Aumentan a cuatro los muertos en Luisiana y Misispi tras paso del huracán Ida

0
169
Dos personas caminan por un vecindario inundado por el huracán Ida en Narco, Louisiana. EFE/EPA/DAN ANDERSON

Miami – Al menos cuatro personas han muerto en Luisiana y Misisipi tras el paso del huracán Ida, mientras avanzan las labores de búsqueda y rescate de posibles víctimas, especialmente en zonas inundadas y aisladas en donde algunos se resistieron a evacuar.

Dos personas murieron y diez resultaron heridas la noche del lunes cerca a Lucedale (Misisipi) debido a un accidente en una autopista que colapsó y en la que unos siete vehículos resultaron involucrados.

Las autoridades, que no han identificado a las víctimas, detallaron al canal CNN que el accidente se debió posiblemente a la lluvia asociada con Ida.

Los carros fueron a dar a un hueco de unos 6 metros de largo por unos 15 de profundidad creado durante el paso de Ida.

Otra de las víctimas mortales del huracán, que tocó tierra este domingo en el sur de Luisiana, fue un hombre que murió ahogado el lunes cuando se desplazaba en su vehículo por una vía inundada en Nueva Orleans.

El Departamento de Salud de Luisiana señaló que el hombre, al que no identificó, murió cerca de la autopista I-10 y el bulevar West End.

La agencia había anunciado el domingo de la muerte de otro hombre de 60 años tras la caída de un árbol en su vivienda en el condado Ascencion, en el área metropolitana de Baton Rouge, la capital de Luisiana.

Tanto el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, como el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, anunciaron el lunes que se prevén más víctimas mortales debido al ciclón a medida que avanzan las tareas de búsqueda y rescate, especialmente en zonas que han quedado aisladas debido a las inundaciones.

El vicegobernador de Luisiana, Billy Nungesser, dijo hoy al canal NBC que muchas personas se quedaron en zonas que fueron devastadas por las inundaciones como Grand Isle y Latiffe.

Ida, que se disipó el lunes a depresión tropical, dejó inundaciones, apagones, áreas completamente aisladas, destrucción de infraestructura y bloqueos viales.

La zona más afectada fue el sureste de Luisiana, estado en el que por lo menos 1,1 millones de clientes permanecen este martes sin electricidad, incluyendo toda la ciudad de Nueva Orleans.

La carencia del servicio, que en algunas áreas se prevé tardará días en incluso semanas en ser restaurado, preocupa a las autoridades locales debido al calor y la saturación de hospitales debido a la pandemia.

El gobernador Edwards aseguró que el impacto «catastrófico» del ciclón supone una recuperación a largo plazo.

Ida tocó tierra hacia el medio día del domingo en Port Fourchon, un puerto petrolero en el extremo sur de Luisiana, para después hacerlo de nuevo muy cerca de allí, en Galliano.