Detectan tratamiento desigual a pacientes latinos de cirugías suprarrenales

0
3363
Una enfermera anota los signos vitales de una mujer hispana. EFE/Felipe Chacon/Archivo

Denver (CO) – Los hispanos de Estados Unidos que necesitan una operación de las glándulas suprarrenales no reciben el mismo nivel de tratamiento y acceden a médicos con menos experiencia que los pacientes blancos, revela un estudio difundido este lunes por el Centro Médico de la Universidad de Nebraska (UNMC).

La operación, conocida técnicamente como suprerrenalectomía, remueve las mencionadas glándulas en caso de tumores u otras enfermedades.

Dado que esas glándulas regulan las hormonas sexuales y otras como la adrenalina y el cortisol (necesarias para sobrellevar el estrés), una cirugía incorrecta puede afectar gravemente la salud del paciente.

Durante los últimos 30 años esta operación se ha vuelto cada vez más común, rápida y menos invasiva, y desde 2009 existen cirujanos robot que la realizan. Pero, según el nuevo reporte, los pacientes latinos aún no se benefician de esos avances.

Según la doctora Abbey L. Fingeret, del UNMC y autora del estudio, la disparidad, que también afecta a la comunidad afroamericana, se debe a que médicos y hospitales en enfocan en los “determinantes sociales” de los pacientes de grupos minoritarios en vez de enfocarse en “las características y resultados específicos” de la enfermedad suprarrenal que les aqueja.

A la vez, las bases de datos nacionales relacionadas con este tipo de cirugías solo incluyen “datos limitados” sobre la situación socioeconómica del paciente, como su ambiente comunitario o sus ingresos, información que podría ayudar a mejorar el tratamiento ofrecido a los pacientes de minorías.

Como resultado, los pacientes latinos a quienes se les extraen las glándulas suprarrenales tienen el doble de probabilidades que los blancos de sufrir complicaciones después de la operación.

Además, tienen 20 % más probabilidades de ser atendidos por un cirujano con poca experiencia (con solo una operación al año), corren un riesgo más alto de que las glándulas no sean extraídas totalmente, y pasan más tiempo de recuperación en el hospital que los blancos (casi cuatro días contra un día y medio.)

Fingeret llegó a esa conclusión luego de analizar 1.141 operaciones de glándulas suprarrenales entre 2014 y 2018.

Un estudio anterior (2019), a cargo de la doctora Sarah Samreen de la Rama Médica de la Universidad de Texas (UTMB), había determinado que solo 7 % de los pacientes atendidos por un cirujano robot eran hispanos.

“Identificar disparidades en cuidados de salud es el primer paso para reducir los cuidados médicos dispares para pacientes de minorías”, dice Fingeret en su reporte.

“Los endocrinólogos y cirujanos renales deben tener en mente nuestros hallazgos al evaluar a sus pacientes”, continúa Fingeret, subrayando que los médicos, al tomar una decisión, deben tener en cuenta la experiencia del cirujano y la necesidad de cuidados médicos de calidad, y no solamente el hecho que el paciente pertenece a un grupo minoritario.

Según la autora y sus colaboradores, el mismo problema de disparidad racial fue detectado anteriormente en casos de cáncer (colorrectal, de seno), cirugía del corazón y cirugía ortopédica, y otros procedimientos, demostrando que existe una “tendencia común” en desigualdades en salud.

La versión científica se publicó en el número de agosto pasado de la revista especializada Journal of the Endocrine Society.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here