Diez hechos de impacto en una década «muy latina» en EEUU

0
273
Combo de tres fotografías de archivo donde aparecen Alexandria Ocasio-Cortez (i), quién se convirtió en la mujer más joven en llegar al Congreso, y Verónica Escobar (d arriba) y Sylvia García (d abajo), quienes fueron las primeras hispanas que llegan a Washington representando dos distritos de Texas. EFE/Archivo

Los Ángeles – Los hispanos en Estados Unidos culminan la segunda década del siglo XXI como la minoría más importante de la nación conquistando cada vez más espacios en lugares que antes estaban restringidos o cargados de estereotipos, aunque han pasado por momentos delicados desde 2010.

Aunque la brecha salarial sigue afectando a los latinos, en estos diez años la comunidad logró avances en la economía, la política, la cultura, y la lucha por los derechos de los indocumentados:

LA MÁS JOVEN EN EL CONGRESO

Las elecciones del 2018 dejaron grandes frutos para las hispanas como Alexandria Ocasio-Cortez, quién se convirtió en la mujer más joven en llegar al Congreso, y proyectó su nombre a nivel mundial.

Otro caso es el de Verónica Escobar y Sylvia García, quienes fueron las primeras hispanas que llegan a Washington representando dos distritos de Texas.

Ellas ayudaron a que el número de congresistas federales de origen latino ascendiera a 42 en este 2019, la cifra más alta en la historia del país.

Los latinos también lograron alcanzar escaños importantes en la política como Xavier Becerra, elegido como el primer fiscal latino de California.

TRES LATINOS EN EL CAMINO A LA PRESIDENCIA

Ese mayor protagonismo quedó reflejado en la principal contienda política del país, la carrera por la Presidencia.

En 2015 los nombres de dos latinos estuvieron entre la lista de serios aspirantes a la candidatura republicana a la Casa Blanca. El primero en dar un paso adelante fue el senador por Texas Ted Cruz, seguido por el senador por Florida Marco Rubio, aunque ambos fueron derrotados en las primarias por el presidente Donald Trump.

Este año la representación latina está en el partido azul, en el que el exsecretario de Vivienda y Desarrollo Urbano Julián Castro es el único hispano entre la lista de aspirantes para la candidatura demócrata del 2020.

EMPRENDEDORES

En esta década los latinos reivindicaron sus aportes a la economía y la fuerza laboral, situándose entre los más emprendedores, y su poder adquisitivo no deja de aumentar, a mayor ritmo que el de otros grupos.

Un reciente estudio de Latino Donor Collaborative encontró que los latinos estadounidenses representan el 13 % del producto interno bruto (PIB) total del país, que por si solo está por delante de India, Brasil y Canadá.

UN FUTURO LATINO

Los latinos se muestran como el futuro del país, la edad media de la comunidad es de 29 años, seis menos que el resto de EEUU, y un tercio de los hispanos del país tienen menos de 18 años.

En el país viven actualmente más de 60 millones de hispanos, alrededor de un 18 % de la población, una proporción que se estima que para 2025 crezca hasta el 25 %.

«SOÑADORES», EL TESORO DE LOS LATINOS

Los inmigrantes latinos sacaron su mejor cara en esta década con los «soñadores», que desde el 2012 pueden disfrutar del amparo migratorio Acción Diferida (DACA), creado por la Administración del entonces presidente, Barack Obama, para otorgarles un permiso temporal de residencia y trabajo.

Desde entonces, cerca de 800.000 «dreamers» salieron de las sombras y han avanzado en una sociedad que consideran como propia desde que llegaron al país siendo unos niños.

A pesar de los beneficios económicos de DACA, en septiembre del 2017, el Gobierno Trump puso fin al programa originando un pulso con los «soñadores» que llegó hasta el Tribunal Supremo.

Las protestas hicieron que los jóvenes ganaran gran visibilidad, y algunos consiguieron alcanzar nombramientos que ningún indocumentado había logrado antes.

EL «ME TOO» LATINO

En 2017 el movimiento Me Too reveló al mundo la magnitud del problema del acoso y la agresión sexual. Las denuncias de las latinas fueron decisivas a la hora de mostrar que este delito era más común de lo que se pensaba en los lugares de trabajo.

La Alianza Nacional de Campesinas y las trabajadoras de hoteles se unieron al movimiento. La jornalera Isabel Pascual fue incluida en la portada de la revista Time, que en 2017 puso a 5 mujeres como el personaje del año.

VÍCTIMAS DEL RACISMO

Esta década también estuvo marcada por numerosos ataques de odio contra los latinos y el idioma español. El hecho más grave se presentó el pasado 3 de agosto, cuando Patrick Crusius provocó un tiroteo en un Walmart de El Paso, Texas, que dejó 22 personas muertas y 24 heridas, la mayoría de ellos hispanos.

El sospechoso supuestamente confesó a la Policía cuando fue detenido que su objetivo era matar «mexicanos».

MUROS QUE DIVIDEN

En esta década que está por terminar, los latinos indocumentados vieron cómo sus opositores construyeron muros virtuales y de cemento a través de la nación.

En 2010, la SB1070, conocida como la ley «muestra tus papeles» fue aprobada en Arizona.

Aunque nunca se implementó en su totalidad la iniciativa marcó el comienzo de una guerra contra los migrantes sin documentos.

Las fuerzas antiinmigrantes lograron detener en 2015 la implementación del programa DAPA, una orden ejecutiva de Obama que pretendía legalizar temporalmente a los indocumentados con hijos nacidos en Estados Unidos.

Y Trump ha tratado de cumplir su promesa de campaña de construir un muro lo largo de la frontera con México de más de 2.000 millas, y hacer cada vez más complicado el acceso al asilo y beneficios públicos para los inmigrantes.

PODEROSOS ALIADOS

A pesar de los ataques, los inmigrantes lograron en estos diez años numerosos aliados. Quince estados aprobaron licencias de conducir para esta comunidad, el último de los cuales este mismo es de diciembre en Nueva Jersey.

Y un gran número de ciudades, condados y estados se declararon «santuario» de inmigrantes con la idea de protegerlos de la deportación.

LOS LATINOS ROMPEN BARRERAS «DESPACITO»

Los latinos ganaron un gran espacio en el espectáculo en esta década. La muestra más notable es el fenómeno musical de «Despacito», el éxito de directores mexicanos en la gala de los Óscar y la cada vez mayor presencia de actores y actrices latinos en series de televisión de éxito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here