Activistas piden a legisladores demócratas incluir a inmigrantes en rescate

0
2499
Unas personas guardan fila para hacerse la prueba del coronavirus, el 17 de junio de 2020 en Immokalee, en el sur de la Florida (Estados Unidos). EFE/Giorgio Viera/Archivo

Nueva York – Una coalición de grupos proinmigrantes pidió este jueves al liderazgo demócrata en el Congreso que se mantenga firme en su propósito de que los inmigrantes sean incluidos en la próximo alivio económico por la pandemia del COVID-19 que los legisladores están negociando.

Recordaron que los indocumentados han estado en primera línea desde sus centros de trabajo apoyando a sus familias y alimentando a millones de estadounidenses durante la pandemia que afecta al país.

En una conferencia de prensa, Christine Neumann Ortiz, directora ejecutiva de la organización Voces de la Frontera en Wisconsin, lamentó que ciudadanos estadounidenses -esposas e hijos de estos inmigrantes- tengan que pagar las consecuencias de lo que significa ser excluidos del segundo paquete de alivio económico.

«Durante meses estuvieron en primera línea para mantener a sus familias y alimentarnos a nosotros» pese al riesgo de contagio por el azote de la pandemia, afirmó.

«Nunca superaremos esta crisis de salud pública a menos que adoptemos un enfoque integral, lo que significa incluir a los trabajadores inmigrantes y sus familias en una ayuda económica para que puedan permitirse permanecer en casa en cuarentena», aseguró.

«Los trabajadores inmigrantes que han estado trabajando durante esta pandemia tienen derecho al subsidio de desempleo en efectivo. Es inmoral, irracional y peligroso para todos nosotros no incluirlos», argumentó.

Los activistas criticaron que la propuesta republicana en el Senado, que han llamado la «Ley Heals», excluya a los inmigrantes que pagan impuestos a través del Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN) y a sus hijos y esposas ciudadanos, pero sí incluye 1.600 millones de dólares para la Patrulla Fronteriza.

«La propuesta republicana es una bofetada a todas las familias estadounidenses que luchan por poner comida en la mesa en este momento de crisis», afirmó Steve Choi, presidente de la Coalición del Inmigrante de Nueva York.

Aseguró que «ese plan de ‘alivio’ del Partido Republicano da prioridad a Wall Street y los grandes bancos a expensas de las personas que trabajan todos los días y que mantienen nuestra economía funcionando».

De acuerdo con Choi, al menos 1,2 millones de neoyorquinos se verán afectados por esa exclusión. «Necesitamos que los líderes de Nueva York se mantengan en pie de lucha por este proyecto», sostuvo.

La propuesta republicana, que tienen que negociar con los demócratas, que tienen también su propio plan, incluye una segunda ronda de pagos directos y de préstamos para ayudar a las pequeñas empresas más afectadas por la pandemia. También reduce de 600 a 200 dólares la asistencia semanal por desempleo, lo que fue rechazado por demócratas.

Grecia Lima, directora de Política de Community Change Action, con sede en Washington, advirtió por su parte que «está claro» que los votantes recordarán quién apoyó a la comunidad y quién le dio la espalda.

«Durante meses hemos estado hablando con los votantes sobre lo que les importa y lo que los llevará a las urnas. De hecho, estamos planeando hablar con más de cinco millones de votantes este ciclo a través de nuestras campañas políticas», afirmó.

Mientras que Carlos Guevarra, de UnidosUS, también en Washington, destacó que pese a que la pandemia de coronavirus continúa propagándose en el país, el Senado sigue negando «alivio real y estímulo a los latinos y otras familias en dificultades».

Aseguró que con su propuesta los republicanos demuestran que están ignorando la evidencia de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) y de un informe de UnidosUS de que los latinos y otras personas de color están sobrerrepresentados entre los enfermos y moribundos, los desempleados y los trabajadores esenciales en riesgo de exposición al virus.

«El Senado debe abordar la pandemia de frente asegurando el acceso a las pruebas, el tratamiento y las vacunas de COVID-19, independientemente de la capacidad de pago o estatus legal», advirtió.

Recordaron que en el primer paquete de estímulo económico se excluyó a 7,8 millones de inmigrantes que pagan impuestos y a sus dependientes, incluyendo a millones de niños nacidos en este país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here