Cinco muertos deja accidente de tránsito en el Caribe de Honduras

0
2340

La Ceiba – Al menos cinco jóvenes garífunas perdieron la vida la mañana de este domingo en un trágico accidente de tránsito ocurrido en la carretera CA-13, entre las comunidades de Sambo Creek y Corozal, Atlántida, Caribe de Honduras.

Según versiones preliminares, las víctimas se trasladaban a bordo de una camioneta marca Kia Sorento, cuyo conductor al parecer perdió el control y tras derrapar en la carretera impactó con una valla para luego dar varias vueltas.

Del fuerte impacto, los ocupantes prácticamente volaron por el aire y sus cuerpos quedaron esparcidos en un perímetro de varios metros.

La información que se maneja, es que los jóvenes asistieron a una fiesta en la comunidad de Sambo Creek y se dirigían a Corozal donde residían, sin embargo, no llegaron a su destino debido al fatal accidente.

bd34aa98 57de 4a1f 8855 354f56a4291d

Al lugar llegaron familiares y miembros de la comunidad garífuna de Corozal quienes procedieron a rescatar los cadáveres los cuales apilaron a la orilla de la carretera con el fin de llevárselos para sus hogares y no permitir que sean autopsiados por parte de Medicina Forense.

El sargento Rodríguez del Cuerpo de Bomberos, indicó que tras llegar y hacer una inspección en el lugar, se logró establecer la identidad de cuatro de las víctimas que responden a los nombres de Doleri Carolina Flores Diego de 20 años, Keysi Güity Palacios de 21 años, Johana Lizeth Saravia Norales de 22 años y Mirsa Saray Ramos Estrada. En el lugar, también se encontró la tarjeta de identidad perteneciente a Franklin Joel Lucas Castro.

Tres de los heridos fueron trasladados en condiciones de salud muy delicado al Hospital General Atlántida de La Ceiba por paramédicos de la Unidad Médica de Emergencias (UME), de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).  

Rodríguez indicó que preliminarmente se maneja que el accidente ocurrió debido al exceso de velocidad por la magnitud que se pueden contemplar en la dantesca escena donde los cuerpos quedaron tirados a varios metros de distancia.

Miembros de la comunidad garífuna confirmaron que los jóvenes regresaban de una fiesta bailable en Sambo Creek, a pesar de que ese tipo de eventos está prohibido por el toque de queda.

A la escena llegaron agentes de la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT), que preliminarmente manejan que se trata de un despiste seguido de choque y volcamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here