Batalla entre conservadores y liberales latinos por la ayuda a indocumentados

0
1588
La ayuda en efectivo permitiría ayudar con 500 dólares a cada indocumentado afectado por la pandemia de COVID-19. EFE/Esteban Biba/Archivo

Los Ángeles – Las medidas tomadas para ayudar económicamente a los indocumentados afectados por el COVID-19 en California han desatado una disputa política entre hispanos conservadores que presentaron una demanda judicial contra esta ayuda y defensores de los migrantes indignados por esta acción en los tribunales.

“Esto es un juego político. No vamos a permitir que usen a los indocumentados que tanto aportan a California y al país para sacar provecho en sus campañas”, dijo a Efe el abogado James P. Segall-Gutiérrez, quién ha encabezado los llamados de protesta.

DOS HISPANOS EN LA MIRA DE LAS PROTESTAS

La confrontación se desató después que la concejal de la ciudad de Whittier, Jéssica Martínez, y el salvadoreño Ricardo Benítez, demandasen al gobernador Gavin Newsom en un intento por bloquear las ayudas por 75 millones de dólares que California dará a indocumentados afectados por la pandemia, que no califican para seguro de desempleo.

La ayuda en efectivo permitiría ayudar con 500 dólares a cada indocumentado afectado por la pandemia de COVID-19.

Martínez y Benítez han estado en el centro de una serie de protestas que han llegado incluso al frente del hogar de la concejal.

“Queremos que los trabajadores indocumentados sepan que no están solos, que estamos con ellos y que seguiremos luchando para que tengan un trato Justo en este país”, dijo a Efe Patty S Chavez, miembro de la organización Proyecto Latino, que participa en la campaña que busca la destitución de la republicana de raíces mexicanas.

EL INDOCUMENTADO TRAIDOR

Benítez también ha recibido un aluvión de criticas especialmente por su pasado indocumentado.

Nacido en El Salvador, Benítez emigró a Estados Unidos en 1975 siendo menor de edad, y en la demanda advierte que a pesar de que fue un inmigrante indocumentado hasta 1986, cuando adquirió su estatus legal, «nunca ha tomado un centavo del gobierno en forma de asistencia pública”.

El caricaturista y artista chicano Lalo Alcaraz calificó de “basura” las acciones del salvadoreño en las redes sociales, mientras que la comunidad del país centroamericano en Los Ángeles, una de las más grandes del país, también se fue lanza en ristre contra Benítez.

INDOCUMENTADOS, EL ARMA POLÍTICA PARA BUSCAR FONDOS

En este sentido, el estratega republicano Luis Alvarado, advierte que el hecho que la demanda haya sido presentada por dos hispanos es un claro mensaje para demostrar que no solo los anglosajones están contra las decisiones del gobernador de California, Gavin Newsom, un rostro demócrata que ha ganado relevancia por su manejo de la pandemia.

“Hay que entender que en California también hay hispanos partidarios de Donald Trump, no todos están en Florida o Texas. Esta demanda es un recordatorio de esto”, subraya.

Además, Alvarado llama la atención sobre la abogada Harmeet K. Dhillon, quien representa a los demandantes y estaría llevando una campaña mediática para ganar atención. «Ella es muy buena para esto», asegura el estratega republicano.

Directora del Center for American Liberty, Dhillon es una de las cabezas del partido republicano en California, y en las últimas semanas ha encabezado tres demandas contra el estado alegando que varias de las decisiones tomadas por Newsom son inconstitucionales.

NEGOCIOS HISPANOS TAMBIÉN DEMANDAN A NEWSOM

La última acción legal presentada por Dhillon fue hecha por los dueños de ocho pequeños negocios que buscan abrir sus establecimientos cumpliendo las pautas federales de distanciamiento social.

Entre el grupo negocios, todos ubicados en el sur de California, se cuentan dos restaurantes de comida mexicana y una compañía de entretenimiento hispana.

Teresa Hernández, la dueña del restaurante Cielito Lindo y quién ha apoyado al presidente Donald Trump desde la campaña del 2016, dijo a Efe que decidió participar en la demanda para salvar el negocio que opera desde 1986 y que emplea a 80 personas.

“Quiero que el gobernador le dé la oportunidad a nuestro restaurante como al igual que Costco, Walmart (…). Nosotros podemos abrir utilizando la seguridad apropiada, mascarillas, guantes y mesas separadas”, dijo.

Cielito Lindo, ubicado en la ciudad del Sur el Monte, ha sido la casa del famoso Mariachi Sol de México de José Hernández, esposo de Teresa, y quién también es uno de los rostros mexicanos más conocidos que respalda a Trump.

Hernández asegura que ninguna de las posibilidades que ha dado el Gobierno estatal, como servicio a domicilio, le ha servido a su negocio, y que tuvieron que cerrar desde el 19 de marzo, cuando se dio la orden de permanecer en casa.

“Son rostros cafés con agendas racistas que se les olvida que este territorio era mexicano antes que llegaran los anglosajones”, reitera Segall-Gutiérrez.

EN BUSCA DE DINERO PARA SUS CAMPAÑAS

Tanto Martínez como Benítez son candidatos por el Partido Republicano para disputar sillas en la Asamblea de California en las elecciones de noviembre, y hasta antes de la demanda los nombres de los aspirantes no eran muy conocidos.

Alvarado considera que, tras encabezar la demanda contra los indocumentados, los dos hispanos podrían recibir dinero para sus campañas desde fuera del estado, ya que las actividades de recaudación de fondos se han visto casi anuladas por el brote de coronavirus.

El estratega no vislumbra el triunfo de ninguno de los dos hispanos en las elecciones de noviembre, pero sí la posibilidad de consolidar su nombre en las filas ultraconservadoras.

Jesse Melgar, secretario de prensa de Newsom, dijo sobre la citada demanda que “California está tomando medidas legalmente justificadas y moralmente necesarias para ayudar a todos los californianos afectados por COVID-19”.

Por su parte los defensores de los indocumentados han dicho que no cederán en su oposición y buscan lograr una acción para destituir a Martínez del Concejo de Whittier, donde la hispana ganó el puesto en una elección especial hace menos de dos meses.

“La vamos a sacar de ese puesto, no se lo merece, y todos los domingos estaremos recordándole frente a su casa el valor que tienen los migrantes, y los indocumentados en este país”, sentenció Segall-Gutiérrez.

Efe pidió declaraciones a Martínez y Benítez, pero hasta el momento no han respondido a la solicitud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here