Atípico feriado pone a prueba sensatez de vacacionistas

0
2961

Tegucigalpa – En medio de la pandemia del coronavirus en la que el país se aproxima a los 100 mil casos confirmados y con casi tres mil decesos por el COVID-19, bajo la amenaza de un ciclón tropical que se pronostica afectará el territorio nacional, los hondureños entran en el feriado de una atípica Semana Morazánica.

– El feriado de la Semana Morazánica representa una prueba de fuego para que los hondureños demuestren que son disciplinados y eviten un repunte del COVID-19.

– El gobierno se ha visto entre la espada y la pared, y ha tenido que sopesar entre el peligro de un repunte y la necesidad de reactivar la economía.

No cabe duda, que este feriado que, por decreto aprobado por el Congreso Nacional, fue trasladado de octubre a la primera semana de noviembre, representa una prueba de fuego para los hondureños, ya que depende de cada persona que no vaya a ocurrir un repunte agresivo de casos de COVID-19, tal como lo han advertido reconocidos epidemiólogos y médicos del país.

Entre la espada y la pared

El gobierno y los miembros que conforman la Mesa Multisectorial de Reapertura Económica y del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), se han visto entre la espada y la pared ya que, por un lado, se corre el riesgo de un repunte de la pandemia y por el otro hay miles de empresarios, principalmente Mipymes, que abrigan la esperanza de una reactivación que les permita sobrevivir a la crisis.

La distancia y la conciencia de usar la mascarilla, son parte del protocolo que cada vacacionista debe aplicar si quiere regresar a casa libre de COVID-19.

En ese sentido, el presidente Juan Orlando Hernández hizo un llamado a quienes critican el feriado de la Semana Morazánica, a que piensen que «son 274 mil familias las que dependen del turismo; tienen hijos, tienen deudas, y que deben comer».

El mandatario considera que «sí se puede reabrir la economía; la pandemia es dura, pero sí se puede salir adelante manejando la salud y la reapertura de la economía a la vez».

Advirtió que «Honduras no tiene otra opción”, porque el golpe en la economía es casi cinco veces lo que pasó durante el huracán Mitch, y por eso hay que conjugar la reactivación con la salud.

No es tiempo para relajación

No obstante, reconocidos galenos como hondureño, Marco Tulio Medina, han manifestado que, al contrario de ser un tiempo de relajación, se deben buscar los casos de forma masiva para evitar el colapso en los hospitales que parece ser “inminente”.

“Todo el mundo debe usar mascarilla durante el Feriado Morazánico y respetar el distanciamiento. Solamente el pueblo salva al pueblo. No basta con la estrategia de que cada quien debe cuidarse”, explicó.

Recomendó la búsqueda activa de casos mediante pruebas para aislar a las personas que están afectadas y hacer cuarentena en los núcleos de infección.

Circulación total

El gobierno aprobó quitar todas las restricciones de circulación a partir de este miércoles 4 hasta el domingo 8 de noviembre, para que las personas puedan circular sin límite en el marco del feriado de la Semana Morazánica.

La idea es reactivar el turismo y en ese contexto también se inicia en la misma fecha la apertura de las salas de cine.

Los economistas y expertos en el rubro del turismo son cautelosos en cuanto a las proyecciones de movilización que se prevén para para el atípico Feriado Morazánico.

Los hoteleros esperan reactivar su deprimido rubro y le apuestan a que los visitantes también hagan su parte.

Más de 37 mil voluntarios están en mil 830 puestos operativos de control para ofrecer mayor seguridad para los viajeros.

Autoridades de la  Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) informaron que 23 instituciones presentaron sus planes y esto suma una fuerza operativa de 300 puestos más de vigilancia de manera permanente.

Los empresarios del turismo han reafirmado estar listos y con muchas expectativas para atender a los vacacionistas.

Afirman que aplicarán todas las medidas de bioseguridad, pero piden a los visitantes colaborar siguiendo los protocolos del uso obligatorio de la mascarilla, el uso de alcohol gel, así como mantener el distanciamiento para tener una Semana Morazánica segura.

Amenaza climática

Estas vacaciones también se ven amenazadas por un ciclón tropical en categoría de tormenta tropical Eta que el domingo se encontraba en el centro del mar Caribe y que según la trayectoria esta semana podría afectar a Honduras y Nicaragua.

Desde el sábado el Centro Nacional de Huracanes de Miami, ha emitido una alerta para que ambos países monitoreen la evolución del fenómeno atmosférico que podría producir abundante lluvia y vientos huracanados en el país.

De acuerdo a los últimos reportes, el domingo Eta se encontraba cerca de La Mosquitia, en Gracias a Dios.

Ante la advertencia del Centro de Huracanes de Miami (NHC, por sus siglas en inglés), que Eta podría convertirse en huracán, pescadores de los cayos misquitos y embarcaciones fueron evacuadas a partir del domingo.

De acuerdo al último informe reportado por el Centro de Huracanes la alerta de huracán continúa en pie para Honduras y Nicaragua.

Libre circulación

Durante el feriado que comienza el miércoles tanto para empleados públicos y privados, la libre circulación se permitirá desde las 6:00 de la mañana del miércoles 4 hasta las 10:00 de la noche del domingo 8 de noviembre, y el lunes 9 se volverá a las restricciones.

Los aeropuertos registran un modesto movimiento de viajeros.

La medida busca incentivar el turismo a nivel nacional con todas las medidas de bioseguridad necesarias para evitar contagios por el COVID-19.

En ese sentido, para garantizar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad se realizarán inspecciones permanentes en lugares turísticos y comercios de venta de alimentos, aseguró la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores.

Cementerios

El domingo hubo un discreto desplazamiento de personas a los cementerios para coronar a los menores que han fallecido cuando se celebra la Fiesta de Todos los Santos, pero este lunes cuando se conmemora el “Día de Difuntos”, se prevé que la afluencia sea mayor, aunque existen restricciones para el ingreso a los camposantos precisamente para evitar contagios de coronavirus.

A los cementerios se está permitiendo el ingreso de grupos de 50 personas y mientras en las afueras se han ubicado varios puestos de venta de coronas y arreglos florales, se pudo ver que el interior de las necrópolis, principalmente los públicos, hay un deterioro notable debido a la falta de mantenimiento, lo que se ha acentuado debido al descuido por el confinamiento provocado por la pandemia.

El coordinador General de Gobierno y coordinador del Gabinete Económico y Social, Carlos Madero, aclaró que la única restricción que se suspende durante el feriado de la Semana Morazánica, es el relativo a la movilización de personas y vehículos, ya que “el resto de medidas de bioseguridad mantienen su vigencia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here