Caravana de migrantes rompe cercos policiales hondureños y cruza a Guatemala

0
554

Tegucigalpa – La caravana de miles de hondureños que este viernes salieron del norte de su país con el objetivo de llegar a Estados Unidos, rompieron esta noche de manera violenta dos cordones policiales en el punto aduanero El Florido y cruzó a territorio guatemalteco.

Efe pudo constatar que en el incidente hubo lesionados entre policías y migrantes.

Uno de los policías hondureños que estaba al frente del primer retén, fue herido en la cabeza con una piedra, mientras que, en territorio guatemalteco, una mujer cayó desmayada cuando los migrantes, alrededor de 2,000, estaban frente a frente con las fuerzas del orden del vecino país.

Los migrantes, que en las últimas horas del día habían llegado al punto El Florido, luego de descartar irse por Agua Caliente, en el departamento de Ocotepeque, superaron ampliamente en números a los policías de los dos retenes hondureños y entonando el himno nacional cruzaron a Guatemala.

Del lado de Guatemala, los hondureños llegaron hasta el primer cordón policial, que no estaba armado y le pedían a los migrantes que se ordenaran.

Además, les reiteraban que para seguir en su ruta tenían que registrase y mostrar una prueba de que no están contagiados con covid-19.

En el segundo cordón de seguridad guatemalteco, Efe pudo constatar que sus elementos sí llevan armas, y que en los predios del punto aduanero guatemalteco hay tanquetas en apoyo a las fuerzas de seguridad.

Cuando se esperaba que los migrantes, hombres, mujeres y niños lograrían un acuerdo para continuar la caravana a primeras horas del sábado, un nutrido grupo, entonando el himno nacional se enfrentó al primer cordón policial y en carrera hizo lo mismo con el segundo y cruzaron a suelo guatemalteco.

Durante el incidente que duró pocos minutos, hubo lanzamiento de piedras y palos, y varias personas, entre policías y migrantes resultaron lesionados, en suelo hondureño.

Las autoridades hondureñas no han informado del incidente que se registró hacia las 20:00 horas locales (02:00 GMT), pocas horas después de que los migrantes llegaron a El Florido, después de que decidieron cambiar de plan de ruta, que en principio era el de salir por Agua Caliente, ambos fronterizos con Guatemala.

El Florido se localiza en el departamento de Copán, a once kilómetros del sitio arqueológico maya de Copán Ruinas, uno de los principales sitios turísticos de Honduras.

La posibilidad de salir hasta en las primeras horas del sábado la discutían los migrantes, por ser de noche y porque muchos de sus compañeros de la caravana venían rezagados, había dicho horas antes a Efe el hondureño José Bardales.

Hacia las 21:00 horas locales (03:00 GMT) unos 300 inmigrantes hondureños estaban apostados en la carretera, dentro de su país, frente al punto aduanero de El Florido, quizá esperando el sábado para salir de manera regular.

Efe quiso conocer la opinión de varios de ellos, pero prefirieron no hablar.

El Instituto Guatemalteco de Migración informó este viernes que alrededor de 2.000 migrantes hondureños están en la frontera a la espera de cruzar a ese país para llegar a Estados Unidos, mientras las fuerzas de seguridad locales intentan bloquear su paso.

El organismo indicó que la caravana sobrepasó los retenes policiales hondureños en el punto fronterizo El Florido, ubicado en el departamento de Chiquimula, unos 200 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca.