Condenan en EEUU a hondureño por millonario fraude electrónico

0
550

Jacksonville, Florida – El juez de distrito de los Estados Unidos, Timothy J. Corrigan, condenó a Óscar Arnelson Rodríguez Cruz (41) a 27 meses en una prisión federal por conspiración para cometer fraude electrónico y conspiración para estafar al IRS de los impuestos federales sobre la nómina.

El tribunal también ordenó a Rodríguez Cruz renunciar a $ 626 mil 817, el monto de los ingresos obtenidos como resultado del delito de fraude electrónico, y pagar la restitución al IRS por una pérdida fiscal de $ 3 millones 436 mil 008. Rodríguez-Cruz es un ciudadano hondureño que está ilegalmente en los Estados Unidos.

El catracho anteriormente se había declarado culpable de los delitos mencionados.

Según documentos judiciales, Rodríguez Cruz participó en un plan mediante el cual empresarios de la construcción contrataron los servicios de personas que vivían y trabajaban ilegalmente en los Estados Unidos.

Rodríguez-Cruz formó una empresa fantasma que firmó acuerdos con los contratistas para proporcionar trabajadores de la construcción. Al obtener y pagar a los trabajadores a través de las compañías fantasmas, los contratistas rechazaron la responsabilidad de garantizar que los trabajadores estuvieran legalmente autorizados para trabajar en los Estados Unidos, que se exigieran impuestos estatales y federales sobre la nómina, y que se proporcionara un seguro de compensación adecuado para los trabajadores.

Después de crear la compañía fantasma, Rodríguez Cruz solicitó una póliza de seguro de compensación para trabajadores que cubría un período de un año. En la solicitud, Rodríguez Cruz representó que la póliza cubriría cinco empleados y una nómina anual estimada de $ 121 mil. La compañía de seguros emitió la póliza, cobrando una prima de $ 20 mil 473.

Para pagar a los trabajadores, los contratistas escribieron cheques de nómina a la compañía fantasma. Rodríguez Cruz luego cobró los cheques y distribuyó el efectivo a los líderes de la tripulación, quienes pagaron a los trabajadores en efectivo. Ningún impuesto estatal o federal sobre la nómina, como el Medicare y el Seguro Social, fue deducido del pago de los trabajadores, en violación de las leyes federales y de la Florida.

El hondureño mantuvo aproximadamente el 4 % del monto de cada cheque de nómina como una tarifa. Durante el plan, cobró cheques de nómina para cientos de trabajadores por un total de $ 15 millones 670 mil 438, con un 4 % de comisión de $ 626 mil 817. La prima anual para una póliza de seguro de compensación para trabajadores que cubre ese monto de nómina habría ascendido a aproximadamente $ 2 millones 511 mil 060. Si la nómina total se hubiera informado correctamente al gobierno, los impuestos de nómina debidos habrían sido de aproximadamente $ 3 millones 436 mil 008.

«Este caso es otro ejemplo de la experiencia investigativa de HSI en la aplicación de delitos en el lugar de trabajo y los delitos financieros», dijo el agente especial a cargo de HSI Tampa, James C. Spero. «HSI continúa identificando, interrumpiendo y eliminando los esquemas criminales utilizados para explotar nuestra industria financiera y obtener ganancias de la mano de obra de extranjeros indocumentados».

«La sentencia de hoy debe enviar un mensaje a las personas involucradas en el negocio de evadir los impuestos al empleo», dijo la agente especial a cargo Mary Hammond de la Oficina de Campo de Tampa, Investigaciones Penales del IRS. «Que esto sea una advertencia para todos, ya que la aplicación de la ley no permitirá que los contratistas de construcción obtengan una ventaja injusta al infringir la ley».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here