Abogan por acabar norma que permite expulsar migrantes que llegan a frontera

0
226
Cientos de personas hacen fila intentando cruzar hacia Estados Unidos en la frontera con México, en la ciudad de Tijuana en Baja California, (México). EFE/Joebeth Terriquez/Archivo

Los Ángeles – La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) abogó nuevamente por poner fin a la aplicación en las fronteras de Estados Unidos del Título 42, una norma que permite a las autoridades fronterizas expulsar a extranjeros por la emergencia sanitaria de la covid-19 y que, sostiene la organización, está creando “un bloqueo” a los inmigrantes.

“Nosotros estamos muy preocupados por la continuación de la aplicación del Título 42, que resulta en personas bloqueadas en la frontera pero también en expulsiones rápidas”, advirtió este viernes en una conferencia Greg Chen, director de relaciones gubernamentales de AILA.

MÁS MIGRANTES LLEGANDO A LA FRONTERA

La petición al Gobierno del presidente Joe Biden, que tiene el poder para dejar de implementar esta orden emitida por su antecesor Donald Trump, se da en medio de un repunte de indocumentados, entre los que se cuentan familias y niños no acompañados, que llegan a la frontera sur, especialmente en el área del Valle del Río Grande en Texas.

En febrero pasado la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) encontró a 100.441 inmigrantes en la frontera sur de Estados Unidos. En enero la cifra se ubicó en 78.442.

La nueva ola de inmigrantes le están sirviendo de combustible a los ataques republicanos contra la nueva Administración demócrata, que está siendo acusada de no tener el control de la frontera.

EXPULSADOS EN LA NOCHE

Sin embargo, la visión de los abogados de inmigración se pone del lado de los indocumentados. Jennifer Whitlock, consejera política de AILA, defiende el llamado a rescindir el Título 42 argumentando que los expertos en salud concuerdan en que hay mejores vías para proteger al público del coronavirus.

Añade que bajo esta medida se está expulsando a inmigrantes hacia el otro lado de la frontera, cuando han estado (en EE.UU.) usando la misma ropa por varios días, y, además, no son entregados a las autoridades mexicanas para que les den cuidado.

“Los defensores en el terreno han compartido que muchas veces estas expulsiones ocurren a altas horas de la noche. Y entonces, un individuo está cruzando el puente hacia México, sin lugar para dormir esa noche o un lugar para obtener una comida caliente”, explica la abogada.

A esto se suma el hecho de que las autoridades migratorias están expulsando personas bajo el Título 42 en avión incluyendo “muchos solicitantes de asilo haitianos”.

En medio de las observaciones al manejo de los inmigrantes bajo la emergencia sanitaria hoy se conoció que la CBP tuvo que enviar a inmigrantes detenidos en Texas a varios centros de procesamiento de la agencia, entre ellos el de San Diego, California, para que ayuden con su trámite y determinar su destino.

Los inmigrantes llegaron en vuelos a San Diego, confirmó CBP a medios locales.

NADA NUEVO

Ante el aumento de los inmigrantes que ha llegado a la frontera sur en las primeras semanas del Gobierno Biden, la Casa Blanca se ha negado a describir la situación como “crisis”.

Whitlock comparte esta posición, y lo respalda con cifras. Por ejemplo, la abogada compara el ingreso de los 9.297 niños no acompañados que llegaron al país en febrero con los 11.361 menores en esta misma categoría que fueron retenidos por CBP al ingresar al país en mayo de 2019, bajo la Administración de Trump (2017-2021).

Respecto a las personas que hacen parte de una unidad familiar, en febrero pasado se detectaron 19.246 inmigrantes que pertenecen a esa clasificación, 47 % de los 40.740 indocumentados de este grupo encontrados en febrero de 2019.

De los 19.246 migrantes que hacen parte de una unidad familiar reportados por CBP en febrero, 41% (7.915) fueron expulsados bajo el Título 42.

No se tiene una cifra clara de cuántos inmigrantes del 59 % restante fueron regresados a sus países de origen bajo el Título 8, que permite a los agentes de CBP evaluar la admisión de estos inmigrantes.

“Ciertamente estamos viendo un aumento en los niños y las unidades familiares que llegan a la frontera. Pero esto no es algo nuevo o que no ha sucedido en el pasado”, subraya la abogada.

En total, 72 % (72.113) de todas las más de 100.000 personas encontradas en la frontera en febrero fueron expulsadas, en comparación con el 82 % en enero, el 84 % en diciembre, el 87 % en noviembre y el 90 % en octubre.

Si bien este número ha tenido una tendencia a la baja durante meses, sigue siendo cierto que la gran mayoría de las personas que se encuentran en la frontera son expulsadas, recalcan los abogados.

EXCEPCIÓN PARA LOS NIÑOS NO ACOMPAÑADOS

A diferencia de su predecesor, el Gobierno Biden está tomando custodia de los menores no acompañados.

Sin embargo, Whitlock, advierte que esto no ha representado una solución para todos los niños que buscan protección en Estados Unidos porque “en realidad (muchos de) sus padres están del lado mexicano”.

La abogada argumenta que el hecho de que la Administración demócrata solo ha hecho la excepción con los menores no acompañados ha empujado a que “estos niños hayan tenido de alguna manera que ser separados de sus familias porque sus padres toman esta decisión inimaginable para salvar del peligro a sus hijos” al quedarse en México.