes del estudio realizado por investigadores de varias universidades como UC Davis, UC San Francisco y Colorado Aurora.

La desinformación sobre la gravedad de la enfermedad fue otra característica común de los 60 pacientes evaluados por los investigadores; otros incluso consideraban que era «un montón de mentiras».

«Yo pensaba que el gobierno había inventado la covid. No fue sino hasta después de que me enfermé, que mi familia y yo creímos en eso», detalló otro paciente.

Algunos incluso creían que la covid-19 era «una táctica del gobierno para conocer nuestro estatus de indocumentados y deportarnos», dijo otro de los latinos que participó en el estudio.

El mantener la distancia física como parte de la protección al contagio fue otra dificultad general debido a las normas culturales.

«Como comunidad nos demostramos afecto. Cuando vemos a alguien que conocemos le damos un firme apretón de manos, un fuerte abrazo y aún algunos dan un beso», indicó otro.

Igualmente, la alta densidad en las viviendas latinas, la necesidad de seguir trabajando aun en condiciones riesgosas y la reticencia a acudir a los servicios de salud debido a los costos fueron factores identificados en el reporte.

Luego de contagiarse y ser hospitalizados, muchos de quienes participaron en la investigación «reportaron alivio y gratitud para los médicos y el personal clínico que los motivaron a luchar contra la covid-19».

Muchos también expresaron la importancia de tener personal que hable español, ya sea los traductores que ayudaban a los médicos o las enfermeras que lo hablaban.

Otros resaltaron la importancia de su fe y sus creencias para resistir las dificultades de la enfermedad, incluso rezando para no morir.