Costa Rica prepara un torneo de fútbol con menos jornadas y reducción salarial

0
1982
El presidente de la Federación de Fútbol de Costa Rica Rodolfo Villalobos. EFE/Alexander Otárola/Archivo

San José – El fútbol de Costa Rica se prepara para iniciar el 16 de agosto el Torneo Apertura, que se disputará con menos jornadas y reducciones en los salarios de los futbolistas como consecuencia de la pandemia de la COVID-19.

La Federación Costarricense de Fútbol anunció junto con la Asociación de Jugadores Profesionales (Asojupro) y la Unión Nacional de Fútbol (Unafut), que organiza la Liga de Primera División, un acuerdo que establece un salario mínimo para los futbolistas y reducciones para los salarios más elevados a ese monto.

El presidente de la Federación, Rodolfo Villalobos, felicitó a las partes por «el feliz acuerdo que beneficia a los equipos y a todas las familias de los jugadores» y subrayó que «el fútbol sigue dando ejemplo de integración y de compromiso para afrontar estos momentos difíciles”.

El acuerdo establece un salario mínimo de 416.000 colones (unos 715 dólares) para todos los futbolistas y para quienes ganen más de ese monto se les aplicará una reducción del 60 % al excedente.

El torneo anterior, que tras dos meses de suspensión se reanudó el 19 de mayo y concluyó el 29 de junio, incluyó una reducción salarial similar, pero el salario mínimo fue más alto: 500.000 colones (unos 850 dólares).

La reducción salarial se debe a que la pandemia obliga a jugar los partidos con estadios vacíos, lo que supone un golpe a las finanzas de los equipos, a lo que se suman otras afectaciones derivadas de la crisis económica que se vive a nivel nacional.

«Los jugadores y los dirigentes somos conscientes de que la situación por la pandemia aún no ha terminado. La afectación económica a clubes continúa y todos debemos sacrificarnos para llevar adelante un nuevo campeonato y ser un ejemplo, como lo fuimos en el Clausura 2020”, declaró el presidente de la Unafut, Julián Solano.

El presidente de la Asojupro, Alejandro Sequeira, se mostró satisfecho por el acuerdo y destacó que «los jugadores tienen la seguridad y la protección de una base salarial”.

Costa Rica fue el primer país de América en reanudar su liga de fútbol en medio de la pandemia en mayo pasado y lo hizo con un protocolo sanitario que obliga a jugar sin público, con distanciamiento en los banquillos, con restricciones en las concentraciones y traslados, así como con estrictas medidas higiénicas en los estadios.

El torneo (semestral de 26 jornadas) terminó el 29 de junio con el Saprissa como campeón, y para el nuevo certamen los clubes acordaron un formato distinto y con menos partidos.

Para el campeonato que comienza el 16 de agosto se conformaron dos grupos de 6 equipos cada uno. En la primera fase cada equipo jugará dos partidos contra los integrantes de su mismo grupo y un partido contra los clubes del otro grupo para un total de 16 jornadas.

Los dos primeros lugares de cada llave avanzarán a la segunda fase de semifinales y final.

La reducción de jornadas se da en la primera fase, pues en el certamen anterior los equipos jugaron dos partidos todos contra todos para un total de 22 jornadas en esa etapa.

Menos jornadas permitirá a los equipos más días de descanso y espacio para reprogramaciones en caso de que la pandemia obligue a suspender partidos debido a contagios en los equipos o a una emergencia a nivel de país.

Costa Rica, que está atravesando la segunda ola pandémica con una curva de casos en crecimiento, acumulaba hasta el jueves 9.546 casos y 42 decesos desde que detectó el primer contagio de COVID-19 el pasado 6 de marzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here