Casos de COVID-19 en centros de ICE se duplican en un mes y superan los 2 mil

0
119
Fotografía fechada el 11 de junio de 2019 y cedida por el departamento de Seguridad Nacional que muestra condiciones de hacinamiento en el puesto de McAllen de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, en McAllen, Texas, (EE.UU.). EFE/ Departamento De Seguridad Nacional

Miami – Los casos positivos de la covid-19 en inmigrantes bajo custodia del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) siguen subiendo y ya superaron los 2.000, según las últimas cifras de la agencia federal.

Al contrario de la tendencia nacional, donde los casos van a la baja, en los centros de detención los positivos no paran de crecer y si al 14 de abril los casos eran de 985, los últimos datos señalan más del doble, y por primera vez por encima de los dos millares (2.033).

Esto supone que cerca del 8 % de los 16.721 reclusos en las cárceles de ICE serían «casos confirmados actualmente en aislamiento o seguimiento».

Desde que se inició la pandemia, ICE efectuó la prueba de la covid-19 a 158.476 reclusos, de los cuales 14.231 han tenido resultado positivo y nueve han muerto por esta causa cuando estaban bajo custodia de ICE, aunque esa cifra sería mayor si se suman varios migrantes que fallecieron por coronavirus poco después de que la agencia federal los liberase.

Lo peor se vive en el Centro Correccional del Condado de Adams, en Misisipi, donde 375 inmigrantes han dado positivo, seguido por el de La Palma, en Arizona, con 167 casos activos.

En total, cuatro cárceles para inmigrantes tienen más de un centenar de positivos y los once centros de detención ICE en el área de San Antonio, en Texas, tienen casos activos de coronavirus actualmente.

Este miércoles, la Unión de Libertades Civiles (ACLU), organización que aboga contra los abusos gubernamentales, publicó un informe en que destaca los «horrores y abusos» sufridos por los migrantes indocumentados detenidos en Estados durante la pandemia.

En su opinión, ICE «omitió adoptar las precauciones más básicas» para proteger a los inmigrantes detenidos, que «durmieron, comieron y se bañaron en unidades donde estaban hacinados, sin ventilación», lo que provocó el aumento de los casos.

ACLU recordó que ya en febrero de 2020 los expertos en medicina del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) advirtieron sobre la covid-19 y la amenaza que representaba para miles de personas encerradas en centros de detención de inmigrantes y recomendó su cierre.