Canciller hondureño ve propósito político detrás de caravanas de migrantes

0
829

Washington – El canciller de Honduras, Lisandro Rosales, pidió este jueves que se aborden las causas de las caravanas de inmigrantes que parten de Centroamérica con destino a Estados Unidos al advertir que tienen un propósito «político» que apunta a «desestabilizar» a su país, a México e incluso al Gobierno de Washington.

En una entrevista con Efe, Rosales, de visita en la capital estadounidense, se refirió a la «muy productiva» cita que sostuvo con Roberta Jacobson, la asistente especial del presidente estadounidense, Joe Biden, y con el consejero de seguridad nacional, Juan González, que consideró como «la primera reunión de alto nivel» con el Gobierno entrante.

También habló sobre la propuesta de reforma migratoria que lidera la Administración de Biden y del nuevo enfoque que la Casa Blanca busca imprimirle a la relación con Centroamérica.

Reforma migratoria esperanzadora

Pregunta: ¿Cómo evalúa la relación que van a entablar con el Gobierno de presidente Joe Biden? ¿Qué sensación le dejó este primer contacto con sus delegados?

Respuesta: Muy positivo. El presidente Biden conoce muy bien la región. En el Gobierno del presidente (Barack) Obama, él como vicepresidente lideraba el tema del ‘Triángulo Norte’, mantenía una estrecha y cercana relación con el presidente (de Honduras, Juan Orlando) Hernández (…) Ahora como presidente ha marcado la pauta de la importancia que tienen Centroamérica y México para él.

P: Uno de los anuncios que hizo recientemente el presidente Biden fue diseñar un mecanismo para tratar la migración en conjunto con los países de la región, básicamente con los países de Centroamérica y los del Triángulo Norte. ¿Qué esperan de este tipo de conversaciones y de la reforma migratoria que impulsa el presidente Biden?

R: Nos genera mucha esperanza. Nosotros tenemos aproximadamente 1.3 millones de hondureños que viven aquí, aproximadamente unos 700,000, 800,000 de ellos de manera ilegal que han venido por distintas circunstancias. Al inicio salían por un tema de seguridad, pero en Honduras hemos logrado hacer un cambio en los últimos seis años muy importante, una reducción de 90 homicidios por cada 100,000 habitantes a 37 homicidios por cada 100,000 habitantes, que todavía falta que sigamos reduciendo, pero que ha sido importante y ahora la causa de la migración ya no es la inseguridad que se abogaba hace unos años; ahora es el tema económico y se ve profundizado por la pandemia, por el impacto que ha generado en la economía hondureña y los daños que nos generaron las tormentas Eta y Iota.

Para nosotros es valioso que se dé una oportunidad a los hondureños de poder estar de manera legal, trabajando, pagando sus impuestos y actuando de manera normal dentro de un país que los ha recibido, pero también conversamos sobre los siguientes pasos que son buscar esas oportunidades de inversión de empresas norteamericanas que puedan trasladarse a Honduras.

Estar junto en familia es un derecho humano

P: La política del presidente Biden tiene entre sus ejes centrales la reunificación de las familias. Hay más de medio millar de niños que no han sido reunidos con sus familias ¿de qué manera el Gobierno de Honduras podría ayudar a la Presidencia de Biden a que en caso de que haya niños hondureños, o familias hondureñas dentro de estas que están separadas, puedan finalmente reunirlos?

R: Nosotros en nuestra red consular tenemos oficinas de protección migratorias. Hablamos justamente ese tema con la embajadora Jacobson en el sentido de mantener una comunicación a través de nuestra red consular y poder tener esa retroalimentación que se pueda requerir para la reunificación.

Son más o menos 1,300 niños, de diferentes nacionalidades, que tendrían que estar en la reunificación familiar, a lo cual nosotros le hemos estado apostando.

Creemos que es un derecho humano el estar juntos como familia y es importante que se haga de manera rápida y segura para los niños que han sufrido en estos últimos años.

Caravanas, un tráfico de personas

P. Hablemos de la última caravana que se organizó. ¿Qué pasó con esta caravana? ¿Qué llamado están haciendo ustedes a las personas frente a las caravanas? ¿Qué está pasando detrás de las caravanas que están saliendo?

R: Primero, nosotros tenemos que abordar las causas de las caravanas. Segundo, tenemos que identificar quiénes son los organizadores de esto, porque hay un propósito avieso a que se sucedan este tipo de circunstancias.

Las caravanas no son organizadas netamente en Honduras, hay factores externos y nosotros tenemos información de investigaciones que se han realizado a través de fuentes de inteligencia donde hay extranjeros involucrados en este tipo de organizaciones.

Yo creo que nosotros, y lo planteábamos justamente al señor Juan González y a la señora Jacobson, el hecho de que tenemos que judicializar estas redes de tráfico de personas que se dan, porque estas caravanas no tienen un simple propósito de poderse movilizar, sino que tienen un propósito político.

Si podemos ver nosotros quiénes están organizando estos grupos, son los grupos afines a Venezuela que lo que quieren es desestabilizar no sólo a Honduras, sino a Guatemala, a México e incluso Estados Unidos en esa ruta que se da.

Tenemos que ver cuáles son realmente este tipo de personas que están inescrupulosamente atentando contra hondureños, que los ponen en riesgo, que los ponen en peligro en una ruta de luto y dolor que ya nos ha generado personas fallecidas, que ya nos ha generando personas mutiladas y que es donde se esconden este tipo de personas inescrupulosas que promueven este tipo de caravanas.

Nosotros tenemos claramente identificados, tenemos que hacer los ajustes a las legislaciones donde permita la judicialización de estas bandas de criminales que se dedican al tráfico de personas, que la caravana es un tráfico de personas.

(…) Pero este tipo de caravanas lo único que nos indica es que hay un propósito de generar caos, de generar inestabilidad sin importarle los derechos de las personas que por algún motivo u otro son embarcados en este tipo de aventuras.

P: ¿Cómo evalúa la respuesta de Guatemala y México ante esta caravana en 2021?

R: Ellos están en sus derechos de defender sus territorios. La respuesta de México de trasladar unidades militares a la frontera, es un derecho muy propio de México, Guatemala igual.

Sí creemos de que no debe haber irrespeto, pero, como le digo, hay intereses adversos de países que lo que quieren es desestabilizar a la región centroamericana y que lo buscan hacer a través de este tipo de movimientos migratorios irregulares.

Honduras no recibió extranjeros bajo acuerdos de asilo

P: Los Acuerdos de Cooperación de Asilo que se habían firmado con la Administración de Donald Trump. La embajadora Jacobson dijo que en el caso de Honduras no se habían puesto en marcha.

R: Entiendo que en los últimos minutos salió una comunicación de la Casa Blanca, donde decía que se suspendía este acuerdo de colaboración de asilo. Nosotros no recibimos ningún exiliado o asilado que había en este acuerdo.

Pero nosotros sí tenemos que ir más allá y hablar con la nueva Administración sobre los temas y lo hicimos también con la embajadora Jacobson, porque parte de los acuerdos era la oportunidad para obreros tanto del agro como de la industria del crucero pudieran venir a trabajar a EEUU y fue algo que ella tomó tema de conversación y de agilización para buscarle alternativas a las personas.

No recibimos a ningún extranjero en territorio nacional. Si (el acuerdo) queda suspendido es una determinación propia de EEUU, pero sí queremos seguir en ese diálogo sobre la oportunidad de migrar legalmente con visas de trabajo a Estados Unidos.