Devoción a Suyapa inyecta esperanza a Honduras

0
1866

Tegucigalpa – En medio de la espera del primer lote de vacunas anticovid, la devoción a la Virgen de Suyapa inyecta una dosis de esperanza a los feligreses de la Iglesia Católica en Honduras. La Madre de Dios se presentó en este país hace 274 años bajo la advocación de “Nuestra Señora de la Concepción de Suyapa”.

– “Te rogamos querida madre por los muchos médicos, enfermeros y enfermeras y demás personal que les asisten en la dura misión de lucha contra la COVID-19, porque ellos en la tierra no se cansan de hacer el bien”, clamó el representante del papa Francisco en Honduras.

– Honduras aguarda para la segunda quincena de febrero la llegada del primer lote de vacunas anticovid con el que se pretende inmunizar al 20 por ciento de la población.

Honduras vive este miércoles un día de alegría al conmemorar el 274 hallazgo de la imagen de la Virgen de Suyapa. Una alborada, juegos pirotécnicos y los tradicionales cañonazos fueron el preludio de los festejos que alcanzan su ápice este día con la celebración de la Misa Solemne en honor a la “Patrona de Honduras”.

En años pasados casi dos millones de peregrinos se han acercado a la Basílica Menor Nuestra Señora de Suyapa, cifra que ahora se traslada a audiencias virtuales. La pandemia provocada por el virus del SARS-CoV-2 que provoca la enfermedad de la COVID-19 orilló a los festejos virtuales como medida preventiva.

Sin embargo, los actos de fe, tradición y devoción no han cesado y han tenido lugar en las parroquias, capillas y casas de los feligreses.

Foto cortesía Suyapa Medios.

Homilía

El encargado de celebrar la Misa Solemne en honor a la Virgen de Suyapa fue el Nuncio Apostólico en Honduras, monseñor Gábor Pintér, quien en conjunto con unos 60 sacerdotes concelebrantes enviaron un mensaje de esperanza en medio de la pandemia en Honduras.

“Gracias a los medios de comunicación porque hoy nos podemos acercar a los enfermos y tristes, a los que la están pasando mal, a los que están fuera del país, para ellos nuestro consuelo y oración”, enfatizó Pintér en su saludo inicial.

Durante la homilía reflexionó sobre el pasaje bíblico en que la Virgen María intercede en Caná de Galilea, por la falta de vino en una boda, y Jesús sede ante la petición de su madre y convirtió el agua de las tinajas en vino. “El centro de este pasaje está ocupado por Cristo pero junto a él esta María intercediendo y ella dice hagan lo que él les diga”, caviló.

Seguidamente exhortó a iniciar este año de la mano de María, ella será quien nos guíe hacia el salvador Jesucristo, dijo.

“Honduras no puede decir que no tiene vino, ha recibido de manos de María que es Jesucristo el vino nuevo y mejor”, exteriorizó el representante del papa Francisco en Honduras.

A Honduras no le hace falta el vino del que habla el relato, “todos hemos recibido a manos llenas la salvación”, desde el Viernes Santos con la crucifixión y el domingo con la resurrección.

Por lo anterior se debe rechazar todo lo contrario al evangelio, el odio y las ideologías de los hombres y debemos fomentar la caridad, la fe en obras y el respeto a los despreciados, apuntó.

Finalmente pidió a los hondureños pedir la intersección de la Madre de Dios a través de la advocación de la Virgen de Suyapa. “Hagan lo que él les diga, en las acciones de nuestros gobernantes, de la clase política y de los candidatos a las próximas elecciones”, zanjó.

Pequeña y milagrosa

Nuestra Señora de Suyapa mide apenas seis centímetros y medio; obra muy antigua posiblemente trabajada con devoción por algún artista aficionado y hasta el momento son incontables las obras de intersección que se le atribuyen. En su mirada angelical se refleja la nobleza de la raza indígena. Es morena, de rostro ovalado, mejillas redondeadas, y su lacia cabellera le llega hasta los hombros.

La diminuta imagen de Nuestra Señora de la Concepción de Suyapa fue hallada un sábado del mes de febrero, por Alejandro Colindres, un joven y humilde labrador y por un niño de ocho años llamado Jorge Martínez, quienes regresaban a la aldea de Suyapa, cansados de trabajar todo el día en la cosecha del maíz.

