Activistas exigen que el Gobierno de Trump reanude trámites de DACA

0
3920
Un grupo de soñadores protesta EL martes 18 de junio 2013, en el exterior del Capitolio en Washington, DC (EE.UU.). Congresistas demócratas y jóvenes inmigrantes criados en EE.UU., conocidos como "dreamers" criticaron la "inoportuna" propuesta presentada en el Comité Judicial del Congreso para criminalizar a los indocumentados, conocida como "Safe Act". EFE/Lenin Nolly/Archivo

Washington – El fallo de Tribunal Supremo de Justicia que en junio rechazó el intento del presidente Donald Trump para cancelar DACA significa que el Gobierno «debe aceptar y tramitar nuevas solicitudes y renovar los permisos ya existentes», afirmó este lunes una coalición de grupos activistas.

United We Dream, que se describe como la mayor organización a nivel nacional conducida por jóvenes inmigrantes, sostuvo que «una mayoría abrumadora de estadounidenses apoya a los beneficiarios de DACA y a sus familias, y desea que el programa continúe».

El Tribunal Supremo desechó el 19 de junio por «arbitraria y caprichosa» la medida de Trump, indicando que carecía de argumentos que sustentaran la terminación del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), y el Gobierno ha indicado que volverá a presentar su caso con argumentos suficientes en busca de un fallo que podría forzar la deportación de casi un millón de personas.

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) indicó a Efe que continúa analizando la decisión del Tribunal Supremo y no ha tomado decisión alguna acerca de la reanudación de trámites.

«Exigimos que el Gobierno de Trump acate el dictamen del Tribunal Supremo», dijo en una declaración United We Dream. «Hay miles de jóvenes indocumentados que podrían recibir la protección contra la deportación, algo muy necesario que mantendría unidas a sus familias y a ellos protegidos del ICE y de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que continúan aterrorizando las comunidades en todo el país».

La decisión del máximo tribunal implica que el Gobierno debe seguir renovando los permisos para unos 650.000 inmigranes amparados por DACA y ha de reabrir la recepción de nuevas solicitudes, incluidas las de unas 66.000 personas impedidas del trámite desde el decreto de Trump, en septiembre de 2017, que dio por terminado el programa.

United We Dream añadió que «aunque los detalles del plan de Trump para DACA no quedaron claros en esta última charada, sabemos que él tratará nuevamente de usar las vidas de los beneficiarios de DACa para los planes supremacistas blancos en lo que hace a inmigración».

Jessica Borter, del Instituto de Política de Migración, señaló que tras el fallo del Supremo no ha quedado en claro en qué forma el Gobierno de Trump seguirá manejando el programa DACA.

Por su parte, Frank Sharry, director ejecutivo del grupo America’s Voice, dijo en una declaración que «Trump y sus colaboradores operan como si lo de ‘ley y orden’ fuera algo a infligir sobre los demás y a evitar cuando se trata de sus amigos y familiares».

«El cronómetro sigue corriendo para que el Gobierno de Trump cumpla con la decisión del Supremo sobre DACA», añadió. «Una Casa Blanca políticamente razonable, como mínimo, aceptaría la decisión del Supremo y el veredicto de la opinión pública, reabriendo este programa muy popular a todos quienes tengan derecho a acogerse».

Las encuestas muestran que más de 70 % de los estadounidenses apoyan el programa, creado en 2012 por decreto del entonces presidente Barack Obama, que ha protegido de deportación, y ha permitido que trabajen y estudien legalmente cientos de miles de inmigrantes traídos al país cuando eran menores de edad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here