El cardenal hondureño crítica el maltrato a los haitianos en la frontera de EEUU y México

0
171

Tegucigalpa – El cardenal de Honduras, Óscar Andrés Rodríguez, criticó este domingo el maltrato a migrantes haitianos por parte de las autoridades de Estados Unidos en la frontera con México e invitó a ser «más humanos».

«Tenemos tantos cuadros tristísimos, esos centenares de hermanas y hermanos haitianos que pasan por nuestro país buscando algo mejor para ellos porque en su país no hay futuro ni hay esperanza», lamentó el cardenal en la homilía celebrada hoy en la Basílica Menor de Suyapa, en el oriente de Tegucigalpa.

Rodríguez afirmó que los haitianos «llegan a una frontera y son acosados como si fueran animalitos con personas a caballo, atemorizándolos y después empacándolos de vuelta para su país»

El Gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, ha recibido fuertes críticas tras difundirse imágenes en las que agentes de la Patrulla Fronteriza subidos a caballo hostigan a migrantes e incluso los amenazan con látigos y correas en la frontera con México.

A Del Río, en el estado fronterizo de Texas (EE.UU.), llegaron este mes miles de migrantes, en su mayoría haitianos, que atravesaban a pie el río Bravo y se concentraron en un campamento instalado debajo de un puente que conecta con Ciudad Acuña, en territorio mexicano.

Sin embargo, Estados Unidos aseguró el viernes que ya no quedan migrantes en ese campamento improvisado de la localidad de Del Río, por donde habían pasado desde el 9 de septiembre unas 30.000 personas, con hasta 15.000 el día que más hubo.

El cardenal hondureño, quien además es arzobispo de Tegucigalpa desde 1993, agradeció hoy también a la Diócesis hondureña de Danlí por apoyar a «estos pobres hermanos nuestros (haitianos), con gestos de verdadera humanidad».

LAS ELECCIONES EN HONDURAS SON UNA «OPORTUNIDAD»

Rodríguez, quien también ha sido secretario de la Conferencia Episcopal de Honduras y secretario general de la Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), abogó, asimismo, por el fin de la violencia en Honduras, considerado uno de los países más violentos en el mundo con un promedio de diez homicidios diarios.

“Qué tristeza que cada semana hay tantos muertos violentos, eso no viene de Dios”, enfatizó.

Por eso consideró que las elecciones generales del 28 de noviembre son una «oportunidad para edificar una nueva Honduras» e instó a los hondureños a orar para «votar por el bien, no por el mal».

Honduras tendrá el 28 de noviembre comicios generales para elegir al presidente y tres designados (vicepresidentes) de la República, 128 diputados al Parlamento local y 20 al Centroamericano, y 298 alcaldías municipales.

Pero, según analistas, de los 15 candidatos en busca de la Presidencia de Honduras solamente cuatro (Libre (Libertad y Refundación); Nacional (en el poder); Liberal y Salvador de Honduras) tienen posibilidades de convertirse en el sucesor de Juan Orlando Hernández.

A continuación Departamento 19 reproduce la lectura del día tomada del santo evangelio según san Marcos (9,38-43.45.47-48):

En aquel tiempo, Juan dijo a Jesús: «Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu nombre y se lo hemos prohibido, porque no es de nuestro grupo.»
Jesús replicó: «No se lo prohibáis, porque nadie que haga un milagro en mi nombre puede luego hablar mal de mí. Pues el que no está contra nosotros está a favor nuestro. Os aseguro que el que os dé a beber un vaso de agua porque sois del Mesías no quedará sin recompensa. Al que sea ocasión de pecado para uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran del cuello una piedra de molino y lo echaran al mar. Y si tu mano es ocasión de pecado para ti, córtatela. Más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al fuego eterno que no se extingue. Y si tu pie es ocasión de pecado para ti, córtatelo. Más te vale entrar cojo en la vida, que ser arrojado con los dos pies al fuego eterno. Y si tu ojo es ocasión de pecado para ti, sácatelo. Más te vale entrar tuerto en el reino de Dios que ser arrojado con los dos ojos al fuego eterno, donde el gusano que roe no muere y el fuego no se extingue.»