Alguacil de Georgia y de férrea postura sobre migración no buscará reelección

0
1129
Fotografía cedida por la Oficina del Alguacil del Condado de Gwinnett en Georgia donde aparece su jefe Butch Conway, conocido por su dura política contra la migración indocumentada, quien anunció este martes que no buscará la reelección tras 24 años en el cargo. EFE/ Oficina del Sheriff del Condado de Gwinnett

Atlanta (GA) – Butch Conway, el alguacil del Condado de Gwinnett (Georgia), y conocido por su dura política contra la migración indocumentada, anunció este martes que no buscará la reelección tras 24 años en el cargo

El polémico jefe policial, comparado con su homólogo Joe Arpaio, del Condado de Maricopa (Arizona), dio a conocer hoy a través de Facebook que se mantendrá en el puesto hasta el término de su mandato, y respaldó la candidatura del hispano Lou Solís, el segundo en la dependencia policial.

Gwinnett es el condado más diverso de Georgia y alberga a la mayoría de los hispanos del estado, y al mismo tiempo el que más inmigrantes ha entregado al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), en cumplimiento del programa federal 287(g), que permite una colaboración entre agentes locales y esta agencia federal.

“Mi decisión de no aspirar a la reelección no fue fácil, pero he llegado al punto de mi vida en el que quiero buscar otras oportunidades en las que pueda estar más tiempo con mi familia, que recientemente sufrió una gran pérdida”, explicó Conway.

El yerno del alguacil, Chris Clay, murió a finales del año pasado tras una larga batalla contra el cáncer.

“Contraté al jefe adjunto Lou Solís hace dos años con la intención de prepararlo para que sea mi sucesor. Solís ha trabajado exhaustivamente durante los últimos dos años para familiarizarse con la operación y ha demostrado liderazgo”, afirmó el alguacil.

Nacido en Texas, de padre mexicanos, el aspirante a alguacil de este condado sirvió 20 años en las Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos.

Durante sus más de dos décadas en el cargo, Conway se ganó enemigos entre la comunidad hispana local y la reputación de ser un “duro” contra los migrantes al grado que ha sido comparado por los activistas con Joe Arpaio.

Según han denunciado organizaciones locales, en los últimos 10 años, la Oficina del Alguacil de Gwinnett ha entregado a más de 15.000 indocumentados a ICE, en la mayoría de los casos por falta menores, especialmente por infracciones de tránsito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here