«Canción sin miedo», un año dando voz al dolor de millones de mujeres

0
416
La cantante y compositora mexicana Vivir Quintana posa para Efe durante una entrevista el 1 de marzo de 2021, en Ciudad de México (México). EFE/ José Méndez

México – La cantante mexicana Vivir Quintana alcanzó reconocimiento hace un año con la aguerrida «Canción sin miedo», un himno en todas las protestas feministas que pone voz al dolor de miles de mujeres en México y América Latina convirtiendo la colectividad en consuelo.

Su canción «es un objeto de estudio sobre cómo realmente nos hermana tanto el dolor, nos conecta muchísimo a las mujeres no solo de México, sino de Latinoamérica y del mundo. Es como un oxímoron de dulce alegría pero también amarga dulzura», explicó este viernes a Efe Vivir Quintana.

El tema fue estrenado en el emblemático Zócalo de la Ciudad de México en un concierto el 7 de marzo de 2020, y desde entonces se convirtió en un símbolo de lucha y de unión entre mujeres de toda América Latina y del mundo.

«Es una canción que ya no es mía, es una canción de todas y que me ha hermanado con muchas mujeres, sobre todo compañeras valiosísimas, tanto fuera como dentro del activismo», indicó la cantautora, que por primera vez se animó a componer sobre los feminicidios.

UN RETO DEDICADO A TODAS

Fue en una conversación con la artista chilena Mon Laferte cuando nació la idea de la «Canción sin miedo».

Después de compartir escenario en un concierto de fin de gira de Laferte, las cantantes quedaron en que harían algo más adelante y la chilena se comunicó con la mexicana para preguntarle si querría hacer una canción sobre los feminicidios para un evento en el Zócalo.

«Mon y yo hicimos un ‘match’ muy lindo», relató la cantautora.

Quintana no dudó y se puso manos a la obra, inspirándose en gran medida en una compañera de universidad víctima de feminicidio.

Laferte y Quintana estrenaron «Canción sin miedo» junto al coro El Palomar, causando un enorme y viral impacto en redes.

Los versos «a cada minuto de cada semana nos roban amigas, nos matan hermanas, destrozan sus cuerpos, los desaparecen. No olvide sus nombres, por favor, señor presidente» relatan la desesperación de un país en el que son asesinadas más de 10 mujeres cada día y en el que en 2020 hubo casi 1.000 crímenes por razón de género.

Marzo es un mes marcado con sangre pero también con unión y fuerza, por lo que «Canción sin miedo» es para muchas el himno perfecto.

Sin embargo, la artista desea que en un futuro deje de cantarse: «Yo siempre digo que ojalá ya no se cante. Si no la cantamos querrá decir que hemos terminado con esta violencia».

EL CONSUELO

A través de su experiencia con esta canción ahondó más en la idea de «colectividad» y pudo ver un cambió generacional en el que las mujeres se atreven a salir de la imagen que se les había inculcado.

En su caso, además del tema, el colectivo Energía Nuclear, en el que participan más de 200 músicas, reforzó la sensación de pertenencia.

«Hay que tener presente que las mujeres en la música podemos hacerlo todo, tanto en escenarios como detrás», expresó.

REHABILITAR EL REGIONAL MEXICANO

Quintana nació en 1985 en la pequeña ciudad Francisco I. Madero, en el norteño estado de Coahuila, y desde siempre vivió rodeada de música regional mexicana.

«Es un tipo de música que me maravilla muchísimo por la cotidianidad de sus letras, pero muchas tienen un discurso disfrazado de romanticismo que en realidad es superviolento», dijo.

Por eso quiso hacer esa misma música pero «sin caer en repetir estos tipos de violencia que han hecho tanto daño en la historia», expuso.

En los próximos días, en vísperas del 8 de marzo, saldrán a la luz colaboraciones que Quintana junto a mujeres y hombres que admira y que están comprometidos con la lucha.

Además, estará presente junto a compañeras como Natalia Lafourcade, Hello Seahorse! o Silvana Estrada en el festival virtual «¡Que vivan las mujeres!» organizado por el gobierno de la Ciudad de México y que se celebrará los días 6, 7 y 8 de marzo.