Ya llevaban la mitad de la jornada cuando les anocheció. Habían llegado a la quebrada del Piligüin un buen lugar para pernoctar. Allí se acostaron en el duro suelo. Enseguida Alejandro sintió que un objeto, al parecer una piedra, le impedía acomodar la espalda. A oscuras lo tomó del suelo y lo arrojó lejos.

Curiosamente al recostarse nuevamente sintió aquella molestia en el mismo lugar y esta vez no lo tiró sino que, intrigado por lo acontecido, lo guardó en su mochila. A la luz del amanecer descubrió sorprendido que el misterioso objeto era una pequeña imagen de Nuestra Señora de Suyapa, tallada en madera de cedro.

En el año 1925, el papa Pío XII declaró a Nuestra Señora de Suyapa, Patrona de la República de Honduras, y se escogió el 3 de febrero como el día de la celebración patronal, con misa y oficio propios.

Devoción y tradición

Pese a que la Basílica Menor Nuestra Señora de Suyapa se encuentra cerrada para evitar más contagios de la COVID-19, una familia devota realizó una caminata tal y como lo ha realizado desde hace 20 años para pedir a la Virgen por Honduras.

La familia reside en la colonia José Arturo Duarte y desde tempranas horas de esta mañana inició su caminata tal y como lo hace desde hace dos décadas, sin importar las bajas temperaturas.

Uno de los integrantes de la familia explicó que la caminata la realizan por tradición ya que sus abuelos les dejaron el legado a sus padres y ellos ahora continúan con esa tradición.

“Sabemos que la Basílica está cerrada, pero no nuestra fe, con la caminata nosotros pedimos que venga pronto una vacuna para Honduras, que mejore la economía y que haya fuentes de trabajo, que cese la violencia”, manifestó.

Al igual que esta familia otros peregrinos han llegado a las afueras del templo que permanecerá cerrado hasta el próximo viernes 05 de febrero.

Honduras aguarda llegada de vacuna

El gobierno de Honduras anunció el pasado 30 de enero que para la segunda quincena de febrero el mecanismo Covax/GAVI le entregará hasta 800 mil dosis de la vacuna anticovid.

“¡BUENAS NOTICIAS HONDURAS! COVAX/GAVI nos informó que las  primeras dosis de vacunas contra COVID-19 (hasta 800 mil) llegarán al país en segunda quincena de este Febrero. De igual forma seguimos trabajando para vacunar a nuestra gente. Ya está activado el plan nacional de vacunación”, publicó el presidente Hernández en sus redes sociales.

Cabe señalar que las vacunas que entregará el mecanismo Covax a Honduras son para la vacunación de un 20 % de la población, en tiempos segmentados.

El gobierno anunció previamente que los primeros beneficiados de las vacunas será el personal del sistema sanitario que está en la primera línea de riesgo del combate ante la COVID-19.

En medio de esta espera, la devoción a la Virgen de Suyapa inyecta una dosis de esperanza a los hondureños que además de la pandemia sufrieron el impacto de las tormentas tropicales Eta e Iota que afectó a más de cuatro millones de personas en el país centroamericano.

Lectura del día

A continuación Departamento 19 reproduce la lectura de la Misa Solemne en honor a la Virgen de Suyapa tomada del santo Evangelio según San Juan 2, 1-11:

En aquel tiempo, hubo una boda en Caná de Galilea, a la cual asistió la madre de Jesús. Éste y sus discípulos también fueron invitados. Como llegara a faltar el vino, María le dijo a Jesús: “Ya no tienen vino”. Jesús le contestó: “Mujer, ¿qué podemos hacer tú y yo? Todavía no llega mi hora”. Pero ella dijo a los que servían: “Hagan lo que él les diga”.

Había allí seis tinajas de piedra, de unos cien litros cada una, que servían para las purificaciones de los judíos. Jesús dijo a los que servían: “Llenen de agua esas tinajas”. Y las llenaron hasta el borde. Entonces les dijo: “Saquen ahora un poco y llévenselo al encargado de la fiesta”. Así lo hicieron, y en cuanto el encargado de la fiesta probó el agua convertida en vino, sin saber su procedencia, porque sólo los sirvientes la sabían, llamó al esposo y le dijo: “Todo el mundo sirve primero el vino mejor, y cuando los invitados ya han bebido bastante, se sirve el corriente. Tú, en cambio, has guardado el vino mejor hasta ahora”.

Esto que hizo Jesús en Caná de Galilea fue el primero de sus signos. Así manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en él.