Coronavirus impactará en crecimiento económico de 2020 en Honduras

0
3175

Tegucigalpa – El presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato, señaló que la pandemia del coronavirus tendrá impactará en el crecimiento económico de Honduras durante 2020.

La estimación de entre 2.7 a 3.1 de crecimiento del PIB para este 2020 va ser menos, admitió Cerrato.

El funcionario se refirió a la caída estrepitosa el jueves de los principales mercados bursátiles del mundo, dada la debilidad de la actividad económica ocasionada por mucha incertidumbre.

Implicaciones económicas

Pidió que hay que saber orientar a las personas, por supuesto no esconder información, pero sí hablar con mucha claridad y en ese sentido, en una conferencia vía teléfono sostenida ayer jueves con autoridades de bancos centrales y ministros de Hacienda de Centroamérica, Panamá y República Dominicana, coordinada por Alejandro Werner del Fondo Monetario Internacional (FMI), se abordó el tema del coronavirus y las implicaciones económicas importantes que va a tener a nivel global y regional.

Apuntó que a nivel regional hay mucha coincidencia, sobre la reducción en el crecimiento de la economía mundial, la desaceleración en el crecimiento de Estados Unidos, lo que afectará Centroamérica y México.

“En primera instancia sectores que se han visto afectados es el turismo, transporte y los servicios; también estamos viendo caída en algunos precios de materias primas como el banano, el café no lo ha experimentado aún y por otro lado, sí nos hemos visto beneficiados países de Centroamérica con los precios tan bajos que ha tenido el combustible las últimas semanas”, acotó.

Impacto negativo regional

Señaló que la desaceleración de la economía de Estados Unidos tendrá un impacto negativo para Centroamérica y México, pues sólo para Honduras el comercio con Estados Unidos es de alrededor de 55 por ciento.

“Estamos viendo impactos en Honduras, por ejemplo, reducción de exportaciones de principales productos como le decía banano y aceite de palma, puede haber un menor consumo en los hogares por motivos precautorios, puede haber una menor inversión de lo esperado de las empresas producto de este incentivo”, ejemplificó.

En ese sentido, refirió que ha estado en sesión permanente estos últimos días con el gabinete económico y con el presidente de la República, Juan Orlando Hernández, identificado de parte de la autoridad fiscal la reasignación de recursos para atender las necesidades orientados a mejorar atención de salud y también como acelerar inversiones que ya estaban en el presupuesto.

Se refiere a inversiones en red vial lo que permitiría contratar personal, servicio de maquinaria, servicios de taller, servicios de alimentos y mantener activo el fideicomiso del BCH para impulsar el crédito al sector agroalimentario, esto es muy importante ya que tiene mucho interés para el Banco Central la estabilidad en los productos alimenticios y la continuidad de los programas del gobierno para el financiamiento de vivienda.

Estimación a la baja

Aludió la decisión del directorio del BCH en disminuir la Tasa de Política Monetaria (TPS), en dos ocasiones por 50 puntos básicos en total, liberalizar recursos a través de una reducción de las obligaciones un primer paso de dos por ciento eso equivale a dos mil 100 millones de lempiras, liberados a la economía. “Estimamos que se podrían liberar en lo que resta de este año y el otro año alrededor de unos cinco mil millones de lempiras más”, precisó.  

Añadió el BCH está completando el análisis y se estará comunicando al público por tarde el jueves de la otra semana, no obstante, adelantó que la estimación que se tenía de entre 2.7 a 3.1 de crecimiento del PIB para este 2020 va ser menos.

“Hay que reconocer que la estimación que tenemos es un crecimiento menor al que tuvimos el año anterior y que va ser comunicado ese día, por eso es muy importante estas decisiones en materia fiscal sobre agilizar inversiones en infraestructura, promover el crédito agropecuario, promover el crédito de vivienda, más las decisiones de política monetaria que había tomado el Banco Central, es decir en políticas expansivas”, comentó Cerrato.

PIB será positivo

Explicó que en este momento no existe presión inflacionaria y eso permite que los bancos centrales contribuir a la dinamización de la actividad económica a través de la política monetaria expansiva.

Aseveró que todas las estimaciones que se han hecho incluyendo diferentes escenarios de flexibilidad concluyen que el crecimiento del PIB será positivo. “No va a ser lo que habíamos estimado que se crecería este año en el PIB, dado precisamente estos efectos del COVID-19”, arguyó.

Apuntó que normalmente cuando hay desaceleración económica, los técnicos hablan que se da por el lado de la oferta o sea no se produce en bienes o servicios o a veces se da por el lado de la demanda, es decir que no hay quien compre, pero “aquí estamos ante un reto muy interesante porque es por ambas vías, algunos bienes y servicios no se van ofertar porque se han roto las cadenas de suministro al tener problemas de importación”.

Por otro lado, algunos bienes y servicios no se van a comprar porque la gente está con medidas precautorias y decide no gastar en otro, aquí queda una buena oportunidad para que el gobierno por ejemplo, que el gobierno contrate personal, contrate maquinaria, “cuando usted contrata maquinaria contrata operador, contrata alimentos, contrata servicios de taller, combustibles y de nuevo se va activando un circulo positivo de liquidez que pasa de una mano a otra, que pasa de un negocio a otro”, reiteró.

También al tener liquidez, al tener una tasa subsidiada si se le puede llamar así de 8.7 para proyectos agrícolas donde se le da énfasis a la producción, a la asistencia técnica, alimentos básicos, esto nos va permitir que al menos lo que consuma el país se produzca aquí adentro.

Asimismo, seguir con ese plan de construcción de viviendas de clase social y clase media que también tienen una tasa subsidiada y eso le permite a la persona tener una mayor capacidad de pago. Entonces por ese lado de la infraestructura, construcción, sector agrícola, si ve grandes oportunidades.

Recalcó que hasta el momento no se ha oficializado el cierre de empresas por esta razón, incluso en los primeros dos meses si vemos algunas estadísticas y las comparamos a los primeros dos meses del año anterior venían bien, tenían un mes con mejores perspectivas, habrá que esperar aquí es donde la liquidez que existe, las menores tasas de interés pueden beneficiar a las empresas que tengan algunos problemas de menores ventas para poder seguir financiando su capital de trabajo.

Impacto inmediato

De su lado, el presidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Luis Guifarro, advirtió que habrá un impacto inmediato si las empresas para evitar un posible contagio temporalmente suspenden sus actividades, tal como ha ocurrido en países como Italia.

“Sería de las decisiones que tomen las empresas para que, en los centros de producción, es decir, concurrencia masiva de personas entonces adopten algunas prácticas de suspender temporalmente las actividades y ahí entonces, estaríamos hablando de una paralización de las actividades económicas con los efectos nocivos o negativos que tendría para la economía hondureña”, enfatizó.

Apuntó que el tema de las remesas familiares, también sufrirán algún efecto como consecuencia del coronavirus pues está relacionado con el nivel de ingreso que se percibe del exterior. “Yo en este momento me permitiría decir que las remesas que están recibiendo los familiares de personas que están recibiendo en España tienen alguna dificultad, porque ahí tenemos un país también semiparalizado”, refirió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here